Diario y Radio Uchile

Año X, 20 de enero de 2018

Escritorio
Mariana Zegers

DDHH: la trilogía de los cuervos

Mariana Zegers | Viernes 15 de diciembre 2017 8:39 hrs.

La investigación periodística en derechos humanos ha sido un aporte al esclarecimiento de la verdad y también ha impulsado el actuar de la justicia en nuestro país. Así, no sólo se ha investigado respecto de los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la dictadura cívico-militar, sino también respecto de casos de corrupción y violación de derechos humanos a nivel institucional en tiempos de democracia.

Hoy nos referiremos a las investigaciones sobre violaciones a los derechos humanos en dictadura, en particular a la profusa investigación del periodista Javier Rebolledo, plasmada en su trilogía de los cuervos: La danza de los cuervos, El despertar de los cuervos y el último título, que vincula a cómplices civiles con los organismos represores del Estado en dictadura, A la sombra de los cuervos.

El primer libro de esta saga aborda la historia de uno de los grandes secretos de la dictadura: el desconocido cuartel Simón Bolívar, centro de exterminio a cargo de la Brigada Lautaro, al que nadie sobrevivió. A través de la identidad de Jorgelino Vergara, el “mocito” de la DINA, hombre que de joven desempeñó labores de guardia y sirviente en el cuartel Simón Bolívar, se nos revela la historia de este cuartel; que hasta 2007, cuando Jorgelino declaró ante la justicia, era solo una leyenda. En la lectura de este texto aparecen personajes siniestros, como el Doctor Pinchetti, también conocido como Doctor Tormento. El libro se basa en testimonios de los propios agentes y varios años de conversaciones con Jorgelino Vergara. Cabe recordar que previo al libro se realizó el documental El Mocito, dirigido por Marcela Said y Jean de Certeau y donde Javier Rebolledo se desempeñó como asistente de dirección e investigador.

El segundo título de esta trilogía, El despertar de los cuervos, se centra en la investigación de Tejas Verdes; regimiento que funcionó como un centro de experimentación de los métodos represivos de la dictadura y donde se creó la DINA, bajo el mando de Manuel Contreras. Una escuela de agentes y torturadores, varios previamente formados en la Escuela de las Américas, donde los detenidos eran usados como conejillos de indias. Una muestra de la brutalidad humana, llevada a cabo con la participación de médicos, técnicos y políticos hasta hace poco en ejercicio; como Cristián Labbé y Rosauro Martínez. Una historia contada desde el interior, a través de durísimos testimonios de sobrevivientes, junto a confesiones de victimarios. Indagación que no elude nombres, chapas y grados de los uniformados, profesionales y cómplices implicados (Fuente Editorial Ceibo).

El último título de la trilogía de los cuervos, A la sombra de los cuervos, relata la implicación de civiles en crímenes de lesa humanidad, a partir de la investigación en torno al rol en dictadura de miembros de los clanes Matte y Kast,  familias que hasta el día hoy detentan gran poder económico y  político en el país. El periodista identificó e investigó a estos empresarios “que colaboraron con los organismos represivos y que acrecentaron su fortuna gracias al régimen militar” (Fuente A la sombra de los cuervos, Ciper).

Respecto de los Matte, “el lector encontrará un documentado relato sobre cómo Eliodoro Matte Larraín colaboró en la privatización de empresas del Estado y los beneficios que obtuvo a través de un decreto ley que catapultó con dinero público el imperio forestal de su familia” (Fuente A la sombra de los cuervos, Ciper). Pero no solo ello: en septiembre de 1973, diecinueve trabajadores de Laja y San Rosendo fueron detenidos por carabineros y eventualmente trasladados en camiones de Forestal Mininco, de la Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones (CMPC) controlada por los Matte, y asesinados en un fundo explotado por la Forestal. Estas personas estuvieron desaparecidas hasta 1979. Se afirma que algunos de estos trabajadores fueron señalados a la policía por una autoridad de la Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones (CMPC) (Fuente Editorial Ceibo).

En cuanto a los Kast, el ex oficial nazi, Michael Kast, colaboró con los comandos de exterminio, facilitando alimentos y transporte. A su vez, su hijo Miguel Kast, hombre connotado de la derecha perteneciente al grupo de los Chicago Boys y quien fuera presidente del Banco Central y ministro de Estado en dictadura, colaboró en el comando económico de la DINA y dirigió muchas de las reformas económicas que aún se encuentran vigentes en Chile (Fuente Editorial Ceibo).

Este libro, que da cuenta de manera contundente la implicación de grupos económicos vinculados con la DINA y servicios de inteligencia de la dictadura, se basa en antecedentes que están en tribunales, en aquellos de las propias memorias empresariales o en dichos de personas involucradas. Tal como afirma su autor, esta investigación es una forma de “ponerle el cascabel al gato”. Ya habiendo convenido que las violaciones a los derechos humanos fueron reales y horrorosas, es importante saber que “detrás de ello existió un interés económico de los grupos que controlaban el país, que a costa de las violaciones a los derechos humanos lo transformaron de raíz”. Cambios que se mantienen vigentes, como el sistema de Isapres y AFP, entre otros (Entrevista a Javier Rebolledo en Radio Cooperativa). Estas “políticas refundacionales” de la dictadura, de las cuales varias incurren en vulneraciones de derechos fundamentales, no pueden ser disociadas del contexto de terrorismo de Estado en el que se gestan. “El supuesto milagro económico y la violación de los derechos humanos no se pueden separar”, señala Javier Rebolledo (Fuente The Clinic).