Diario y Radio U Chile

Año X, 22 de julio de 2018

Escritorio

Diputados de Chile Vamos plantean reducción de impuestos a empresas en futuro gobierno

Parlamentarios de Chile Vamos han expresado su intención de que Sebastián Piñera se aboque, una vez que asuma el gobierno, a la tarea de modificar el sistema tributario actualmente en régimen, y que se incluya también una rebaja de impuestos a las empresas como medida de facilitar la inversión.

Gonzalo Castillo

  Sábado 30 de diciembre 2017 9:18 hrs. 
29/07/04  TOMAS GENERALES DEL BANCO ESTADO INTERIOR ,GENTE FILAS ETC. BANCO ESTADO

Si bien no es una medida que, hasta ahora, haya sido planteada desde el equipo que proyecta las primeras iniciativas de gobierno de Sebastián Piñera, parlamentarios de Chile Vamos han puesto el acento en la necesidad de llevar a cabo una modificación sustantiva al sistema tributario, sin descartar una rebaja de impuestos a las empresas y personas, medida clásica del liberalismo para propiciar mayor inversión en la economía.

Cristián Monckeberg, diputado y presidente de RN señaló que como Gobierno, desde el 11 de marzo de 2018 tienen un “mandato original” que es avanzar en crecimiento y dinamismo de la economía, áreas en las que el tema tributario una importante relevancia, razón por la cual se haría imperativo disponer de un régimen impositivo claro.

Monckeberg fue enfático en señalar que el electo presidente Sebastián Piñera aún no se ha pronunciado si es que habrá una rebaja o no de los impuestos, tanto para las personas como para las empresas, pero sí se va a acometer una simplificación del esquema tributario aprobado en 2014.

“Lo primero, y lo urgente, es simplificar el sistema tributario porque la actual reforma que hicimos, no ha sido lo suficientemente clara y están todos enredados. Tenemos que simplificar el sistema tributario para que haya un sólo sistema tributario, donde haya claridad, donde la gente tenga las reglas claras en esa materia. Y después, en una segunda etapa, veremos cómo avanzamos en reducción de impuestos: yo soy favorable a que los impuestos bajen si es que hay espacio para ello, mientras no se afecten las políticas sociales”.

El presidente de RN sostuvo no tener complejos frente a una eventual reducción de los impuestos, porque “los impuestos altos no es sinónimo de que vamos a tener mucha plata para llevar adelante políticas públicas que nos beneficien a todos los chilenos”.

De la misma opinión es el diputado de la UDI Arturo Squella para quien, una de las condiciones ineludibles para llevar a cabo los planteamientos de crecimiento económico propuesto por Sebastián Piñera, es el perfeccionamiento del sistema tributario el cual, a su juicio, es engorroso y muy difícil de entender.

Incluso Squella es de la idea de cristalizar una rebaja de los tributos como forma de incentivar la inversión empresarial, tanto doméstica como extranjera, en el país.

“Una de las prioridades para poder llegar al nivel de crecimiento que ha propuesto el programa del Presidente Piñera, es precisamente mejorar y perfeccionar el sistema tributario en sí. Recordemos que se hizo, hace algunos años por parte de la Presidenta Bachelet y su equipo una reforma que dejó nuestro sistema tributario muy engorroso, muy difícil de entender, muy complejo, que no necesariamente logró el objetivo de mayor recaudación y creo que le haría bien al país no sólo una simplificación, sino que también una rebaja para poder inyectar o incentivar las inversiones en el país”.

El economista y académico de la Universidad de Santiago (USACh) Víctor Salas, recordó que desde 2014 conviven dos tipos de regímenes tributarios, el primero es el sistema semi-integrado, y el segundo es el integrado, al cual pretende volver Piñera.

En el semi-integrado está planeado que las empresas un 25,5 por ciento de impuestos este año, mientras que en el próximo esta tasa aumentará a un 27 por ciento, de acuerdo a la ley, contemplando además que los socios propietarios de las empresas puedan descontar como crédito de sus propios impuestos personales hasta el 65 por ciento. “El sistema no permite descontar a las personas todos los impuestos que pagan por los beneficios que obtienen las empresas que poseen”, sostuvo

Para Salas, el planteamiento de fondo que estaría haciendo el futuro presidente, es que en 2018 las empresas no lleguen a pagar el 27 por ciento presupuestado, sino que se rebaje a un 25 por ciento, que es el promedio de la OCDE, “y permitirle a las personas que descuenten los impuestos que se pagan por empresa”.

“Lo que se está planteando por Piñera, y ese seguramente es parte de toda una discusión, no va a ser fácil, es volver a un sistema integrado donde el cien por ciento de los impuestos pagados por las empresas en primera categoría, sea posible de descontar por las personas en segunda y en global complementario. El tema es para nuestro nuevo presidente, va a ser volver a tener y sus opciones son que las empresas paguen un 25 por ciento promedio de impuesto en primera categoría, que es el promedio de la OCDE”.

El académico de la USACh plantea que el equipo económico de Piñera proyecta que esta reducción implícita de los impuestos sea transferida a consumo e inversión lo que compensaría, de esta manera, la disminución de la recaudación fiscal, claro que es una fórmula que está por verse, primero si se consigue aprobar por el nuevo Congreso, y segundo si logrará los resultados previstos en el papel.