Diario y Radio Uchile

Año X, 19 de enero de 2018

Escritorio

Abogada de hermanos Catrilaf acusa persecución por nuevo juicio en caso Luchsinger-Mackay

Pese a que en octubre los once imputados quedaran absueltos, en febrero se iniciará un nuevo juicio donde se presentarán nuevamente las pruebas contra los acusados.

Diario Uchile

  Miércoles 3 de enero 2018 19:42 hrs.
 
catrilaf

A cinco años del crimen del matrimonio Luchsinger-Mackay, aún continúa la discusión en tribunales. En octubre, tras concluir la presentación de las pruebas de descargo de 10 de las 11 defensas de los acusados y tras 35 jornadas de juicio oral, los imputados fueron absueltos.

Sin embargo, la Corte de Apelaciones de Temuco, anuló la sentencia dictada por el Tribunal Oral en lo Penal de Temuco argumentando que la resolución judicial “no cumplió con la exigencia de fundabilidad, en su expresión de razón suficiente y no contradicción, y, por ende, llegó a una conclusión -absolutoria en este caso- que vulneró en múltiples y determinantes ocasiones la ley formal del pensamiento, la de derivación, al no respetarse los principios lógicos mencionados, ya que se arribó a dicha conclusión a partir de múltiples inferencias insuficientes y contradictorias en sus contenidos”.

Por esto es que se fijó para el lunes 26 de febrero a las 9 de la mañana un nuevo juicio, en el que la defensa de los acusados se enfrentará nuevamente al Ministerio Público por el delito de incendio con resultado de muerte en carácter de terrorista.

La abogada de los hermanos Catrilaf, Manuela Royo, aseguró que la parte querellante pidió prisión preventiva para nueve de los once acusados, apuntando a que lo ocurrido con el caso Luchsinger-Mackay se trataría de una persecución. En conversación con radio Universidad de Chile manifestó que “creemos que aquí, lamentablemente sigue manteniéndose el sesgo y la persecución de personas que son inocentes. Creemos que debe respetarse al menos la decisión del tribunal de dejarlos en libertad y, en ese sentido, en las audiencias correspondientes vamos a defender la libertad de nuestros representados”.

Según lo indicado por la Fiscalía, el juicio incluirá la presentación de las mismas pruebas que se rindieron anteriormente pero considerando posibles incidencias que podrían surgir. Al respecto, la abogada agregó que el juicio se ha debido alargar por razones de carácter político, pues “si bien son cosas que jurídicamente pueden ser plausibles, lo cierto es que ha llevado el sistema jurídico al extremo al seguir solicitando medidas cautelares y al  intentar, nuevamente, la privación de libertad de personas que ya estuvieron año y medio en prisión y que fueron absueltas; entonces, esto parece desproporcionado por parte de la Fiscalía”

La nueva revisión de la causa Luchsinger-Mackay  contará con tres nuevos jueces y se extenderá hasta el 20 de abril, siendo 39 las audiencias programadas, cuatro más que la vez anterior. Por su parte, los querellantes no han descartado una posible petición de medidas cautelares contra los imputados.

A cinco años del crimen del matrimonio Luchsinger-Mackay, aún continúa la discusión en tribunales. En octubre, tras concluir la presentación de las pruebas de descargo de 10 de las 11 defensas de los acusados y tras 35 jornadas de juicio oral, los imputados fueron absueltos.

Sin embargo, la Corte de Apelaciones de Temuco, anuló la sentencia dictada por el Tribunal Oral en lo Penal de Temuco argumentando que la resolución judicial “no cumplió con la exigencia de fundabilidad, en su expresión de razón suficiente y no contradicción, y, por ende, llegó a una conclusión -absolutoria en este caso- que vulneró en múltiples y determinantes ocasiones la ley formal del pensamiento, la de derivación, al no respetarse los principios lógicos mencionados, ya que se arribó a dicha conclusión a partir de múltiples inferencias insuficientes y contradictorias en sus contenidos”.

Por esto es que se fijó para el lunes 26 de febrero a las 9 de la mañana un nuevo juicio, en el que la defensa de los acusados se enfrentará nuevamente al Ministerio Público por el delito de incendio con resultado de muerte en carácter de terrorista.

La abogada de los hermanos Catrilaf, Manuela Royo, aseguró que la parte querellante pidió prisión preventiva para nueve de los once acusados, apuntando a que lo ocurrido con el caso Luchsinger-Mackay se trataría de una persecución. En conversación con radio Universidad de Chile manifestó que “creemos que aquí, lamentablemente sigue manteniéndose el sesgo y la persecución de personas que son inocentes. Creemos que debe respetarse al menos la decisión del tribunal de dejarlos en libertad y, en ese sentido, en las audiencias correspondientes vamos a defender la libertad de nuestros representados”.

Según lo indicado por la Fiscalía, el juicio incluirá la presentación de las mismas pruebas que se rindieron anteriormente pero considerando posibles incidencias que podrían surgir. Al respecto, la abogada agregó que el juicio se ha debido alargar por razones de carácter político, pues “si bien son cosas que jurídicamente pueden ser plausibles, lo cierto es que ha llevado el sistema jurídico al extremo al seguir solicitando medidas cautelares y al  intentar, nuevamente, la privación de libertad de personas que ya estuvieron año y medio en prisión y que fueron absueltas; entonces, esto parece desproporcionado por parte de la Fiscalía”

La nueva revisión de la causa Luchsinger-Mackay  contará con tres nuevos jueces y se extenderá hasta el 20 de abril, siendo 39 las audiencias programadas, cuatro más que la vez anterior. Por su parte, los querellantes no han descartado una posible petición de medidas cautelares contra los imputados.