Diario y Radio U Chile

Año X, 25 de septiembre de 2018

Escritorio

Anne Barrett-Doyle sobre obispo Barros: “Debería salir, pero no tenemos esperanza de que eso ocurra”

La representante de Bishop Accountability, organización estadounidense que recopila información en todo el mundo respecto de miembros de la Iglesia Católica acusados de abuso sexual o violación de menores, presentó un listado con 79 nombres del credo en nuestro país vinculados a estos casos. Todo en medio de la visita del Papa Francisco, de quien esperan alguna acción concreta más que palabras.

Maximiliano Alarcón

  Miércoles 10 de enero 2018 19:03 hrs. 
anne bishop

Durante este miércoles, en medio de la inminente visita del Papa Francisco a nuestro país, la sede de la Fundación para la Confianza sirvió de espacio para que Anne Barrett-Doyle entregara de manera pública los antecedentes que recopilaron con la organización Bishop Accountability respecto de los sacerdotes o miembros de la Iglesia Católica chilena que han sido acusados alguna vez por abusos sexuales o violaciones en contra de menores de edad.

La lista que se encuentra publicada en el sitio www.bishop-accountability.org consigna a 79 casos nacionales, pero según Barret-Doyle, representante de la organización, es posible que aún existan muchos casos ocultos.

Por lo mismo como organización consideran importante dar a conocer la información recopilada en medio de la visita de la máxima autoridad de la Iglesia Católica en el mundo, puesto que el sumo pontífice debe dar respuestas inconclusas para las víctimas, como por ejemplo, la actitud de las autoridades locales del credo.

 Ustedes esperan alguna respuesta del Papa Francisco ¿Cuál sería la reacción ideal del sacerdote?

Pienso que el Papa puede decir algo apropiado y estratégico respecto del trato de la iglesia a estos casos. Pero él dice lo correcto, sólo que no hace lo correcto.

¿Chile es un caso especial en el mundo por permitir que un sacerdote acusado de encubrir delitos cumpla un cargo importante, como es el caso del obispo Juan Barros en Osorno?

El caso de Barros es excepcional y curioso porque pone a prueba al Papa. Ha causado tanta conmoción que cuesta entender por qué aún sigue en el cargo.

¿Las medidas del Vaticano para prevenir el abuso son suficientes?

No. El Vaticano no tiene una política de cero tolerancia a los abusos. Pero no sólo eso, sino que promueve a esas personas, como lo que está ocurriendo acá en Chile.

En esa línea se esperaría que el Papa Francisco solicitara la salida del obispo Barros.

Es lo que debería hacer, debería salir, pero no tenemos ninguna esperanza de que eso ocurra.

El encubrimiento es otro de los problemas más graves junto con los casos de abuso o violación. En su experiencia en otros países ¿Qué medidas puede tomar la sociedad civil, el periodismo u otras instituciones para hacer frente al encubrimiento?

Dentro de la iglesia tiene que haber una ley para que cualquier obispo o cualquier persona que sepa de estos abusos deba denunciarlos. Pero la verdadera respuesta viene desde fuera de la iglesia, desde organizaciones laicas, desde los fiscales que puedan involucrarse en este tema y resolverlo. Cuando un obispo chileno pase un día en la cárcel vas a ver cambios en la iglesia chilena.

Es difícil esperar cambios de ese tipo en Chile, que pese a ser un país laico, invierte gran cantidad de recursos en la visita del papa, además de ser la iglesia un actor importante en la política.

Estoy de acuerdo. Invertir tanto tiempo y recursos y no tomar acciones concretas para el bien de la iglesia parece un desperdicio de tiempo.

¿Tienen la esperanza de que el Papa Francisco realice algún gesto hacia las víctimas en Chile?

En las reuniones con las víctimas, que pueden o no ocurrir, lo realmente relevante es que después de esto ocurra realmente un cambio, en ocasiones anteriores no ha pasado.

Cuando el encubrimiento es algo sistemático las autoridades de cada país deben responder por qué hay casos que han sido ocultados. En el caso chileno ¿Cuáles creen ustedes son las responsabilidades del monseñor Ricardo Ezzati?

Algo útil que podría hacer el cardenal Ezzati sería entregar los datos de todos los sacerdotes acusados en distintos casos, de qué están acusados y dónde están trabajando hoy. Eso sería un gesto poderoso de parte de Ezzati. La Iglesia Católica entregó una lista en 2014, que luego sacó de su sitio web en 2016, pero sólo aparecían 30 acusados.

Ustedes son una organización relevante ¿Cuál es la actitud del Vaticano con ustedes? ¿Hay presiones para que dejen de investigar y denunciar?

La verdad no, porque nos movemos en una sociedad libre por fuera de la iglesia. Pero sí puedo decirte que cuando se realizaba el cónclave que eligió al actual papa, nuestro sitio no era accesible en la ciudad del Vaticano.