Diario y Radio U Chile

Año X, 22 de octubre de 2018

Escritorio

Rechazan tronaduras en Isla Riesco, un golpe para Angelini y Von Appen

Mina Invierno, propiedad de ambos grupos económicos, tenía la voluntad de agregar estas explosiones a la faena de extracción. El rechazo fue celebrado por dirigentes de la sociedad civil, quienes hicieron énfasis en frenar el trabajo con carbón para así sumarse a los países que lo erradicarán por completo.

Nicolás Massai D.

  Miércoles 10 de enero 2018 17:30 hrs. 
Activistas de Greenpeace despliegan un banner en la cinta transportadora de carbón de la Mina Invierno ubicada en Isla Riesco, Región de Magallanes. La acción, se enmarca dentro de las actividades internacionales de Greenpeace contra los combustibles fósiles y la campaña "Salvemos los mares del fin del mundo", que busca proteger los mares de la Patagonia Chilena ante el avance de la salmonicultura.

La ciudadanía rodeaba el salón y en el centro, apostados en una mesa rectangular, se encontraban los miembros de la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región de Magallanes.

Los dirigentes fueron exponiendo una a una las razones por las que el proyecto de tronaduras, impulsado por Mina Invierno, traería más consecuencias adversas en el sector. Y en dos horas y media ya había veredicto: siete votos en contra y cinco a favor. Rechazado. La empresa propiedad del grupo Angelini y Von Appen no contará, por lo pronto, con la autorización para hacer explosiones semanales y así optimizar el proceso de extracción de carbón en Isla Riesco.

“Estamos muy contentos. Por fin se han elevado los temas técnicos y se ha tomado una decisión basada en los impactos que iban a generar las tronaduras en distintos componentes. Cada uno de los seremis pudo argumentar por qué éstas debían ser rechazadas”, dijo Ana Stipicic, vocera Alerta Isla Riesco, a pocos minutos de conocida esta decisión.

A favor del proyecto votaron el director del Servicio de Evaluación Ambiental de la región, los seremis de Minería, Economía, Vivienda y Energía; y por el otro lado, en contra de la iniciativa, estuvieron los seremis de Desarrollo Social, Transporte, Medio Ambiente, Agricultura, Obras Públicas y Salud, para finalizar con el intendente de Magallanes, Jorge Flies.

“No se ha podido descartar el impacto en la ganadería que cohabita con la Mina Invierno; tampoco el de la fauna por la generación de ruidos y los impactos por la destrucción de hallazgos arqueológicos y paleontológicos que están presentes en el rajo minero”, agregó Stipicic, respecto de la argumentación expuesta por las distintas entidades.

Proyectar a futuro

El hecho político de este miércoles ha sido antecedido por la tendencia que apunta al reemplazo de este elemento contaminante por nuevas formas de obtener energía. Así lo proyectó un acontecimiento internacional sucedido a mediados de diciembre de 2017, durante la cumbre One Planet en París, cuando se conformó la Alianza para la Salida del Carbón, que prospecta un compromiso de erradicación total para los países suscriptores hacia 2030.

El gobierno de Michelle Bachelet no adhirió a las más de treinta naciones que firmaron la alianza en aquella oportunidad, pero las señales han sido claras en términos de sustentabilidad; así lo demuestran episodios como el rechazo a Dominga o la prohibición de usar bolsas plásticas en comunas costeras.

Si bien Mina Invierno seguirá trabajando en Isla Riesco, no tendrán la autorización para usar esta herramienta de explosivos que, acorde a Ana Stipicic, tiene un fiel reflejo en los costos de cualquier faena minera.

Respecto al valor simbólico que tiene la decisión de la Comisión de Evaluación Ambiental, la dirigenta concluyó que “es importantísima para empezar a enmendar los rumbos que estamos teniendo respecto a la explotación de carbón en la Patagonia. Acuérdense que Mina Invierno es la primera, de cinco, que están proyectadas en Isla Riesco. Todas son de los titulares Angelini y Von Appen. La señal que se le tenía que dar a la industria del carbón era muy importante, y así ha sido”.