Diario y Radio U Chile

Escritorio

Kuczynski remodela el gabinete para recuperar gobernabilidad

El mandatario peruano nombró este martes un nuevo equipo de gobierno, fragilizado por las renuncias de dos ministros por el perdón que otorgó a Alberto Fujimori y tras sobrevivir a una moción de destitución en el Congreso en diciembre.

RFI

  Miércoles 10 de enero 2018 8:35 hrs. 
PERÚ

El presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski designó este martes un nuevo gabinete ministerial y llamó a recuperar la estabilidad del país dejando atrás la crisis desatada por el polémico indulto al ex gobernante Alberto Fujimori.

“Los últimos 30 días han sido probablemente inéditos en nuestra vida política. Hoy vivimos momentos de crispación, pero debemos apostar por el entendimiento para devolverle la estabilidad a nuestro país”, dijo Kuczynski, quien lucía sonriente y distendido al tomar juramento a los nueve nuevos integrantes de su gobierno, compuesto por 19 miembros.

Siete mujeres integran el nuevo ejecutivo, incluida la flamante canciller Cayetana Aljovín, quien ha acompañado a Kuczynski desde el inicio de su mandato hace un año y medio, primero como ministra de Inclusión Social y luego de Energía y Minas.

El mandatario pareció hacer un giño al APRA, el partido socialdemócrata del ex presidente Alan García (1995-1990 y 2006-2011), al nombrar a dos de sus militantes como ministros: Javier Barreda es el nuevo titular de Trabajo y Abel Salinas (hijo de un ex dirigente histórico aprista y candidato presidencial de ese partido) estará al frente de Salud.

Sin embargo, el APRA anunció en Twitter que expulsaba a ambos del partido por no haber consultado su ingreso al gobierno.

En Defensa fue nombrado Jorge Kisic, un general retirado de la Fuerza Aérea, mientras que en Cultura fue designado Alejandro Neyra, un escritor y diplomático de carrera.

Ninguno de los nuevos ministros está identificado con el fujimorismo, aunque se especulaba que podrían ingresar al gabinete seguidores del expresidente Fujimori (1990-2000).

“No participamos en gabinetes” 

Los problemas del actual mandatario peruano se desataron a mediados de diciembre, cuando la constructora brasileña Odebrecht reveló que pagó casi cinco millones de dólares a empresas ligadas a Kuczynski mientras era ministro del entonces presidente Alejandro Toledo (2001-2006).

Hasta entonces Kuczynski había negado todo lazo con la cuestionada empresa, que después de decidir cooperar con la justicia peruana confesó que había pagado 29 millones de dólares en sobornos en el país a lo largo de tres gobiernos.

El presidente sobrevivió a una moción de destitución en el Congreso el 21 de diciembre, al contar a última hora con las abstenciones de 10 legisladores fujimoristas encabezados por Kenji Fujimori, hijo menor del ex gobernante.

Tres días después, Kuczynski concedió el indulto desatando un nuevo vendaval, que lo forzó a organizar un nuevo gabinete, el tercero en un año y medio de mandato.

Desde el comienzo de su gestión, el mandatario ha estado contra las cuerdas por presiones del partido Fuerza Popular (derecha populista), la mayor fuerza política del país, que lidera Keiko Fujimori, también hija del ex presidente.