Diario y Radio Uchile

Año X, 22 de febrero de 2018

Escritorio

Lucía Sepúlveda: “La justicia ha sido sorda y ciega ante la muerte de Macarena Valdés”

La representante de la Red de Acción en Plaguicidas se refirió a las revelaciones de la segunda autopsia hecha al cuerpo de la ambientalista Macarena Valdés que descartó la tesis del suicidio. “Queda claro que aquí hubo presencia de terceros y no un suicidio como había aceptado la Justicia”, destacó.

P. López y C. Medrano

  Miércoles 17 de enero 2018 19:47 hrs. 
macarena-valdes-ruben-collio-y-familia

“Este es un hecho gravísimo, pero también posibilita que se alcance justicia”, afirmó la representante de la Red de Acción en Plaguicidas Chile e integrante del Comité de Solidaridad con Macarena Valdés, Lucía Sepúlveda, respecto de las revelaciones que entregó la segunda autopsia hecha al cuerpo de la activista ambiental que descartó la tesis del suicidio.

En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, la dirigente, vinculada con causas medio ambientales, aseguró que “acá se podría determinar la presencia de sicarios en crímenes contra defensores de los territorios y eso es gravísimo”.

Al respecto, Lucía Sepúlveda criticó el actuar de la Justicia en este caso.

¿Qué representa la eventualidad de que una activista ambiental haya sido asesinada?

Este es un hecho gravísimo, pero también posibilita que haya justicia. Acá hay un caso flagrante de intervención de terceros en la muerte de una activista ambiental. Ella vivía en una zona que estaba siendo invadida por una central hidroeléctrica, sin consentimiento de la comunidad, sin estudio de impacto ambiental, con papeles de dudosa procedencia. Acá puede haber presencia de sicarios de RP Global (empresa a cargo de la Central), eso lo tiene que determinar la justicia, que ha sido sorda y ciega en este caso. Se logró, luego de muchas demandas, que se hiciera esta segunda autopsia y cuyos resultados no dan indicio de que la muerte haya sido por ahorcamiento, sino que fue previo a eso, de manera que esto está indicando la presencia de terceros en el crimen y no un suicidio como había aceptado la Justicia. Entendemos que tiene que haber un giro y acá la Fiscalía queda cuestionada porque nunca hizo una diligencia adecuada para esclarecer el caso. Mientras la justicia no tome cartas en el asunto nadie estará tranquilo.

Se pensaba que este tipo de situaciones ocurría en otras partes, como ocurrió con Chico Mendes o Berta Cáceres, pero no en Chile.

Claro, se sumaría esto a una larga lista de compañeras mujeres asesinadas como defensoras de su territorio, en Colombia, en Honduras, en Guatemala. Esto es ingresar a una lista de horror, donde el supuesto progreso ataca a la vida humana, que es lo más sagrado que podemos tener. Es tremendamente grave, y la familia y la comunidad de Tranguil esperan que se dé un vuelco grande en el caso para que la Justicia inicie los interrogatorios a los involucrados. Si es que se logra probar la presencia de Carabineros en el hecho, estaríamos hablando ya de terrorismo de Estado y si se detecta la presencia de sicarios, podríamos decir que hay presencia de estos asesinos trabajando a nombre de RP Global. Pero no nos tenemos que apresurar, hay que esperar si finalmente se hace justicia. No estamos hablando de una pequeña empresa local, estamos hablando de una mega empresa austriaca. Esta mini central empezó a funcionar hace como dos semanas y ellos no hicieron ninguna ceremonia de apertura, no quieren dar ningún indicio al país y la gente que no vive en el sector ni siquiera se entera de su presencia.

El trasfondo es que, si se sale de Santiago, prácticamente no hay río, lago, valle o montaña donde no exista un conflicto entre un megaproyecto y una comunidad que se resiste. Y el Estado no actúa, es como si no existiera ¿Cuáles son las falencias en ese plano?

La legalidad ambiental no está hecha para proteger a las comunidades, sino que para posibilitar los proyectos de inversión, las consultas solo sirven para dividir a las comunidades, comprarlas y generar un ambiente que permita llevar adelante los proyectos. Lo vemos ahora en Queilaco, donde se intenta pasar por arriba de una comunidad para instalar una mini central, hay una serie de proyectos en Ralco y ahí se ha visto lo peor y están por venir nuevas vulneraciones. Lo que hay es una lucha para impedir que las comunidades sigan impidiendo la destrucción del territorio. Por lo mismo, se ha construido un movimiento de defensa del agua y el territorio y seguramente mañana, donde se ha convocado a una movilización en el sector de Tranguil, llegarán diversas comunidades y organizaciones que se oponen a estas amenazas. Este caso puede constituirse en emblemático porque no puede ocurrir nunca más que una defensora del Medio Ambiente aparezca muerta en su casa. Esto también está vinculado con los tratados de libre comercio y la renegociación con la Unión Europea, pues en Chile se trata a la inversión extranjera de forma privilegiada y nada puede estar por encima de la vida humana.

“Este es un hecho gravísimo, pero también posibilita que se alcance justicia”, afirmó la representante de la Red de Acción en Plaguicidas Chile e integrante del Comité de Solidaridad con Macarena Valdés, Lucía Sepúlveda, respecto de las revelaciones que entregó la segunda autopsia hecha al cuerpo de la activista ambiental que descartó la tesis del suicidio.

En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, la dirigente, vinculada con causas medio ambientales, aseguró que “acá se podría determinar la presencia de sicarios en crímenes contra defensores de los territorios y eso es gravísimo”.

Al respecto, Lucía Sepúlveda criticó el actuar de la Justicia en este caso.

¿Qué representa la eventualidad de que una activista ambiental haya sido asesinada?

Este es un hecho gravísimo, pero también posibilita que haya justicia. Acá hay un caso flagrante de intervención de terceros en la muerte de una activista ambiental. Ella vivía en una zona que estaba siendo invadida por una central hidroeléctrica, sin consentimiento de la comunidad, sin estudio de impacto ambiental, con papeles de dudosa procedencia. Acá puede haber presencia de sicarios de RP Global (empresa a cargo de la Central), eso lo tiene que determinar la justicia, que ha sido sorda y ciega en este caso. Se logró, luego de muchas demandas, que se hiciera esta segunda autopsia y cuyos resultados no dan indicio de que la muerte haya sido por ahorcamiento, sino que fue previo a eso, de manera que esto está indicando la presencia de terceros en el crimen y no un suicidio como había aceptado la Justicia. Entendemos que tiene que haber un giro y acá la Fiscalía queda cuestionada porque nunca hizo una diligencia adecuada para esclarecer el caso. Mientras la justicia no tome cartas en el asunto nadie estará tranquilo.

Se pensaba que este tipo de situaciones ocurría en otras partes, como ocurrió con Chico Mendes o Berta Cáceres, pero no en Chile.

Claro, se sumaría esto a una larga lista de compañeras mujeres asesinadas como defensoras de su territorio, en Colombia, en Honduras, en Guatemala. Esto es ingresar a una lista de horror, donde el supuesto progreso ataca a la vida humana, que es lo más sagrado que podemos tener. Es tremendamente grave, y la familia y la comunidad de Tranguil esperan que se dé un vuelco grande en el caso para que la Justicia inicie los interrogatorios a los involucrados. Si es que se logra probar la presencia de Carabineros en el hecho, estaríamos hablando ya de terrorismo de Estado y si se detecta la presencia de sicarios, podríamos decir que hay presencia de estos asesinos trabajando a nombre de RP Global. Pero no nos tenemos que apresurar, hay que esperar si finalmente se hace justicia. No estamos hablando de una pequeña empresa local, estamos hablando de una mega empresa austriaca. Esta mini central empezó a funcionar hace como dos semanas y ellos no hicieron ninguna ceremonia de apertura, no quieren dar ningún indicio al país y la gente que no vive en el sector ni siquiera se entera de su presencia.

El trasfondo es que, si se sale de Santiago, prácticamente no hay río, lago, valle o montaña donde no exista un conflicto entre un megaproyecto y una comunidad que se resiste. Y el Estado no actúa, es como si no existiera ¿Cuáles son las falencias en ese plano?

La legalidad ambiental no está hecha para proteger a las comunidades, sino que para posibilitar los proyectos de inversión, las consultas solo sirven para dividir a las comunidades, comprarlas y generar un ambiente que permita llevar adelante los proyectos. Lo vemos ahora en Queilaco, donde se intenta pasar por arriba de una comunidad para instalar una mini central, hay una serie de proyectos en Ralco y ahí se ha visto lo peor y están por venir nuevas vulneraciones. Lo que hay es una lucha para impedir que las comunidades sigan impidiendo la destrucción del territorio. Por lo mismo, se ha construido un movimiento de defensa del agua y el territorio y seguramente mañana, donde se ha convocado a una movilización en el sector de Tranguil, llegarán diversas comunidades y organizaciones que se oponen a estas amenazas. Este caso puede constituirse en emblemático porque no puede ocurrir nunca más que una defensora del Medio Ambiente aparezca muerta en su casa. Esto también está vinculado con los tratados de libre comercio y la renegociación con la Unión Europea, pues en Chile se trata a la inversión extranjera de forma privilegiada y nada puede estar por encima de la vida humana.