Diario y Radio U Chile

Año X, 23 de junio de 2018

Escritorio

Millarca Valenzuela, la científica chilena que es pionera en el estudio de meteoritos

Hasta hace poco el estudio de meteoritos en Chile era un campo inexplorado. Sin embargo, hace casi 10 años esta realidad comenzó a cambiar gracias a los aportes de Millarca Valenzuela, geóloga que hoy es considerada como la única científica en el país que se ha dedicado a esta área. “¿Qué vamos a hacer respecto de este patrimonio geológico? Ese es el camino que estoy pavimentando”, señala la investigadora.

Abril Becerra

  Viernes 19 de enero 2018 18:21 hrs. 
millarca valenzuela

Comenzar a investigar los meteoritos del Desierto de Atacama no fue una tarea fácil para Millarca Valenzuela. Hace casi diez años el campo casi no existía. Los recursos eran escasos. Además, muy pocos investigadores estaban interesados en esta área. Pero Millarca insistió: golpeó puertas, escribió correos, habló con uno y otro experto.

En un principio el rechazo fue unánime. Pero, con el paso del tiempo, la predisposición cambió hasta que con los años Millarca se transformó en la primera chilena en estudiar meteoritos.

“Fue muy difícil hacer esto. Hice conexiones con gente en el extranjero y ellos dijeron que los meteoritos de Atacama era algo especial de estudiar. Tuve que convencer a mucha gente que estaba estudiando meteoritos en el mundo, hasta que ellos pusieron sus ojos acá. Mis principales colaboradores fueron franceses y brasileños. Fue muy complejo hacer esos lazos, pero de alguna forma, tuvimos logros”, recuerda la científica cuyo nombre, además, fue dado al asteroide 11819.

Millarca Valenzuela fue, también, una de las impulsoras del proyecto CHACANA (Chilean Allsky Camera Network of Astro- Geosciencies). Según explica la geóloga, esta iniciativa permite hacer un tipo de ciencia que no existe en Chile.

“Yo estudio los meteoritos como claves de interpretación de procesos de la formación del sistema solar con los asteroides, que son materia de estudios de los astrónomos. Entonces, el generar CHACANA, la red de monitoreo de estos materiales, a mí me permite saber de dónde son los meteoritos que encuentro. Es como mapearlos”, dice.

Para la investigadora este estudio fue propiciado por las condiciones climáticas de Chile. Para la experta, a diferencia de lo que pasa en Europa, en nuestro país el desierto permite que los meteoritos se conserven. De ahí lo fructífero de su trabajo.

“Chile tiene ventajas comparativas respecto de sus otros países en términos de que la recuperación de meteoritos puede ser mucho más fácil, sobre todo en una red pensada para el norte de Chile, porque no hay vegetación ni nada que impida que uno pueda ir a buscarlo después de un tiempo”, comenta.

El debate que viene

Millarca Valenzuela también advierte que este debate, respecto de los meteoritos en Chile, recién está comenzando. “¿Qué vamos a hacer con este patrimonio geológico? Ese es el camino que estoy pavimentando”, comenta.

“Lo que me toca, también, es todo lo que tiene que ver con informar la importancia que tienen estas rocas en el país. Ahora estamos en la situación de que nos hicimos visibles para un montón de gente que quiere venir a hacer ciencia o que quiere venir a llevarse este recurso para venderlo. Entonces, la pregunta es: ¿qué vamos a hacer?, porque desde mi posición, este es un patrimonio geológico. Entonces, ¿estamos de acuerdo con que esto es valioso de preservar o nos da lo mismo?”, añade.

Para Millarca, en este sentido, la respuesta a esta situación sólo se resolverá con la creación de una institucionalidad científica. “Siempre ha sido mejor tener el Ministerio de Ciencias que no tenerlo. Hoy estamos muy atrás respecto del número de investigaciones, porque qué es lo que estamos buscando como ciencia en Chile. De alguna manera, poner esta semilla permite que algo crezca, nazca y mejore”, concluye.