Diario y Radio U Chile

Año X, 21 de mayo de 2018

Escritorio

Familia de Luis Corvalán Castillo: “El Estado de Chile no reconoce sus torturas”

En un punto de prensa efectuado este miércoles en la sede de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos, los familiares del Luis Corvalán Castillo y su abogado acusaron la incongruencia de las penas con la gravedad de los delitos y anunciaron que apelarán al fallo dictado por el ministro Leopoldo Llanos.

Camilo Villa J.

  Miércoles 24 de enero 2018 18:42 hrs. 
foto estadio

Luis Corvalán Castillo fue un activo militante de las Juventudes Comunistas de Chile durante el gobierno de la Unidad Popular, por lo mismo tres días después del golpe de Estado de 1973, fue apresado y conducido al Estadio Nacional, primero, y al campo de concentración Chacabuco, después. Tal fue la magnitud de sus torturas, que falleció producto de ellas el 26 de octubre de 1975, cuando ya residía en Bulgaria.

Por lo mismo, el año 2009, su viuda, Ruth Vuskovic, presentó una querella contra los responsables de su muerte.

La sentencia definitiva se pronunció el pasado 22 de diciembre del 2017, sin embargo la familia no quedó conforme con el fallo del ministro Leopoldo Llanos, por lo que presentaron, el 15 de enero, un recurso de apelación.

En un punto de prensa efectuado este miércoles en la sede de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos, David Osorio, abogado de la familia, explicó la razón de esta decisión.

“Básicamente es porque la única pena efectiva que aplica el ministro es solo a uno de los 12 criminales, el resto son penas bajísimas, no superan los 3 años y algunas de ellas son remitidas. Peor aún, el ministro aplica atenuantes o aminorantes de responsabilidad penal que para nosotros son absurdas”

Dentro las circunstancias modificatorias de la responsabilidad penal, explica el abogado, se encuentran la colaboración y la irreprochable conducta anterior, lo que en un contexto de dictadura no debiese haberse aplicado.

En cuanto a las penas, la familia pedía, por ejemplo, 50 años de presidio para el ex agente DINA Pedro Espinoza Bravo, sin embargo solo le dieron diez. El ex militar Luis Muñoz Sáenz de Tejeda, para el que también se pedía 50 años, fue absuelto. A otros siete ex uniformados sus penas se le redujeron a tres años.

Osorio comentó que 50 años de presidio para los acusados era lo que correspondía, sin embargo el ministro Llanos desconoció la investigación.

“Hablábamos en nuestra acusación particular de que los delitos cometidos básicamente aquí fueron tres: asociación ilícita, secuestro calificado y aplicación de tormento o tortura con resultado de muerte. El ministro, pese a la buena investigación, que nosotros valoramos, dice que no se logra acreditar la asociación ilícita, que por sí sola habría aumentado bastante las penas” dijo.

Por su parte la hermana de Luis, Viviana Corvalán, dijo sentirse insatisfecha con la sentencia, sobre todo porque el Estado de Chile no logra reconocer que la muerte de su familiar es producto directo de las torturas.

“La muerte de nuestro querido hermano a los 27 años, fue producto de las horribles y horrorosas torturas a las cuales fue sometido en el Estadio Nacional al igual que muchos otros hombres y mujeres. Ellos no solo murieron en las cárceles o los campos de concentración, sino que también (hay quienes) fallecieron meses o años después de ser torturados”.

Luis Corvalán Castillo fue hijo del histórico dirigente del Partido Comunista Luis Corvalán Lepe, y por lo mismo se cree que sus torturas fueron especialmente duras.

El 2007 se publicó su testimonio póstumo “Viví para contarlo”, libro que narra su experiencia como prisionero político.