Diario y Radio Uchile

Año X, 25 de febrero de 2018

Escritorio

La guerra contra Lula

Arturo Chacón Cartas al Director |

  Lunes 29 de enero 2018 6:37 hrs. 

Señor Director:

Que un obrero metalúrgico de la periferia de Sao Paulo haya sido elegido Presidente de la República y, luego, reelegido fue insoportable para la derecha brasileña. Que ese mismo obrero sea hoy en día el favorito de los sondeos de opinión para la próxima elección presidencial, sobre todo entre los más pobres, es algo que sobrepasa todo lo que la derecha de Brasil, pero también de cualquier país latinoamericano, puede tolerar.

Nosotros tuvimos un Presidente asesinado porque su sensibilidad por los problemas de los más desprotegidos de los chilenos era incompatible con los intereses de clase y de dominación de la derecha nacional. En Brasil, hoy tratan de cerrarle el camino de una nueva elección al candidato, Lula, que las capas más modestas de la población consideran que es el único que puede velar porque su situación no se deteriore aún más.

Porque esa es la razón de fondo que llevó primero a la conspiración contra Dilma Rouseff y su destitución, y que continúa ahora con los procesos y condenas contra Lula mismo. Se trata, en efecto, de una ofensiva contra quienes pueden resistir, aunque sea moderadamente, a la política antisocial del gobierno actual que busca borrar las conquistas sociales de la presidencia Lula (canasta familiar, acceso a la educación ,etc)  y agravar las condiciones de vida de pobres y menos pobres.

Que la personalidad de Lula no esté exenta de algunas sombras es una cosa, pero otra cosa muy diferente es la de buscar demolerlo para dejar sin voz a los brasileños más necesitados que lo reconocen como su líder y que no han olvidado  que él es uno de los suyos.

Envíanos tu carta al director a: cardenas@u.uchile.cl

Señor Director:

Que un obrero metalúrgico de la periferia de Sao Paulo haya sido elegido Presidente de la República y, luego, reelegido fue insoportable para la derecha brasileña. Que ese mismo obrero sea hoy en día el favorito de los sondeos de opinión para la próxima elección presidencial, sobre todo entre los más pobres, es algo que sobrepasa todo lo que la derecha de Brasil, pero también de cualquier país latinoamericano, puede tolerar.

Nosotros tuvimos un Presidente asesinado porque su sensibilidad por los problemas de los más desprotegidos de los chilenos era incompatible con los intereses de clase y de dominación de la derecha nacional. En Brasil, hoy tratan de cerrarle el camino de una nueva elección al candidato, Lula, que las capas más modestas de la población consideran que es el único que puede velar porque su situación no se deteriore aún más.

Porque esa es la razón de fondo que llevó primero a la conspiración contra Dilma Rouseff y su destitución, y que continúa ahora con los procesos y condenas contra Lula mismo. Se trata, en efecto, de una ofensiva contra quienes pueden resistir, aunque sea moderadamente, a la política antisocial del gobierno actual que busca borrar las conquistas sociales de la presidencia Lula (canasta familiar, acceso a la educación ,etc)  y agravar las condiciones de vida de pobres y menos pobres.

Que la personalidad de Lula no esté exenta de algunas sombras es una cosa, pero otra cosa muy diferente es la de buscar demolerlo para dejar sin voz a los brasileños más necesitados que lo reconocen como su líder y que no han olvidado  que él es uno de los suyos.

Envíanos tu carta al director a: cardenas@u.uchile.cl