Diario y Radio Uchile

Año X, 22 de febrero de 2018

Escritorio

Misión Nuclear Internacional: Chile debe modernizarse

El dato se da en el marco de la visita de expertos del Organismo Internacional de Energía Atómica al país, que especificó los retos a futuro para tomar precauciones sobre todo en el trabajo con instalaciones radiológicas. Uno de los expertos visitantes, el español Javier Zarzuela, avisó que en los temas a largo plazo "la normativa está muy atrasada respecto de los estándares internacionales".

Nicolás Massai D.

  Sábado 3 de febrero 2018 10:10 hrs. 
nuclear

Un viaje de 12 días fue el que realizó el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) a Chile, equipo cuya misión fue evaluar el marco regulador en términos de seguridad que existe en el país en estas temáticas. La comisión, integrada por 15 expertos de distintos países, entregó resultados preliminares durante la jornada del pasado viernes, en las inmediaciones de la Comisión Chilena de Energía Nuclear (CCHEN).

En la instancia estaban presentes también funcionarios del Ministerio de Salud (Minsal), entidad que en conjunto con la CCHEN son los encargados de regular las instalaciones nucleares y radioactivas.

Así como se resaltaron aspectos positivos, también hubo críticas respecto de la falta de independencia en las labores de ambas instituciones. Javier Zarzuela, jefe del grupo y subdirector de Protección Radiológica Operacional del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), criticó el hecho de que la misma CCHEN tenga el papel de ser una entidad operadora y reguladora. A continuación, apuntó a la necesidad de modernización que requiere Chile acorde a la experiencia internacional.

“Temas que requieren esfuerzo a largo plazo, y que no te piden los resultados hoy, mañana ni dentro de un mes, ahí sí que se nota que están atrasados. La normativa está muy atrasada respecto de los estándares internacionales. En los temas fundamentales, como de transporte de material radioactivo, los estándares son de los años 70 u 80”, dijo.

El experto español explicó que cuando las regulaciones son viejas pueden ocurrir incidentes como el que pasó en España durante la década de los 90’. “Estaban mal calibrados los aceleradores de electrones en un tratamiento oncológico que recibían personas. Hubo consecuencias fatales. Eso puede pasar en cualquier parte. Deben ser muy estrictos esos protocolos”, agregó.

El examen realizado abarcó, entre otras cosas, las actividades de los órganos reguladores tales como procesos de autorización, de examen, evaluación, inspección, respuesta en casos de emergencia, monitoreo del medio ambiente y control de la exposición médica y del público.

nuclear2

Por su parte, el director ejecutivo de la Comisión Chilena de Energía Nuclear, Patricio Aguilera, tomó los dichos de Zarzuela como un “aprendizaje del us de las aplicaciones radiológicas”. Asimismo, habló de la necesidad de ir actualizando los estándares y de ir aumentando los recursos estatales destinados a este objetivo.

“Un buen marco normativo en materia de seguridad disminuye el riesgo. No necesariamente lo evita, porque depende de las conductas de las personas o de materias que no son controlables, pero lo disminuye notablemente”, expresó.

Por último, la doctora Silvia Riquelme, jefa del Departamento de Salud Ocupacional del Minsal, indicó que el aumento de recursos no solo está enfocado en una modernización de las leyes, sino que también abarca el tema de la fiscalización.

“Uno tiene la norma y luego hay que llevarlo a cabo, ir a los lugares, capacitar a los trabajadores, etcétera. Es una de las áreas interesantes en las que estamos trabajando”, manifestó.

Cabe destacar, así como lo hicieron miembros de la OIEA, que Chile es uno de los primeros países en Sudamérica que pidió está misión de revisión; diferente es el caso de Europa, donde existe una obligación de hacerlo cada diez años.

Un viaje de 12 días fue el que realizó el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) a Chile, equipo cuya misión fue evaluar el marco regulador en términos de seguridad que existe en el país en estas temáticas. La comisión, integrada por 15 expertos de distintos países, entregó resultados preliminares durante la jornada del pasado viernes, en las inmediaciones de la Comisión Chilena de Energía Nuclear (CCHEN).

En la instancia estaban presentes también funcionarios del Ministerio de Salud (Minsal), entidad que en conjunto con la CCHEN son los encargados de regular las instalaciones nucleares y radioactivas.

Así como se resaltaron aspectos positivos, también hubo críticas respecto de la falta de independencia en las labores de ambas instituciones. Javier Zarzuela, jefe del grupo y subdirector de Protección Radiológica Operacional del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), criticó el hecho de que la misma CCHEN tenga el papel de ser una entidad operadora y reguladora. A continuación, apuntó a la necesidad de modernización que requiere Chile acorde a la experiencia internacional.

“Temas que requieren esfuerzo a largo plazo, y que no te piden los resultados hoy, mañana ni dentro de un mes, ahí sí que se nota que están atrasados. La normativa está muy atrasada respecto de los estándares internacionales. En los temas fundamentales, como de transporte de material radioactivo, los estándares son de los años 70 u 80”, dijo.

El experto español explicó que cuando las regulaciones son viejas pueden ocurrir incidentes como el que pasó en España durante la década de los 90’. “Estaban mal calibrados los aceleradores de electrones en un tratamiento oncológico que recibían personas. Hubo consecuencias fatales. Eso puede pasar en cualquier parte. Deben ser muy estrictos esos protocolos”, agregó.

El examen realizado abarcó, entre otras cosas, las actividades de los órganos reguladores tales como procesos de autorización, de examen, evaluación, inspección, respuesta en casos de emergencia, monitoreo del medio ambiente y control de la exposición médica y del público.

nuclear2

Por su parte, el director ejecutivo de la Comisión Chilena de Energía Nuclear, Patricio Aguilera, tomó los dichos de Zarzuela como un “aprendizaje del us de las aplicaciones radiológicas”. Asimismo, habló de la necesidad de ir actualizando los estándares y de ir aumentando los recursos estatales destinados a este objetivo.

“Un buen marco normativo en materia de seguridad disminuye el riesgo. No necesariamente lo evita, porque depende de las conductas de las personas o de materias que no son controlables, pero lo disminuye notablemente”, expresó.

Por último, la doctora Silvia Riquelme, jefa del Departamento de Salud Ocupacional del Minsal, indicó que el aumento de recursos no solo está enfocado en una modernización de las leyes, sino que también abarca el tema de la fiscalización.

“Uno tiene la norma y luego hay que llevarlo a cabo, ir a los lugares, capacitar a los trabajadores, etcétera. Es una de las áreas interesantes en las que estamos trabajando”, manifestó.

Cabe destacar, así como lo hicieron miembros de la OIEA, que Chile es uno de los primeros países en Sudamérica que pidió está misión de revisión; diferente es el caso de Europa, donde existe una obligación de hacerlo cada diez años.