Diario y Radio Uchile

Año X, 25 de febrero de 2018

Escritorio

Asociación de Fiscales: “En democracia, seguir a un fiscal es impensable”

Claudio Uribe, secretario general de la organización, señaló a Radio y Diario Universidad de Chile que no se entiende el respaldo mostrado por el Gobierno al alto mando de Carabineros, a raíz de las situaciones en torno a la Operación Huracán, las que aún mantienen un quiebre entre el Ministerio Público y la policía uniformada.

Maximiliano Alarcón

  Martes 6 de febrero 2018 7:22 hrs. 
Claudio-Uribe-900x672

Quizás a los ojos del ciudadano a pie no se perciba con facilidad, pero en La Araucanía la tensión entre instituciones, específicamente entre Carabineros y Fiscalía, se instaló luego de que se conocieran las irregularidades en las pruebas recopiladas por la policía uniformada para abrir la Operación Huracán.

La enemistad ha escalado al punto de que el fiscal regional de la zona, Cristián Paredes, debió ser asistido con custodia de la Policía de Investigaciones luego de descubrirse el seguimiento de parte de Carabineros.

Con este clima, mientras el gobierno espera resultados de las investigaciones paralelas que llevan el propio Ministerio Público y Carabineros, dentro de la Fiscalía se han cuadrado para defenderse mutuamente, en una lógica de solidaridad entre pares que inicia desde el fiscal nacional, Jorge Abbott, hasta persecutores de otras regiones.

Con nuestro medio conversó Claudio Uribe, fiscal de Valparíso y secretario general de la Asociación Nacional de Fiscales, quien analizó las consecuencias que ha tenido el caso para la convivencia con Carabineros y la mancha en la institucionalidad de justicia.

¿Comparte los dichos de Abbott de que se pone en entredicho todo el sistema penal con lo acontecido en Huracán?

Es evidente, no sólo para los fiscales, sino que para cualquiera, que si uno no puede confiar en la prueba que entrega la policía, que es el principal productor de pruebas en el tema penal, entonces en quién. Una cosa es que todos nos equivoquemos, todos podemos cometer errores, pero cuando nos encontramos frente a informes que tienen todos los indicios de haber sido manipulados intencionalmente, eso claramente desvirtúa la calidad de lo que se lleva frente a tribunales.

Esto también ha afectado en la cotidianidad de los fiscales, Cristián Paredes y Luis Arroyo han solicitado protección a la Policía de Investigaciones.

Esto es para ponerse a llorar a estas alturas. No entiendo por qué se ha llegado a estos extremos, creo que Carabineros derechamente ha cometido errores serios en esta materia, en haber puesto obstáculos a la entrega de información. La existencia de situaciones complejas y extrañas, como los seguimientos a un fiscal, es algo impensable en democracia, es devastador.

Esto inicia mediáticamente con la querella de Luis Arroyo contra Carabineros. Me imagino que ustedes validan este tipo de acciones.

El fiscal Arroyo cuenta con todo el apoyo de la Asociación de Fiscales, pero esto no parte ahí, sino que cuando se entrega información que no corresponde de parte de Carabineros al órgano persecutor.

El epicentro es en La Araucanía, pero ¿el caso afecta a la relación entre Carabineros y Fiscalía en las diligencias en todo el país?

Espero que no, espero que cada uno haga su trabajo, la Fiscalía seguirá dando instrucciones y espero que Carabineros las siga ejecutando. Creo sí que los altos mandos tienen un deber en esto, especialmente los de Carabineros. Entiendo que ellos deben impartir las instrucciones y adoptar todas las medidas necesarias para mantener la normalidad y por lo menos hasta ahora no se ha conocido ningún gesto público en esta materia.

Hablábamos de la actitud del alto mando de Carabineros, pero ¿Qué les parece el actuar del gobierno?

No conozco en detalle la situación, pero siento que el gobierno debió haber sido más claro en los reproches que son necesarios a Carabineros en esta materia.

La Operación Huracán inicia con un operativo en el cual no tiene incumbencia la Fiscalía, como es la Ley de Inteligencia ¿Se debe regular la capacidad de las herramientas que tienen las policías en materia de inteligencia? ¿Debería restringirse el que tengan equipos de interceptación de comunicaciones en sus unidades?

Esto pasa por las personas. Si todas estas facultades que da la ley de inteligencia, incluso otras mayores, se ejecutaran de buena manera, no se estaría cuestionando el tema. Lo que se cuestiona es porque parece que no se utilizan bien estas facultades, por esto es que en lugar de centrarse en la discusión legal, creo que esto dice relación con la orientación de las personas y la reacción de las autoridades frente al mal uso de las herramientas. Creo más en darle a cada persona su responsabilidad y si mal usa ella que pague las consecuencias.

Anterior a la Operación Huracán ya se hablaba de montajes en otras causas relacionadas con el pueblo mapuche ¿Se puede hacer una autocrítica desde la Fiscalía sobre las pruebas que utilizan?

El problema es que con este tipo de situaciones todos se suben a la micro y todos es montaje. El día de mañana vamos a tener una causa contra un borracho manejando y va a decir también que es un montaje. Creo que empezar a extrapolar situaciones sin antecedentes sólidos es demasiado, pero efectivamente esta causa, como lo dio a entender el fiscal nacional, hace un daño a la credibilidad.

Un dato sólido es Raúl Castro Antipán por ejemplo, o en el mismo caso Luchsinger-Mackay, José Peralino también deja dudas en el juicio que se viene.

Esta causa sirve para extrapolar y justificar cualquier cosa, esas causas hay que analizarlas en su propio mérito. Hay que tener ojo con el uso de lenguaje, cuando hablamos de testigos protegidos hablan de testigos sin rostro y rasgan vestiduras por esas cosas que son necesarias, o cuando se habla de cooperadores eficaces se dice que son infiltrados. Eso no es tan así, hay cosas que se pueden hacer en el marco de la legalidad, toda legislación moderna las contempla, el problema es que la Operación Huracán sirve para desprestigiar toda una serie de líneas investigativas.

Para darle credibilidad a las investigaciones quizás no es suficiente con cambios en Carabineros.

Creo que la Fiscalía ha hecho su trabajo, ha hecho esfuerzos por mejorar la calidad de las pruebas, por ser lo más transparente posible. Lo que hay que hacer por parte de la Fiscalía es seguir trabajando con la mayor transparencia posible.

¿Cómo se transparenta considerando las restricciones? El fiscal Emiliano Arias ha sido sancionado, por ejemplo, por contar algunas cosas.

Esa es otra materia en la cual la Asociación de Fiscales tiene su postura, que es que las obligaciones legales hay que reducirlas a su justo mérito y no extrapolarlas a niveles ridículos. Es decir, la reserva de investigación vale para lo que corresponde, para no dañar la investigación, pero eso no significa caer en el oscurantismo y que nada se pueda comunicar.

Quizás a los ojos del ciudadano a pie no se perciba con facilidad, pero en La Araucanía la tensión entre instituciones, específicamente entre Carabineros y Fiscalía, se instaló luego de que se conocieran las irregularidades en las pruebas recopiladas por la policía uniformada para abrir la Operación Huracán.

La enemistad ha escalado al punto de que el fiscal regional de la zona, Cristián Paredes, debió ser asistido con custodia de la Policía de Investigaciones luego de descubrirse el seguimiento de parte de Carabineros.

Con este clima, mientras el gobierno espera resultados de las investigaciones paralelas que llevan el propio Ministerio Público y Carabineros, dentro de la Fiscalía se han cuadrado para defenderse mutuamente, en una lógica de solidaridad entre pares que inicia desde el fiscal nacional, Jorge Abbott, hasta persecutores de otras regiones.

Con nuestro medio conversó Claudio Uribe, fiscal de Valparíso y secretario general de la Asociación Nacional de Fiscales, quien analizó las consecuencias que ha tenido el caso para la convivencia con Carabineros y la mancha en la institucionalidad de justicia.

¿Comparte los dichos de Abbott de que se pone en entredicho todo el sistema penal con lo acontecido en Huracán?

Es evidente, no sólo para los fiscales, sino que para cualquiera, que si uno no puede confiar en la prueba que entrega la policía, que es el principal productor de pruebas en el tema penal, entonces en quién. Una cosa es que todos nos equivoquemos, todos podemos cometer errores, pero cuando nos encontramos frente a informes que tienen todos los indicios de haber sido manipulados intencionalmente, eso claramente desvirtúa la calidad de lo que se lleva frente a tribunales.

Esto también ha afectado en la cotidianidad de los fiscales, Cristián Paredes y Luis Arroyo han solicitado protección a la Policía de Investigaciones.

Esto es para ponerse a llorar a estas alturas. No entiendo por qué se ha llegado a estos extremos, creo que Carabineros derechamente ha cometido errores serios en esta materia, en haber puesto obstáculos a la entrega de información. La existencia de situaciones complejas y extrañas, como los seguimientos a un fiscal, es algo impensable en democracia, es devastador.

Esto inicia mediáticamente con la querella de Luis Arroyo contra Carabineros. Me imagino que ustedes validan este tipo de acciones.

El fiscal Arroyo cuenta con todo el apoyo de la Asociación de Fiscales, pero esto no parte ahí, sino que cuando se entrega información que no corresponde de parte de Carabineros al órgano persecutor.

El epicentro es en La Araucanía, pero ¿el caso afecta a la relación entre Carabineros y Fiscalía en las diligencias en todo el país?

Espero que no, espero que cada uno haga su trabajo, la Fiscalía seguirá dando instrucciones y espero que Carabineros las siga ejecutando. Creo sí que los altos mandos tienen un deber en esto, especialmente los de Carabineros. Entiendo que ellos deben impartir las instrucciones y adoptar todas las medidas necesarias para mantener la normalidad y por lo menos hasta ahora no se ha conocido ningún gesto público en esta materia.

Hablábamos de la actitud del alto mando de Carabineros, pero ¿Qué les parece el actuar del gobierno?

No conozco en detalle la situación, pero siento que el gobierno debió haber sido más claro en los reproches que son necesarios a Carabineros en esta materia.

La Operación Huracán inicia con un operativo en el cual no tiene incumbencia la Fiscalía, como es la Ley de Inteligencia ¿Se debe regular la capacidad de las herramientas que tienen las policías en materia de inteligencia? ¿Debería restringirse el que tengan equipos de interceptación de comunicaciones en sus unidades?

Esto pasa por las personas. Si todas estas facultades que da la ley de inteligencia, incluso otras mayores, se ejecutaran de buena manera, no se estaría cuestionando el tema. Lo que se cuestiona es porque parece que no se utilizan bien estas facultades, por esto es que en lugar de centrarse en la discusión legal, creo que esto dice relación con la orientación de las personas y la reacción de las autoridades frente al mal uso de las herramientas. Creo más en darle a cada persona su responsabilidad y si mal usa ella que pague las consecuencias.

Anterior a la Operación Huracán ya se hablaba de montajes en otras causas relacionadas con el pueblo mapuche ¿Se puede hacer una autocrítica desde la Fiscalía sobre las pruebas que utilizan?

El problema es que con este tipo de situaciones todos se suben a la micro y todos es montaje. El día de mañana vamos a tener una causa contra un borracho manejando y va a decir también que es un montaje. Creo que empezar a extrapolar situaciones sin antecedentes sólidos es demasiado, pero efectivamente esta causa, como lo dio a entender el fiscal nacional, hace un daño a la credibilidad.

Un dato sólido es Raúl Castro Antipán por ejemplo, o en el mismo caso Luchsinger-Mackay, José Peralino también deja dudas en el juicio que se viene.

Esta causa sirve para extrapolar y justificar cualquier cosa, esas causas hay que analizarlas en su propio mérito. Hay que tener ojo con el uso de lenguaje, cuando hablamos de testigos protegidos hablan de testigos sin rostro y rasgan vestiduras por esas cosas que son necesarias, o cuando se habla de cooperadores eficaces se dice que son infiltrados. Eso no es tan así, hay cosas que se pueden hacer en el marco de la legalidad, toda legislación moderna las contempla, el problema es que la Operación Huracán sirve para desprestigiar toda una serie de líneas investigativas.

Para darle credibilidad a las investigaciones quizás no es suficiente con cambios en Carabineros.

Creo que la Fiscalía ha hecho su trabajo, ha hecho esfuerzos por mejorar la calidad de las pruebas, por ser lo más transparente posible. Lo que hay que hacer por parte de la Fiscalía es seguir trabajando con la mayor transparencia posible.

¿Cómo se transparenta considerando las restricciones? El fiscal Emiliano Arias ha sido sancionado, por ejemplo, por contar algunas cosas.

Esa es otra materia en la cual la Asociación de Fiscales tiene su postura, que es que las obligaciones legales hay que reducirlas a su justo mérito y no extrapolarlas a niveles ridículos. Es decir, la reserva de investigación vale para lo que corresponde, para no dañar la investigación, pero eso no significa caer en el oscurantismo y que nada se pueda comunicar.