Diario y Radio Uchile

Año X, 22 de febrero de 2018

Escritorio

Caso Macarena Valdés: Fiscal compromete investigación

Este viernes se concretó la reunión entre Jorge Abbott y Rubén Collío, comunero mapuche y esposo de la fallecida activista medioambiental. El Ministerio Público revisará la carpeta investigativa para ordenar diligencias que determinen la causa de su fallecimiento, dejando atrás la tesis del suicidio aceptada inicialmente por la justicia.

Maximiliano Alarcón

  Viernes 9 de febrero 2018 16:42 hrs. 
VALDES

Este viernes se concretó la reunión entre el Fiscal Nacional, Jorge Abbott, y Rubén Collío, esposo de la fallecida activista medioambiental Macarena Valdés, que tenía por objetivo entregar los antecedentes del caso a la máxima autoridad persecutora.

La víctima fue encontrada muerta dentro de su casa en agosto de 2016. Desde entonces, la historia por averiguar los antecedentes en torno a su partida ha estado marcada por la negligencia y las irregularidades.

En enero de este año, el perito privado Luis Ravanal descartó que la muerte de Macarena Valdés se tratara de un suicidio, tesis inicial presentada por el Servicio Médico Legal y respaldada por la Fiscalía de Panguipulli, puesto que el cuerpo no presentaba evidencia de haber sido suspendido a través del ahorcamiento mientras se encontraba con vida.

En la cita de este viernes el Fiscal Nacional se comprometió con Rubén Collío a que estudiarán el contenido de la carpeta investigativa, a la que pudieron acceder recién durante esta jornada, para de esta forma determinar cuáles serán las acciones a seguir como Ministerio Público.

Luego de la reunión, Collío llamó la atención sobre “el entorpecimiento y cómo se ha guiado esta investigación, cómo se ha intentado crear la imagen de un suicidio, la Fiscalía intentando insistir en un suicidio a través de las pericias que solicitan. El señor Abbott se ha comprometido a estudiar la carpeta investigativa y proponer nuevas diligencias que vayan realmente enfocadas en esclarecer que es un asesinato”.

El Fiscal Nacional aseguró en la cita que en Chile se cumple el Estado de Derecho, pero el esposo de Valdés espera ver muestras concretas de esto. Por el momento no existe un plazo puesto por el Ministerio Público para informar su determinación. “Nosotros no somos Luchsinger, por eso no tenemos titulares, por eso llevamos un año y medio peleando por justicia, por eso tenemos que empezar a movilizarnos, porque si fuéramos Luchsinger todos los medios habrían estado desde el principio y habría gente detenida. Como somos mapuches orgullosos de ser mapuches, tratan de ponernos la pata encima”, agregó.

Collío además expresó su molestia por la actitud de la Fiscalía en Panguipulli, quienes buscaron confirmar el metaperitaje de Ravanal en lugar de pedir diligencias en la línea de averiguar quién asesinó a Macarena Valdés.

Por otra parte, señaló que está pendiente una reunión con la Presidenta Michelle Bachelet, la que ya está solicitada, en la búsqueda de que el Gobierno se haga parte de la querella: “Asesinaron a una mujer por ambiciones económicas, a causa de la instalación de una central, de un cableado, y porque nosotros tuvimos la valentía de oponernos nos asesinan. El Estado tiene que hacerse cargo de esto, porque ellos son los responsables de dar la autorización para que estas empresas se instalen”, dijo.

En la reunión también estuvo la abogada Natividad Llanquileo, quien representa a Collío y señaló que en el Centro de Investigación y Defensa Sur, lugar en que trabajan defendiendo varias causas judiciales relativas al pueblo mapuche, han visto cómo se discrimina a las víctimas cuando son mapuches: “La Fiscalía ya ha intentado cerrar la causa dos veces y de parte de la víctima se tuvo que encargar un peritaje distinto para reabrirla y seguir investigando. No puede ser que la víctima tenga que aportar antecedentes cuando hay un organismo que tiene las herramientas y debería utilizarlas”, sentenció.

Este viernes se concretó la reunión entre el Fiscal Nacional, Jorge Abbott, y Rubén Collío, esposo de la fallecida activista medioambiental Macarena Valdés, que tenía por objetivo entregar los antecedentes del caso a la máxima autoridad persecutora.

La víctima fue encontrada muerta dentro de su casa en agosto de 2016. Desde entonces, la historia por averiguar los antecedentes en torno a su partida ha estado marcada por la negligencia y las irregularidades.

En enero de este año, el perito privado Luis Ravanal descartó que la muerte de Macarena Valdés se tratara de un suicidio, tesis inicial presentada por el Servicio Médico Legal y respaldada por la Fiscalía de Panguipulli, puesto que el cuerpo no presentaba evidencia de haber sido suspendido a través del ahorcamiento mientras se encontraba con vida.

En la cita de este viernes el Fiscal Nacional se comprometió con Rubén Collío a que estudiarán el contenido de la carpeta investigativa, a la que pudieron acceder recién durante esta jornada, para de esta forma determinar cuáles serán las acciones a seguir como Ministerio Público.

Luego de la reunión, Collío llamó la atención sobre “el entorpecimiento y cómo se ha guiado esta investigación, cómo se ha intentado crear la imagen de un suicidio, la Fiscalía intentando insistir en un suicidio a través de las pericias que solicitan. El señor Abbott se ha comprometido a estudiar la carpeta investigativa y proponer nuevas diligencias que vayan realmente enfocadas en esclarecer que es un asesinato”.

El Fiscal Nacional aseguró en la cita que en Chile se cumple el Estado de Derecho, pero el esposo de Valdés espera ver muestras concretas de esto. Por el momento no existe un plazo puesto por el Ministerio Público para informar su determinación. “Nosotros no somos Luchsinger, por eso no tenemos titulares, por eso llevamos un año y medio peleando por justicia, por eso tenemos que empezar a movilizarnos, porque si fuéramos Luchsinger todos los medios habrían estado desde el principio y habría gente detenida. Como somos mapuches orgullosos de ser mapuches, tratan de ponernos la pata encima”, agregó.

Collío además expresó su molestia por la actitud de la Fiscalía en Panguipulli, quienes buscaron confirmar el metaperitaje de Ravanal en lugar de pedir diligencias en la línea de averiguar quién asesinó a Macarena Valdés.

Por otra parte, señaló que está pendiente una reunión con la Presidenta Michelle Bachelet, la que ya está solicitada, en la búsqueda de que el Gobierno se haga parte de la querella: “Asesinaron a una mujer por ambiciones económicas, a causa de la instalación de una central, de un cableado, y porque nosotros tuvimos la valentía de oponernos nos asesinan. El Estado tiene que hacerse cargo de esto, porque ellos son los responsables de dar la autorización para que estas empresas se instalen”, dijo.

En la reunión también estuvo la abogada Natividad Llanquileo, quien representa a Collío y señaló que en el Centro de Investigación y Defensa Sur, lugar en que trabajan defendiendo varias causas judiciales relativas al pueblo mapuche, han visto cómo se discrimina a las víctimas cuando son mapuches: “La Fiscalía ya ha intentado cerrar la causa dos veces y de parte de la víctima se tuvo que encargar un peritaje distinto para reabrirla y seguir investigando. No puede ser que la víctima tenga que aportar antecedentes cuando hay un organismo que tiene las herramientas y debería utilizarlas”, sentenció.