Diario y Radio U Chile

Año X, 24 de mayo de 2018

Escritorio

Ser zurdo

Enrique Salas Cartas al Director |

  Jueves 15 de febrero 2018 13:20 hrs. 

Señor Director:

 Estoy ya siendo septuagenario, y a estas alturas uno hace memoria ( si es que puede.. ) de la vida que ha transcurrido, tratando de obviar el resto de vida que queda.
Como con todos, esta ha transcurrido entre los avatares propios de nuestra existencia, de cuerpo y alma.
No digo solo en la tierra, sino en nuestro país incluido. Cinco, seis décadas de vida activa ciudadana en Chile, y en el mundo, por motivos de trabajo o por lo que fuera, aunque mi ausencia se vio forzada por los acontecimientos sucedidos en los setenta y los ochenta en nuestro país.
Memoria de acontecimientos de espíritu, y cuerpo presente, y que nos dejan marcados a toda nuestra generación.
Entre ellos está la entrega de nuestros artistas poetas, escritores, cantautores, actores y artistas en general, ya fueran nacionales, o extranjeros.
Mi mensaje trata de hacer un tanto de justicia, con el quizás más grande de todos, el cantautor cubano Silvio Rodriguez. Cuyo canto nos ayudó a soportar los años terribles de la dictadura. En esa lucha desesperada con la frustración de haber sido arrebatados de la esperanza de hacer hacer un país mas justo para todos, en contra de lo que hoy hay, y que quien sabe como terminará.
A pesar de que Silvio le cantó a una revolución triunfante, pero que en toda su vida ha soportado el asedio del Imperio. Alegría, frustración, esperanza, y temor mezclados en un todo, aquí y allá.
Pero la lucha continúa, y estamos pronto a seguir con las nuevas generaciones que tomarán las banderas.
Fuente de inspiración son las letras, y la música del trovador cubano, y más aun sus insuperables textos, verdaderas pequeñas obras literarias que irán conformado un todo que serían sus Obras Completas, como corresponde a todo aquel que sea mencionado como poeta.
Hay aquellos que no aceptaron cuando eso sucedió con Bob Dylan, al parecer todos los que compartimos la obra de Silvio estuvímos de acuerdo con la idea.
Rodriguez Dominguez es merecedor de la misma idea.
Quienes pueden ayudar a hacerla realidad, son sus seguidores a todos los niveles, desde los medios editoriales y redes sociales.
Esto es parte importante de nuestra cultura, no solo en lo poético, sino también en lo político, como actitud de defensa de valores en defensa de nuestro pueblo, y la revolución cubana.
Eso es el motivo de mi epístola Sr Director, el que sigamos difundiendo la obra del cantautor.
Debemos tomar conciencia de la calidad del trabajo de Silvio en eso de ”No solo de pan vive el hombre”, que el espíritu también necesita su alimento.El necio ( Silvio Rodriguez )

” Para no hacer de mi ícono pedazos, para salvarme entre únicos e impares, para cederme un lugar en su parnaso, para darme un rinconcito en sus altares.
Me vienen a convidar a arrepentirme, me vienen a convidar a que no pierda, me vienen a convidar a indefinirme,
me vienen a convidar a tanta mierda.

yo no se lo que es el destino, caminando fui lo que fui. Allá dios, que será divino. Yo me muero como viví,  yo me muero como viví.

Yo quiero seguir jugando a lo perdido, yo quiero ser a la zurda más que diestro, yo quiero hacer un congreso de lo mio, yo quiero rezar a fondo un “hijo nuestro”.

Dirán que pasó de moda la locura, dirán que la gente es mala y no merece,
más yo seguiré soñando travesuras (acaso multiplicar panes y peces).
yo no se lo que es el destino, caminando fui lo que fui.
allá dios, que será divino.
yo me muero como viví,
yo me muero como viví.
Yo me muero como viví, como viví
yo me muero como viví.
Dicen que me arrastrarán por sobre rocas cuando la revolución se venga abajo,
que machacarán mis manos y mi boca, que me arrancarán los ojos y el badajo.
será que la necedad parió conmigo, la necedad de lo que hoy resulta necio:
la necedad de asumir al enemigo, la necedad de vivir sin tener precio.

Yo no se lo que es el destino, caminando fui lo que fui.
Allá dios, que será divino. Yo me muero como viví.
yo me muero como viví.”

Envíanos tu carta al director a: cardenas@u.uchile.cl