Diario y Radio Uchile

Escritorio

Arranca la Berlinale con una veintena de apuestas latinoamericanas

Son cerca de 400 películas este año en el Festival de Cine de Berlín, la Berlinale, entre ellas 22 largos de Latinoamérica, dos de ellos en la Competencia por el Oso de Oro.

Sergio Correa / RFI

  Jueves 15 de febrero 2018 10:04 hrs. 
museum-gael-garcia-bernal

El mexicano Alonso Ruizpalacios, que ya ganó en este festival el premio a la mejor ópera prima con “Güeros” hace tres años, ahora vuelve a la sección principal, al lado de Wes Anderson, Steven Soderbergh o Gus Van Sant. Su película se llama Museo y sigue a una pareja de no muy entusiastas estudiantes que para espantar el aburrimiento deciden robar un museo, nada menos que el Museo Nacional de Antropología de México. La película se basa increíblemente en una historia real que le sirve a Ruizpalacios para volver a ese mundo que le interesa tanto, el de jóvenes que no quieren o no pueden ingresar al mundo del trabajo y que se mantienen en la nebulosa posición de eternos estudiantes. Ruizpalacios consiguió a Gael García Bernal, quizás el único actor latinoamericano de proyección mundial, como uno de los dos protagonistas de esta película.

A su lado, Las herederas de Marcelo Martinessi es un caso aún más raro: será la primera película paraguaya en la competencia de un gran festival y es además el primer largometraje de Martinessi, que ganó ya hace dos años en Cannes el premio al mejor cortometraje por La voz perdida. Matinessi ha filmado hasta ahora obras lacónicas y poéticas sobre el sufrimiento y los abusos reflejados en la vida rural de Paraguay. Las herederas, o por lo menos lo que se ha podido saber de la película, parece ser también un giro en los temas de Martinessi, que aquí narra el destino de dos acaudaladas señoras que de la noche a la mañana se quedan sin la herencia con la cual se han mantenido toda su vida.

La sección Panorama es una de las más cotizadas por la crítica, sin compromisos con grandes nombres o grandes producciones, aquí siempre hay sorpresas. Este año estará el primer trabajo del argentino Sebastián Schjaer La omisión, sobre un viaje introspectivo de una muchacha en un sur nevado de Argentina, o también Malambo, el hombre bueno, de Santiago Loza, sobre un hombre llevado hasta el fin en el ejercicio de perfeccionar su danza. También en Panorama estará Marilyn, de Martín Rodríguez Redondo, coproducida con Chile, el drama de un muchacho gay en la provincial Argentina .

En la sección Forum, dedicada al cine más experimental, estará la mexicana Los débiles, de Raúl Rico y Eduardo Giralt Brun, tratando de lidiar con la violencia y la representación de la violencia en su región de Sinaloa. La mexicana Marta Hernaiz terminó sus estudios de cine en Sarajevo, de ahí esta curiosa producción mexicana con Bosnia Herzegovina de su película The chaotic life of Nada Kadic, sobre la vida de una mujer en Sarajevo con su hija que padece autismo. En la sección Panorama Special, el veterano director argentino Fernando Solanas presentará su documental Viaje a los pueblos fumigados.

El director del festival, Dieter Kosslick, tampoco se ha salvado de la ola de críticas a directivos que arrecia en la política alemana. Kosslick es acusado de ser más amigo de las estrellas que de las buenas películas y de presionar al jurado para que favorezca temas políticos actuales mientras agotan botellas de champagne en las lujosas fiestas del festival. La última gran víctima de esta actitud fue el chileno Pablo Larraín, que debió resignarse a un segundo lugar con su aclamada El club mientras la modesta película Taxi, de Jafar Panahi, se llevaba el Oso de Oro. Taxi fue traída clandestinamente al festival luego que el gobierno iraní le negara la salida a la película y su director para venir a Berlín.

La Berlinale entregará sus Osos el próximo 24 de Febrero.

El mexicano Alonso Ruizpalacios, que ya ganó en este festival el premio a la mejor ópera prima con “Güeros” hace tres años, ahora vuelve a la sección principal, al lado de Wes Anderson, Steven Soderbergh o Gus Van Sant. Su película se llama Museo y sigue a una pareja de no muy entusiastas estudiantes que para espantar el aburrimiento deciden robar un museo, nada menos que el Museo Nacional de Antropología de México. La película se basa increíblemente en una historia real que le sirve a Ruizpalacios para volver a ese mundo que le interesa tanto, el de jóvenes que no quieren o no pueden ingresar al mundo del trabajo y que se mantienen en la nebulosa posición de eternos estudiantes. Ruizpalacios consiguió a Gael García Bernal, quizás el único actor latinoamericano de proyección mundial, como uno de los dos protagonistas de esta película.

A su lado, Las herederas de Marcelo Martinessi es un caso aún más raro: será la primera película paraguaya en la competencia de un gran festival y es además el primer largometraje de Martinessi, que ganó ya hace dos años en Cannes el premio al mejor cortometraje por La voz perdida. Matinessi ha filmado hasta ahora obras lacónicas y poéticas sobre el sufrimiento y los abusos reflejados en la vida rural de Paraguay. Las herederas, o por lo menos lo que se ha podido saber de la película, parece ser también un giro en los temas de Martinessi, que aquí narra el destino de dos acaudaladas señoras que de la noche a la mañana se quedan sin la herencia con la cual se han mantenido toda su vida.

La sección Panorama es una de las más cotizadas por la crítica, sin compromisos con grandes nombres o grandes producciones, aquí siempre hay sorpresas. Este año estará el primer trabajo del argentino Sebastián Schjaer La omisión, sobre un viaje introspectivo de una muchacha en un sur nevado de Argentina, o también Malambo, el hombre bueno, de Santiago Loza, sobre un hombre llevado hasta el fin en el ejercicio de perfeccionar su danza. También en Panorama estará Marilyn, de Martín Rodríguez Redondo, coproducida con Chile, el drama de un muchacho gay en la provincial Argentina .

En la sección Forum, dedicada al cine más experimental, estará la mexicana Los débiles, de Raúl Rico y Eduardo Giralt Brun, tratando de lidiar con la violencia y la representación de la violencia en su región de Sinaloa. La mexicana Marta Hernaiz terminó sus estudios de cine en Sarajevo, de ahí esta curiosa producción mexicana con Bosnia Herzegovina de su película The chaotic life of Nada Kadic, sobre la vida de una mujer en Sarajevo con su hija que padece autismo. En la sección Panorama Special, el veterano director argentino Fernando Solanas presentará su documental Viaje a los pueblos fumigados.

El director del festival, Dieter Kosslick, tampoco se ha salvado de la ola de críticas a directivos que arrecia en la política alemana. Kosslick es acusado de ser más amigo de las estrellas que de las buenas películas y de presionar al jurado para que favorezca temas políticos actuales mientras agotan botellas de champagne en las lujosas fiestas del festival. La última gran víctima de esta actitud fue el chileno Pablo Larraín, que debió resignarse a un segundo lugar con su aclamada El club mientras la modesta película Taxi, de Jafar Panahi, se llevaba el Oso de Oro. Taxi fue traída clandestinamente al festival luego que el gobierno iraní le negara la salida a la película y su director para venir a Berlín.

La Berlinale entregará sus Osos el próximo 24 de Febrero.