Diario y Radio U Chile

Año XI, 25 de mayo de 2019

Escritorio

Colegios profesionales rechazan sensacionalismo en casos que involucran niños y adolescentes

Organizaciones gremiales de periodistas, médicos y profesores cuestionaron la exposición desmedida que han tenido casos recientes.

Diario Uchile

  Viernes 16 de febrero 2018 9:26 hrs. 

El Colegio Médico, el Colegio de Periodistas y el Colegio de Profesores hicieron un llamado a velar por los derechos de la infancia y la juventud, en relación a los casos en que niños, niñas y adolescentes (NNA) han sido víctimas de delitos.

Esto, en relación a hechos recientes como el de la niña Emmelyn Canales, quien estuvo desaparecida por más de una semana en Licantén, región del Maule.

“Niñas y niños son protagonistas a diario en los medios de comunicación de noticias que atropellan su privacidad y dignidad. Generalmente se presenta a la infancia víctima de crímenes, desastres naturales o envueltos en conflictos sociales, realizando un tratamiento irresponsable de la información, inadecuada contextualización de los hechos y mostrando una falta de preocupación por su bienestar, al divulgar su imagen, datos personales y familiares, vivencias dolorosas e invadiendo su frágil intimidad”, dice la declaración.

“Se convierten matinales, noticiarios y otros medios de comunicación en una instancia de victimización secundaria, que se ve prolongada por la participación de la opinión pública en las redes sociales, que continúan manipulando información que solo concierne a los niños, su entorno de confianza y quienes participan en su terapia de reparación”, añade el comunicado conjunto.

Las tres entidades advierten que la información “se ha utilizado de manera ilegítima, convirtiéndola en fuente de sensacionalismo noticioso que vulnera nuevamente sus derechos”.

“Esta información será difícil de eliminar de las amplias plataformas digitales de comunicación, quedando a libre disposición, pudiendo así volver a afectarlo directa o indirectamente a lo largo su vida”, recalcan.

Los médicos, periodistas y profesores cuestionan que “lejos de aportar para el trabajo periodístico, este hecho exacerba la situación de indefensión de la infancia ya dañada” y añaden que “nos planteamos la urgencia de respetar cada uno de los derechos de los NNA, priorizar el interés superior del niño en la toma de decisiones, garantizar la exactitud y contextualización adecuada de los contenidos de las noticias sobre infancia y proteger a toda costa la imagen y la identidad de nuestros jóvenes por medio del actuar reflexivo previo a la divulgación de la información”.

La declaración completa puede leerse en este enlace.