Diario y Radio U Chile

Año X, 9 de diciembre de 2018

Escritorio

Edil de Puerto Varas niega conciliación a ESSAL por contaminación del lago

La jornada de este martes el municipio de Puerto Varas y la sanitaria Essal se enfrentarán en el Tribunal Ambiental de Valdivia por la denuncia hecha por contaminación del lago Llanquihue producto del abuso de aliviadero de aguas lluvias.

Francisco Velásquez

  Lunes 5 de marzo 2018 17:29 hrs. 
puerto-varas-quienes-somo

Para este martes está fijada la audiencia de conciliación y alegatos en que el Tribunal Ambiental de Valdivia recibirá las pruebas y escuchará los argumentos de las partes en la demanda de reparación por daño ambiental interpuesta por la Municipalidad de Puerto Varas en contra de la Empresa de Servicios Sanitarios ESSAL S.A, por la presunta contaminación del Lago Llanquihue.

El ministro del Tribunal Ambiental de Valdivia, Iván Hunter Ampuero, relató el proceso y explicó que “ la idea es que el tribunal proponga bases para el acuerdo y que posteriormente esas bases puedan ser discutidas entre las partes o contraponer otros puntos que puedan ser objeto de análisis por el tribunal. Si no hay acuerdo procedemos a recibir la pruebas que hayan sido previamente propuestas por las partes y con posterioridad, realizar alegatos de buena probanza por cada parte durante treinta minutos”.

 En su demanda, el municipio sostuvo que la sanitaria ha utilizado injustificadamente los aliviaderos de tormenta, obligando a lanzar aguas servidas sin tratamiento al Lago Llanquihue. Además, alega que la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) de la Planta de Tratamiento de Aguas Servidas de Puerto Varas – Llanquihue, aprobada en agosto de 2000, consideró una vida útil del proyecto de 10 años, plazo que se encontraría superado a la fecha.

 Por su parte, ESSAL S.A respondió que la vida útil de 10 años es un plazo referencial informado en la evaluación ambiental, descartando que la RCA de la planta se encuentre vencida. La empresa, además, sostuvo que el uso de aliviaderos de tormenta se produce por la inexistencia de una red de evacuación de aguas lluvias, lo que escaparía a la responsabilidad de la sanitaria y señaló que existen al menos 13 fuentes de descargas al Lago Llanquihue, distintas a la empresa, y que podrían ser responsables de la contaminación denunciada.

Junto con fijar la audiencia, el Tribunal autorizó la declaración en estrado de siete testigos que fueron presentados por ambas partes.

El alcalde de Puerto Varas, Ramón Bahamonde, expuso que “en la primera audiencia de conciliación, nosotros no tenemos ningún reparo en seguir sosteniendo lo que avaló nuestra denuncia, que son los informes del ministerio de Salud, y yo creo que con eso basta y sobra como para argumentar que tenemos la razón en que el lago era impactado apenas llovía y que llegaba a altos niveles de coliformes fecales y ese es suficiente argumento para que la posición de ESSAL ya no resista análisis”.

 A lo mismo, el edil agregó: “somos exigentes con lo que nos corresponde, que es que las aguas sean bien tratadas y que las capacidades que tenga ESSAL no sean una mentira a los ojos de todo el mundo. La dimensión demográfica de la ciudad es superior a las capacidades que tiene la sanitaria y ellos solo se dedicaron a guardar silencio”.

 El alcalde Bahamondes advirtió que existen más implicados en este caso, ya que “en primer lugar, el estado no cumple con entregar los planes maestros de aguas lluvias y eso implicaría una separación de aguas servidas y aguas lluvias. Segundo, el ministerio de Vivienda y Urbanismo no controla todas las autorizaciones que entregan desde los departamentos de obras, porque eso es controlado por ellos y no por la administración municipal de turno. Tercero, es el ministerio de Medio Ambiente que crea disposiciones legales y no tiene la capacidad de cumplirlas. Luego estamos nosotros, que debemos resistir todos los embates de lo que significa medidas de carácter nacional que impactan a nivel regional”.

 Por lo anterior, la autoridad de Puerto Varas advirtió que esta jornada “no será de conciliación, porque no va a haber acuerdo debido al tiempo que se demora ESSAL en dar capacidad resolutiva al problema que es de dos a tres años. Y en ese tiempo nosotros no le vamos a tirar un guante blanco de ninguna manera, ni mucho menos le vamos firmar un cheque en blanco. Que eso que quede claro”.