Diario y Radio U Chile

Año X, 23 de octubre de 2018

Escritorio

Piñera 2.0 y oposición

Enrique Salas Cartas al Director |

  Lunes 12 de marzo 2018 8:04 hrs. 

Señor Director:

La pregunta que se hace el ciudadano medio hoy lunes 12 de marzo es, que nos deparará el gobierno Piñera 2.0.
Obviando la desinformación de todos los medios que enlazan con la redacción del Mercurio que son los más, además de los insertos en las redes digitales que también sobrepasan a los medios de la hoy oposición, se puede especular, apostar por lo uno o lo otro, lo cual es también es un derecho ciudadano, o sea hacer conjeturas para su propio capote o albedrío, acerca de lo que vendrá.
Definitívamente esta elección y su resultado, se definió por el miedo que infundió la campaña de Piñera 2.0 en las capas medias y bajas despolitizadas.
Ya desde comienzos de la campaña se vió la desintegración total de los partidarios de la Bachelet, la llamada centro izquierda.
En realidad este proceso de descomposición y dispersión, tiene connotaciones mundiales, no solo en Chile. Lo que decidió la hecatombe fue la baja calidad en la definición ideológica de sus integrantes lo cual precipitó la cuasi total desarticulación del sector. La pregunta es : como se recompondrá, o como sentar las base para su recomposición?
Generacionalmente eso es imposible por la edad de sus integrantes que llevan haciendo politica desde mediados de los 60. Entonces por ahí no habría energía ya que tal proyecto se encuentra en su tercera edad.
Etariamente el recambio generacional de la derecha es como un cambio de guardia en cualquier palacio digno de ese nombre, los viejos se van, y llegan los jóvenes pero clonados, ahí no hay nuevas ideas o proyectos, la idea es seguir con lo que Pinochet dejó.
Ya antes en la historia de Chile se vivió una situación similar, y fue en los inicios de la lucha por la independencia, en aquel tiempo las fuerzas fuerzas conservadoras se conocían como el sector de los chapetones, y estaban a favor de que Chile siguiera perteneciendo a la corona. Si es que no participaron abiertamente en la contrarevolución, se retiraron a su fundos y haciendas a esperar a ver quienes resultaban vencedores.
No hay que olvidar que la poblacion en aquel entonces era de 500-800 mil habitantes en su mayoría criollos o hijos de españoles, exceptuando las etnias nativas.
Una vez lograda la independencia estos sectores conforman el inicio del Chile conservador, que por afinidad en los negocios e ideológica, se entremezclaron conformando una derecha conservadora-liberal que se disputaba el poder hasta hoy nuestros dias, solo que se han ido cambiando de nombre o rebautizando, las diferencias del sector siempre han sido las mismas, la de los conservadores gobernar sin reformas, y concentrando el poder en torno a las haciendas, hoy corporaciones, y los liberales haciéndolas.
Sobre todo constitucionales, la de 1829-1830, la de 1851, y la de 1859, o sea que todo el siglo XIX, y el XX hasta los 70 se dieron esta pugnas con la variante que a comienzos del 1910-1912 hace su aparición el movimiento obrero en esta disputa, al cual se le asociaron sectores liberales de la sociedad chilena que habian sido derrotados las tres veces hasta 1859. Se puede decir con certeza que la izquierda chilena fue un paréntisis en la historia política de Chile.
Ahora bien, la disputa conservador-liberal se librará paradojalmente dentro de este gobierno Piñera 2.0, y fuera del mismo. Ya que sectores liberales conforman lo que hoy es oposición al gobierno Piñera 2.0, los mal denominados de centroizquierda. En este sector oposicional entra sin dudas el Frente Amplio que no puede denominarse como de izquierda, pues no lo es en la realidad, sino que serían liberales progresistas de centro izquierda emulando a Fco Bilbao y Victorino Lastarria en su afanes reformistas de la Constitución.
Se puede decir que estamos de vuelta a la casilla nr 1, así que no nos engañemos, esta es la historia de Chile que se archi repite una vez más.
Seguramente muchos de los que van montados en el carro Piñera 2.0 no visualizan esta perspectiva histórica de Chile.
Un hecho muy simple lo demuestra, lo de Punta Peuco. Lo que dijo Piñera 1.0 acerca de los complices pasivos que fue como escribir en el agua, ya que al parecer el sector de José Antonio Kast intenta llevar la pugna conservadora-liberal al tapete del gobierno y fuera de este. Esta pugna podría hacer tambalear a todo el gobierno.
Por ahora se ven todos muy ordenaditos, como colegiales que ingresan a su 2do año de escuela básica, con los papeles en orden dentro de sus bolsones escolares, solo que aún no instuyen que podría quedar repitiendo al ser reprobados por el Chile liberal de centroizquierda siempre que este logre recomponerse…