Diario y Radio U Chile

Año X, 26 de mayo de 2018

Escritorio

Carlos Montes: Hay riesgo de un gobierno de un neoliberalismo extremo

El nuevo presidente del Senado entregó su visión sobre cuáles son las principales políticas de unión que se deberían aplicar en la oposición, para así continuar con esta suerte de cambios estructurales que inició la ex presidenta Bachelet. El senador PS señaló que es necesario contribuir a la reconstrucción de un proyecto entre la izquierda, el centro y todos los que estén por seguir adelante con cierta transformación.

Nicolás Massai D

  Martes 13 de marzo 2018 16:20 hrs. 
carlos montes

“Te ayudo, Carlos”, le dijo durante el cambio de mando Michelle Bachelet al nuevo presidente del Senado, justo cuando este se aprestaba a acomodarle la banda presidencial a Sebastián Piñera. Fue uno de los primeros hechos que tuvo el senador de manera pública con su investidura, calificado como un chascarro y que incluso fue resaltado por diversos medios de comunicación.

Carlos Montes, uno de los fundadores del histórico MAPU y parlamentario influyente dentro del Partido Socialista, habló con Diario y Radio Universidad de Chile un día después de haber asumido en el cargo de mayor importancia después del mandatario de la República.

El sucesor de Andrés Zaldívar, explicó que asumiendo la presidencia del Senado tendrá un doble rol, que implicará, primero, “asegurar que se respeten los derechos de todos”, y después, como agente de la oposición, “contribuir a la reconstrucción de un proyecto entre la izquierda, el centro, y todos los que estén por seguir adelante con cierta transformación”.

De esta manera, Montes comentó el primer discurso de Sebastián Piñera en el que se llamó a trabajar desde la unidad y sobre la base de acuerdos, con una similitud intencionada a las palabras que alguna vez emitió Patricio Aylwin en esa misma posición.

“Pueden reflejar intenciones. Van a haber hechos muy cercanos que van a mostrarlo, desde el Tribunal Constitucional y las leyes de educación superior. Si pretenden reducir las regulaciones al mínimo, será un factor de gran polarización e inútil”, dijo.

Caras socialistas

La presidencia de la Cámara Baja también quedó en manos de una militante del PS: Maya Fernández, nieta de Salvador Allende y diputada por segundo período consecutivo. Tanto ese nombramiento como el del mismo Montes implicaron un acuerdo a nivel transversal de oposición, incluido los partidos del Frente Amplio, lo que fue bien valorado por el senador.

“Yo creo que esta es una decisión que tiene un componente fuerte. Aquí hay conciencia de que las mayorías en las comisiones y en las dos salas son bien determinantes de la influencia que se tenga en el debate político-valórico mayor. Es eso: ponerse de acuerdo para, al menos, no darle la hegemonía plena al gobierno”, indicó.

La unidad o un intento de cohesión ante todo: esa es la consigna del nuevo presidente del Senado que, tal como especificó en sus palabras, se construye como una forma efectiva de hacerle frente al Ejecutivo a lo menos en el plano legislativo. Otro fin resulta no darle la pasada a políticas que desvíen esta suerte de cambio estructural que aplicó Michelle Bachelet.

De hecho, fue el mismo Sebastián Piñera quien percibió esa intención en la población luego de la primera vuelta de las elecciones, lo que lo llevó incluso a modificar la discursiva respecto de la gratuidad en la educación. Esto, acorde a las palabras de Montes, viene a acentuar el rol que deberá cumplir la oposición.

“Porque los chilenos, junto con tener preocupación por sus beneficios individuales, tienen valores. Esa ambivalencia de alguna forma la entendió (Piñera) en la segunda vuelta. ¿Cómo se traduce esto en su acción? va a depender de lo que hagamos nosotros como oposición, de cuán unida y cómo enfrente las cosas. Si los sectores de la centroizquierda no logran articular sentidos comunes básicos, hay riesgo de que sea un gobierno restaurador de la lógica neoliberal más extrema”, afirmó.

El principal mea culpa

El próximo escenario electoral que se aproxima es el de las elecciones municipales, en 2020. Si bien para Carlos Montes es necesario contar con unidad, también reconoció que “va a demorar bastante reconstruir una coalición o un entendimiento permanente”.

Para ese objetivo, el senador no escatimó recursos retóricos para posicionar a Michelle Bachelet como la tutora principal de este proceso. “Por el intento de reponer la educación, terminar con el binominal (…) la presidenta estará como referente”, expresó, aunque habló acerca de uno de críticas que se le podría hacer al gobierno anterior.

“Yo creo que el problema principal fue que se puso en cuestión un modelo de ascenso social de los sectores medios a partir de los colegios subvencionados y las universidades privadas sin haber abierto una propuesta distinta pública. Fue un error central, y eso requería de un tiempo mayor. Como dicen algunos analistas, a ciudadanos que mucho tiempo se los trataba como clientes, no iban a pensar y sentir como ciudadanos de la noche a la mañana”, dijo.

Por último, el senador hizo referencia a la situación que está ocurriendo en Carabineros: “es lamentable y grave. Fueron hechos que generaron una crisis en la imagen de la institución frente al país”.