Diario y Radio U Chile

Año X, 23 de mayo de 2018

Escritorio

La primera vez de la “U” en Brasil por Copa Libertadores

El "Ballet Azul" quedó en su grupo en 1965 con Universitario de Perú y el poderoso Santos de Pelé. Luego de perder 5 a 1 contra los brasileños en Santiago, los dirigidos por Luis Álamos dieron dura batalla en Pacaembú ante uno de los mejores equipos de la historia.

Claudio Medrano

  Martes 13 de marzo 2018 9:47 hrs. 
la u 2

Este martes la “U” de Ángel Guillermo Hoyos enfrentará al Vasco da Gama en Brasil con la responsabilidad de levantar al alicaído balompié nacional que en esta temporada ha ido de fracaso en fracaso en el plano internacional.

La misión no será fácil considerando el bajo porcentaje de triunfos que ha obtenido el cuadro azul en tierras brasileñas, pese a excepciones como el recordado cuatro a cero que la “U” de Jorge Sampaoli le propinó al Flamengo de un tal Ronaldinho Gaucho.

El primer antecedente de enfrentamientos entre equipos brasileños y la Universidad de Chile en Brasil, se remonta al 23 de febrero de 1965 en Pacaembú, donde el cuadro universitario enfrentó al poderoso Santos de Pelé, uno de los mejores equipos de la historia.

El poderío del conjunto brasileño había quedado de manifiesto en el partido de ida en Santiago, en el Estadio Nacional, donde Pelé y sus secuazes se dieron un festín con la defensa azul goleandola por cinco goles a uno.

Por lo mismo había pesimismo respecto de lo que sería el partido en calidad de visita y así lo graficaba la prensa de la época, la añosa Revista Estadio escribía “todos esperaban una goleada en Pacaembú. La impresionante campaña de Santos, la seguidilla de reveses del campeón nuestro y el hecho de jugarse en el clima candente de los astros morenos provocaron una atmósfera previa de marcado pesimismo”.

Obligados a ganar

La “U” venía de un duro revés ante Universitario de Lima que practicamente lo tenía afuera de la siguiente ronda en la Copa, esto pese al buen rendimiento que había exhibido en los últimos partidos. “Por capacidad defensiva, por presión sobre el pórtico y por ocasiones de gol Universidad de Chile debió haber hecho suyo el partido en LIma”, señaló Lucho Álamos quien planteó un esquema conservador para enfrentar a los brasileños.

la u 4

Esto permitió que mejorara el rendimiento a nivel defensivo, pero, a su vez, disminuyó la producción ofensiva, aunque claro, había que tomar resguardos si al frente se tiene a un jugador como Pelé, “asumir la ofensiva era abrir las compuertas a Pelé y sus diabilillos, era echar por tierra toda la planificación previa, era repetir allá el error cometido acá”, advertía el análisis de Revista Estadio.

Pero, pese al esquema defensivo propuesto por Álamos, la Universidad de Chile manejó bien el contragolpe y de esa forma convirtió al arquero brasileño Gilmar en una de las figuras del partido. Le sacó dos tiros a Leonel Sánchez que iban en dirección de gol y se salvó en el remate que Pedro Araya desvió por muy poco, de hecho la prensa de la época le enrostró al ariete su aparente incapacidad de achuntarle al arco rival “¿no habría modo de corregir este defecto viatl en el diestro alero azul?” se preguntaba.

Los cuestionamientos en contra de Araya continuaron y se sumó además su rendimiento en el partido contra Universitario de Lima, “Pedrito Araya es un muchacho pleno de condiciones, sumamente ligero y pesadilla para cualquier marcador de punta, pero no liquida, no termina bien la jugada y no concreta. En LIma tuvo el triunfo en sus pies y en Sao Paulo malogró el empate. Lamentable”.

U santos

Dentro de las figuras destacables en la “U” estuvieron Carlos Contreras, Manuel Astorga y Braulio Musso. Además se resaltó la labor de Oleniak, Álvarez y el “trajín” de Leonel Sánchez. Pero por sobre todos emergió la figura de Rubén Marcos quien tuvo la difícil misión de marcar al astro Pelé.

“La ubicación de Marcos sobre Pelé -mágnifica faena del osornino en ese sentido- permitió que Musso se cargara sobre Toninho y que Carlos Contreras quedara con cierta libertad en el área para salir, saltar y esperar al hombre”, relataba la crónica de Estadio.

Un nuevo triunfo moral

Pese a la derrota ante Santos, el equipo universitario dejó una buena impresión “lo ocurrido en Sao Paulo revela que la “U” sigue siendo un buen conjunto. No es ya la fuerza imponente que goleó a Peñarol seis a uno, que venció a Internazionale en Milán y que derrotó a Botafogo en Casablanca; pero si sus hombres se ajustan a un plan con voluntad, si aúnan esfuerzos con prescindencia de todo individualismo y proceden conforme a los cánones que singularizan el padrón que predomina nuestro medio es factible obtener resultados como el reciente sin que sean motivo de estupor ni sorpresa”, se pudo leer en Estadio.

la u 5

Una conclusión que puede romper la barrera de los años y adaptarse a nuestra época, en tiempos en que el fútbol chileno pasa por una crisis de identidad y de juego que se ha visto reflejado en los paupérrimos resultados obtenidos en la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana.

De hecho, la conclusión de Revista Estadio deja claro este último punto “se confirma así que el campeón nuestro llegó mal en todo sentido a lanoche del 5 a 1. Y se confirma una vez más que cuando el fútbol chileno se ajusta a lo que sabe hacer no tiene por qué lamentar reveses totalmente fuera de su órbita”.

Este martes la “U” tiene la oportunidad de reponer al fútbol chileno en la órbita internacional y, ¿por qué no? iniciar el camino a su primera Copa Libertadores de América.

la u 6