Diario y Radio U Chile

Año X, 15 de agosto de 2018

Escritorio

Gobernadora reconoce que no tiene plan para crisis hídrica en Petorca

“Tomamos recién cartas en este asunto, se está estudiando. Mi postura como gobernadora es beneficiar a todos los ciudadanos de la provincia sin desmerecer a ninguno, desde el más chico al más grande”. Es la respuesta de la gobernadora luego de que fuera consultada sobre su proyecto para mitigar la escasez hídrica.

Francisco Velásquez

  Martes 20 de marzo 2018 19:36 hrs. 
gobernadora-petorca-800-445

La provincia de Petorca comprende las comunas de La Ligua, Cabildo, Zapallar, Papudo y Petorca. Este territorio se extiende desde la Cordillera de la Costa hasta el mar y si se toma como referencia la carretera 5 Norte se pueden observar los diferentes valles transversales que la cortan en su paso por la Quinta Región.

Hasta los años noventa los valles de La Ligua y Petorca eran frondosos, porque los ríos del mismo nombre recorrían la cuenca desde la montaña hasta el océano. Hoy en esos mismos lugares la composición de la naturaleza es diferente. Para empezar, el río no baja por su cauce de forma superficial y los campos sembrados son cada vez más escasos.

A los vecinos no solo les falta agua para sembrar, sino que en los últimos cinco años en sectores de las comunas de Cabildo y La Ligua no hay para beber.

Cuando se habla sobre un territorio en conflicto socio-ambiental se piensa que es solo una pugna entre el empresariado y la comunidad, pero los actores que se involucran dentro de un problema, como en este caso es la escasez hídrica, son muchos más.

Sin duda que el negocio de la agro-exportación es un factor a tener en cuenta, ya que “desde la segunda mitad de los noventa en adelante y con la llegada al territorio de un grupo reducido, pero de conspicuos políticos y empresarios, el panorama productivo cambió. Los políticos y empresarios compraron suelo de cerro a precio de huevo y empezaron a cultivar paltos sin actitud de cultivo. Desde la década del noventa en adelante pasamos de dos mil hectáreas de paltos a 16 mil. Las estimaciones plantean que en esta provincia se concentra aproximadamente el 30.5 por ciento de toda la oferta exportadora de palta hass de todo Chile”, explica Rodrigo Mundaca, vocero del Movimiento por la Defensa del Agua, Protección de la Tierra y Respeto al Medio Ambiente.

En este sentido, existe una necesidad de fiscalización sobre la base de la utilización de las aguas para el regadío. En el caso del Río Ligua, la Junta de Vigilancia está a cargo de la Municipalidad y en las reuniones que se hacen para mantener un orden en la distribución de este elemento no participan quienes están desviando las aguas de las napas subterráneas a embalses privados para regar sus producciones.

La Dirección General de Aguas siempre alega no tener los suficientes fiscalizadores y los  vecinos de Cabildo, Petorca y La Ligua, ven cómo se secan sus campos.

“El Río Petorca fue declarado agotado en 1997 y el Río Ligua entró en la misma condición en 2004, puesto que la variedad de paltos hass, que se cultivan en la provincia de Petorca, es una raza de origen guatemalteco que demanda enormes cantidades de agua y esas cantidades que demandan los paltos de exportación es precisamente el agua que la falta al pueblo pobre del territorio”.

Dentro de este conflicto socio-ambiental podemos reconocer como actores a la empresa, la comunidad y las autoridades. El caso es que estos actores no viven desagregados, sino que todos en un territorio, el que no es solo el suelo donde se desenvuelven, sino que las relacione sociales que en él se dan.

En este sentido, son todos los actores involucrados a los que les cabe fiscalizar, sancionar, planificar el territorio, proteger los recursos naturales finitos y resguardar que no se viole el derecho de las personas a vivir en un ambiente apropiado. El tema es que en este escenario también existen las vulnerabilidades y existen quienes vulneran.

Si se pudiera hacer un recorrido simple por algunas vulnerabilidades, se podría partir por el Código de Aguas que es el instrumento legal que valida la propiedad privada del agua; los sembradíos de agro exportación con el consumo indiscriminado de los recursos hídricos; una comunidad en silencio; autoridades con sesgos políticos y conflictos de intereses y una nula planificación del territorio.

Este es el diagnóstico de decenas de tesis de psicología comunitaria que abordan los conflictos socio- ambientales de la provincia de Petorca. Ahora, al momento de conversar con la autoridad de este territorio, la gobernadora María Paz Santelices (UDI), sobre su posición frente a la situación de escasez hídrica que se vive en el marco de la sobre-explotación de recursos naturales finitos en la provincia, respondió: “tomamos recién cartas en este asunto, se está estudiando. Mi postura como gobernadora es beneficiar a todos los ciudadanos de la provincia de Petorca sin desmerecer a ninguno, desde el más chico al más grande. En eso estamos, estudiando todas las propuestas y variables respecto a este tema”.

Diez años de sequía, diagnósticos y estudios disponibles en cualquier repositorio de revistas científicas, denuncias al Consejo de Defensa del Estado, innumerables reuniones en la Gobernación, desfiles de dirigentes sociales en las municipalidades, Amnistía Internacional protegiendo a Rodrigo Mundaca por amenazas de muerte por defender el territorio, son algunas escenas del último año  en la lucha social que se ha dado en la provincia de Petorca por el agua.

 “Luego de agotar todas las instancias, fuimos al Consejo de Defensa del Estado, pero yo nunca había estado en un lugar donde no te dan la entrada para nada. Ellos dicen no tener atribuciones  y que lo único que pueden hacer es estudiar. Si tú les das todos los argumentos y prácticamente con el caso resuelto, pueden hacer algo. Nos encontramos con personas muy de oficina que no conocen los temas y decían tenemos que ver si se secó el río, cuando nuestro río se secó el año 2002. Incluso nuestra agua está regando los cerros y descaradamente”, es el relato de un campesino de Cabildo que no quiso ser identificado por el miedo a represalias, pero que quería exponer su decepción frente a la indiferencia de las autoridades para reclamar que no tenía agua para beber y que para él significaba una última instancia.

La gobernadora Satelices, al ser consultada por su posición como una autoridad frente a la discusión del Código de Aguas, dijo que “sería súper irresponsable de mi parte dar una opinión, porque todavía está en estudio. Mientras no se dé una respuesta, mientras no exista una solución y una alternativa yo no te puedo decir cuál es mi postura, porque en ese sentido no podría ser irresponsable de darte una alternativa que a lo mejor no va a ser la más viable o la más favorable para los vecinos de la provincia de Petorca”.

Asimismo, cuando la ex consejera regional de Valparaíso fue consultada sobre si tenía algún proyecto para mitigar la escasez hídrica de la comuna y abordar esta problemática que afecta a buena parte de sus vecinos dijo que “existen instancias y servicios que se dedican a la elaboración y diseño de proyectos. Nosotros como gobernación podemos apoyar a estos servicios, ayudar a que se genere y se gestione más rápido. Tenemos a INDAP, por ejemplo, que ayuda al financiamiento de canales y el desarrollo de las APR, de una serie de herramientas que ayudan al riego tecnificado a mejorar la eficiencia energética en el tema de las APR, buscar todos los recursos para entregarle a los agricultores las herramientas para que puedan ejecutar sus labores porque ayudan al desarrollo de la provincia”.

“Me plantearon todas las formas y posturas y las estoy estudiando, después podría dar una respuesta más responsable para los vecinos de la provincia de Petorca”, finaliza María Paz Santelices, gobernadora de la provincia de Petorca.