Diario y Radio U Chile

Año X, 26 de abril de 2018

Escritorio

Aumenta sindicalización en Chile

Así lo revelan los datos de un informe realizado por el Consejo Superior Laboral, que además indicó que el número de huelgas ha disminuido hasta llegar a 630 en 2017.

Camilo Villa J.

  Martes 3 de abril 2018 17:58 hrs. 
foto laboral

 

A un año de la Reforma Laboral impulsada por el gobierno de Michelle Bachelet, el Consejo Superior Laboral realizó un informe donde se dieron a conocer cifras en torno a la práctica sindical, huelgas y negociaciones, entre otros.

Si bien el informe aun no sale a la luz pública, el periódico Pulso tuvo acceso a algunos datos que indican, por ejemplo, que la sindicalización superó por primera vez el 20 por ciento.

Otros datos relevantes son los que indican que el número de huelgas se ha reducido de 730 en 2014 a 630 en 2017. Las denuncias por prácticas antisindicales también disminuyeron de 1118 en 2015 a 862 en 2017.

Al respecto, el académico y abogado experto en derecho del trabajo, José Luis Ugarte, dijo que las cifras son efectos marginales, en otras palabras, no tienen nada que ver con la propuesta política que hizo el anterior gobierno.

“Esas cifras no dan nada para celebrar desde el punto de vista de los trabajadores. Ha aumentado el número de sindicatos, pero eso no dice nada, y en rigor esas cifras ya han existido desde el retorno a la democracia, lo que pasa es que hay gente queriendo ver aquí una justificación a una mala reforma que no fue pro trabajadora como se esperaba. Estos datos no dan para considerarla pro trabajadora, incluso son contradictorios porque muestran más gente en sindicatos, pero menos huelgas, lo que quiere decir que los trabajadores cuentan con menos herramientas de presión que antes”.

El académico también comentó que ex funcionarios del gobierno anterior tratarán de demostrar con estos datos “una suerte de justificación”, a la reforma, sin embargo, él insiste en que las cifras no demuestran ningún cambio sustancial.

El Consejo Superior Laboral es una entidad tripartita producto de la misma reforma laboral, en la que participan gobierno, empresarios y trabajadores. El informe debió entregarse a fines de marzo, pero con el cambio de autoridades de gobierno se retrasó su publicación para fines de abril.

 

 

 

A un año de la Reforma Laboral impulsada por el gobierno de Michelle Bachelet, el Consejo Superior Laboral realizó un informe donde se dieron a conocer cifras en torno a la práctica sindical, huelgas y negociaciones, entre otros.

Si bien el informe aun no sale a la luz pública, el periódico Pulso tuvo acceso a algunos datos que indican, por ejemplo, que la sindicalización superó por primera vez el 20 por ciento.

Otros datos relevantes son los que indican que el número de huelgas se ha reducido de 730 en 2014 a 630 en 2017. Las denuncias por prácticas antisindicales también disminuyeron de 1118 en 2015 a 862 en 2017.

Al respecto, el académico y abogado experto en derecho del trabajo, José Luis Ugarte, dijo que las cifras son efectos marginales, en otras palabras, no tienen nada que ver con la propuesta política que hizo el anterior gobierno.

“Esas cifras no dan nada para celebrar desde el punto de vista de los trabajadores. Ha aumentado el número de sindicatos, pero eso no dice nada, y en rigor esas cifras ya han existido desde el retorno a la democracia, lo que pasa es que hay gente queriendo ver aquí una justificación a una mala reforma que no fue pro trabajadora como se esperaba. Estos datos no dan para considerarla pro trabajadora, incluso son contradictorios porque muestran más gente en sindicatos, pero menos huelgas, lo que quiere decir que los trabajadores cuentan con menos herramientas de presión que antes”.

El académico también comentó que ex funcionarios del gobierno anterior tratarán de demostrar con estos datos “una suerte de justificación”, a la reforma, sin embargo, él insiste en que las cifras no demuestran ningún cambio sustancial.

El Consejo Superior Laboral es una entidad tripartita producto de la misma reforma laboral, en la que participan gobierno, empresarios y trabajadores. El informe debió entregarse a fines de marzo, pero con el cambio de autoridades de gobierno se retrasó su publicación para fines de abril.