Diario y Radio U Chile

Año X, 21 de septiembre de 2018

Escritorio

Las redes políticas que protegen a Hidroñuble

La polémica iniciativa dirigida por el cuñado del presidente Piñera no sólo cuenta con el apoyo de la derecha. Un histórico y hoy renunciado socialista, como también un municipio del Frente Amplio, son parte de las relaciones que cultiva la compañía.

Maximiliano Alarcón

  Domingo 8 de abril 2018 2:15 hrs. 
hidro

Después de un año funcionando, cuando las réplicas del terremoto de 2010 disminuían, el primer gobierno de Sebastián Piñera comenzó a experimentar las primeras manifestaciones ciudadanas en su contra, las que con el tiempo se volvieron habituales. Una de las más recordadas fue la protesta contra Hidroaysén. Hoy nuevamente la defensa del agua agita el inicio de su mandato, con acciones de reclamo de las comunidades que van aumentando progresivamente.

Hace una semana nuestro medio informó sobre el conflicto socioambiental que existe en San Fabián de Alico, pueblo precordillerano que se ubica en la Región de Ñuble. En dicho territorio se desarrolla la central de pasada de la Eléctrica Puntilla, Hidroñuble, cuyo gerente general es Eduardo Morel, cuñado del presidente Sebastián Piñera. La iniciativa mantiene enfrentados a los habitantes frente a las empresas y autoridades.

Además están los intereses del actual intendente de la zona, Martín Arrau, quien es miembro de la Junta de Vigilancia del Río Ñuble, organización que agrupa a quienes tienen derechos de agua en dicho caudal.

Pero este proyecto que interviene el pueblo en donde nació Nicanor Parra ha podido avanzar desde su génesis gracias al respaldo político de todos los sectores, no sólo del actual gobierno, sino que también de lo que fue la Nueva Mayoría y ahora el Frente Amplio.