Diario y Radio U Chile

Año X, 26 de abril de 2018

Escritorio

Inteligencia artificial

Claudia Carvajal G.

  Lunes 16 de abril 2018 9:48 hrs. 
Radio-Uchile

Señor Director:

Al día de hoy, y como bien sabemos, la Inteligencia Artificial avanza como nunca antes. Por esto, tenemos que prepararnos a su inserción en la sociedad y por lo tanto, empezar desde ya a cuestionarnos sobre su regularización, evaluando sus pros y contras.

Son muchos los avances tecnológicos, como el Machine Learning, el Incremento en capacidad de cálculo y una enorme cantidad de información como lo es el Big Data, los que permiten que el programa aprenda a realizar lo que se le pide; ya sea traducir, reconocer imágenes e incluso ganar en juegos contra profesionales.

Pese a sus beneficios, la implantación de la Inteligencia Artificial al mundo laboral supone un riesgo, ya que amenaza reemplazar muchos trabajos y por lo tanto generar una alza en la tasa de desempleo.

Sin embargo, a mi parecer, la implantación de las Inteligencia Artificial en el mundo laboral no supondrá tanto riesgo, ni creará una enorme crisis, sino que una posibilidad a un futuro más automatizado, debido al actual planteamiento de medidas preventivas para todos estos sucesos.

Por ejemplo la posible puesta en práctica de una renta básica universal (como en Finlandia y Suiza), un sueldo que se le entregaría a todo ciudadano sin importar si trabaja o no, para así posibilitar el consumo de servicios y productos, manteniendo la estabilidad económica.

De igual manera, su implementación requerirá de muchos programadores y técnicos especialistas en la indumentaria relacionada a las máquinas, y asimismo se requerirán trabajos que aún no existen. Como lo afirma un estudio de Gartner, empresa que trabaja con estas nuevas tecnologías, en 2020 se perderán 1,8 millones de empleos, pero se crearán 2,3 millones de nuevos trabajos. Pese a esto, supondrá un gran desafío los paises a nivel académico, ya que deberán reenfocar a las personas cuyos trabajos fueron tomados por la Inteligencia Artificial y buscar una manera de transformarlos en profesionales dentro de estas nuevas áreas de trabajo.

Gracias a esto podemos ver que la Inteligencia Artificial, pese a sus posibles riesgos, posee un gran potencial para mejorar nuestra calidad de vida y cambiar por completo nuestra forma de ver la economía y nuestras vidas. Lo que nos lleva a preguntarnos, está Chile realmente listo para todo lo que implica la Inteligencia Artificial?

 

Señor Director:

Al día de hoy, y como bien sabemos, la Inteligencia Artificial avanza como nunca antes. Por esto, tenemos que prepararnos a su inserción en la sociedad y por lo tanto, empezar desde ya a cuestionarnos sobre su regularización, evaluando sus pros y contras.

Son muchos los avances tecnológicos, como el Machine Learning, el Incremento en capacidad de cálculo y una enorme cantidad de información como lo es el Big Data, los que permiten que el programa aprenda a realizar lo que se le pide; ya sea traducir, reconocer imágenes e incluso ganar en juegos contra profesionales.

Pese a sus beneficios, la implantación de la Inteligencia Artificial al mundo laboral supone un riesgo, ya que amenaza reemplazar muchos trabajos y por lo tanto generar una alza en la tasa de desempleo.

Sin embargo, a mi parecer, la implantación de las Inteligencia Artificial en el mundo laboral no supondrá tanto riesgo, ni creará una enorme crisis, sino que una posibilidad a un futuro más automatizado, debido al actual planteamiento de medidas preventivas para todos estos sucesos.

Por ejemplo la posible puesta en práctica de una renta básica universal (como en Finlandia y Suiza), un sueldo que se le entregaría a todo ciudadano sin importar si trabaja o no, para así posibilitar el consumo de servicios y productos, manteniendo la estabilidad económica.

De igual manera, su implementación requerirá de muchos programadores y técnicos especialistas en la indumentaria relacionada a las máquinas, y asimismo se requerirán trabajos que aún no existen. Como lo afirma un estudio de Gartner, empresa que trabaja con estas nuevas tecnologías, en 2020 se perderán 1,8 millones de empleos, pero se crearán 2,3 millones de nuevos trabajos. Pese a esto, supondrá un gran desafío los paises a nivel académico, ya que deberán reenfocar a las personas cuyos trabajos fueron tomados por la Inteligencia Artificial y buscar una manera de transformarlos en profesionales dentro de estas nuevas áreas de trabajo.

Gracias a esto podemos ver que la Inteligencia Artificial, pese a sus posibles riesgos, posee un gran potencial para mejorar nuestra calidad de vida y cambiar por completo nuestra forma de ver la economía y nuestras vidas. Lo que nos lleva a preguntarnos, está Chile realmente listo para todo lo que implica la Inteligencia Artificial?