Diario y Radio U Chile

Año X, 16 de diciembre de 2018

Escritorio

No estoy ni ahí

Enrique Salas Cartas al Director |

  Lunes 16 de abril 2018 9:46 hrs. 
Señor Director:

En alguna otra misiva toco el tema de la guerra de Siria con ya inquetud. Ya ahora estamos frente a lo que muchos temían.

Pero que en Chile se me viene hoy a la cabeza eso de “no estoy ni ahí”. Lo que significa que cuando veamos el resplandor, quizás el último, ni siquiera estaremos enterados del porqué. Pues en este país de 17-18 millones de habitantes solo unos 100 mil por curiosidad ciudadana se interesan por lo que sucede realmente.

Es bueno o malo? En un pais tan despolitizado como el nuestro quizás sea mejor así.
En mi caso trato de mantenerme informado por fuentes dentro y fuera de Chile, que nuestra política aunque no queramos creerlo está intrínsicamente ligada a lo global, sobre todo en relación al imperio como ha quedado archivado con los sucesos desde Sep del 73 hasta Marzo de 1990.
Lo mismo es para todos los países, incluso desde la Rusia de Gorvachov hasta hoy la de Putín, ya abiertamente y sin tapujos.
Se podría decir que Rusia ya se prepara para su sobrevivencia a futuro, y que se haya cercada en la estrategía de Las Dos Zonas, que es la estrategia final de EEUU para el mundo, que es análoga a la destrucción de Cártago por Roma.
Solo que ahora no es sal con que cubrirán las ruinas del mundo destruido, sino con  los residuos atómicos esparcidos sobre toda la superfice del planeta.
La estratégia final de EEUU, y que se ha venido desarrollando desde 1967 por académicos y militares de planta, después de las derrotas de Corea y Vietnam es dividir al mundo en dos zonas, una estable, y otra de caos. Los paises que queden en la zona de caos serán destruidos estratégicamente al estilo Cartago.
Los paises dentro de la zona estable serán perdonados según algun tipo de modificación de la estratégia.
Por lo visto el Pdte Piñera se considera dentro de esta zona frente a Bolivia y Perú, si analizamos su ultimo discurso en la Cumbre de las Americas, de lo cual habría que deducir que mientras Chile tenga presidentes de la tendencia del actual sería considerado socio del imperio, tal como se considera hoy a Colombia, la que es pertrechada hasta los dientes en espera de iniciar una guerra contra Venezuela la que según esta estrategia debe ser destruida como lo han sido Egipto, Libia, Iraq, y Siria, sin nombrar a los estados marginales que están siendo destruídos por Israel y Arabia Saudita.
Le seguirán a continuación Irán, Corea, China, y Rusia. Eso es por lo menos, el algoritmo de esta estrategia, en la cual en forma aplazada por causa desconocida ha quedado de lado la inmediatez de una invasión a Venezuela como Trump lo venía anunciando. Lo de México aún no está  claro si la Guardia Nacional atravezaría el muro.
Nótese que Europa está al acecho con ojo avizor sobre posibles negocios buitres después de toda de toda la destrucción que hemos visto y seguiremos viendo.
Y que está confirmando todo esto que estamos sospechando? Las faltas del imperio al derecho internacional, y la complicidad de sus aliados, en donde ni siquiera se respetan la convenciones establecidas en los organismos internacionales : La ley de  la selva en buenas palabras.
Todo esto, los presidentes y políticos en general lo saben, solo que aquellos que no están ni ahí no lo saben, pero que igual son seres humanos que hasta estas alturas tendrían que tenerlo claro, no le parece señor Director?