Diario y Radio U Chile

Año X, 17 de julio de 2018

Escritorio

Estado Mayor Ruso: La OPAQ confirmó la ausencia de armas químicas en Siria

El coronel ruso Serguéi Rudskói dijo este miércoles que en ninguno de los tres lugares atacados por Estados Unidos y sus aliados se encontraron sustancias tóxicas.

Camilo Villa J.

  Miércoles 25 de abril 2018 15:07 hrs. 
siria foto

Cuando Estados Unidos, Francia y Reino Unido bombardearon tres puntos de la ciudad de Damasco, Siria, el pasado 14 de abril, la Organización para la Prohibición de Armas químicas (OPAQ) se aprestaba a realizar una investigación para determinar si efectivamente hubo un ataque químico en el país, excusa utilizada por las potencias para justificar la agresión.

Pese al “inconveniente”, y con unos días de retraso, la OPAQ pudo realizar las pesquisas confirmando la ausencia de cualquier arma química en el centro de investigación sirio de Barza, en Damasco, lugar en que, según Estados Unidos, se desarrollaron las sustancias tóxicas.

Así lo reveló este miércoles, en una rueda de prensa, el jefe de la Dirección de Operaciones del Estado Mayor General de Rusia, Serguéi Rudskói, quien aseguró que en 2017 “la OPAQ realizó inspecciones en dichos laboratorios y fue así que desde entonces se comprobó la ausencia de cualquier actividad relacionada con el desarrollo y la producción de agentes químicos”.

El funcionario militar también comentó que inmediatamente después de los ataques, numerosos curiosos y trabajadores del lugar se acercaron las instalaciones destruidas, sin ningún medio de protección, y ninguno de ellos resultó afectado por sustancias tóxicas.

“Si, en su opinión (del gobierno estadounidense), estas instalaciones efectivamente tenían reservas de agentes químicos, entonces el impacto de los misiles de crucero podrían haber provocado grandes focos de infección en la zona. Y en el caso de Damasco, inevitablemente habrían muerto decenas de miles de personas”, señaló el coronel general Serguéi Rudskói.

Desde Moscú y Damasco, aseguran que el supuesto ataque con armas químicas en Duma fue un montaje por parte de Estados Unidos para justificar el ataque y desprestigiar al gobierno de Bashar al-Assad.

En 2003 Estados Unidos invadió Irak bajo la excusa de que en dicha nación se almacenaban armas de destrucción masiva. Esta acusación jamás pudo comprobarse, y, como es de suponer, marca un precedente en torno a la actuación del país norteamericano en Siria.