Diario y Radio U Chile

Año XI, 19 de julio de 2019

Escritorio

Gobierno apunta a la imprescriptibilidad de delitos sexuales

La medida anunciada por Sebastián Piñera fue celebrada por el mundo político y del activismo. La contingencia, además, llamó a averiguar las distintas razones que argumentan la prescripción en los distintos tipos de delitos.

Nicolás Massai D.

  Jueves 3 de mayo 2018 17:13 hrs. 
INFANCIA

Es una causa que han encabezado distintas organizaciones que trabajan por la infancia, además de víctimas de abuso sexual en Chile. Se trata de la imprescriptibilidad para este tipo de delitos llevados a cabo contra menores de edad, lo que se vino a relevar en estos últimos días por dos hechos concretos: la muerte de una lactante presuntamente en manos de la pareja de su tía biológica y, también, la reunión que sostuvieron con el Papa Francisco Juan Carlos Cruz, José Andrés Murillo y James Hamilton. Este último, de hecho, hace menos de un día hizo un llamado al Presidente de la República para hacer una legislación de este tipo.

Y Sebastián Piñera anunció este jueves una indicación sustitutiva a un proyecto de ley ingresado en 2010 por los senadores Jaime Quintada (PPD), Ximena Rincón (DC), y los ex senadores Patricio Walker (DC) y Fulvio Rossi. En concreto, la medida pretenderá establecer “la imprescriptibilidad total de los delitos y abusos sexuales contra nuestros niños”, acorde a las palabras del mandatario.

Entre los asistentes a la ceremonia se encontraba la diputada Érika Olivera (RN), reconocida maratonista que hace dos años relató los reiterados episodios de abusos que sufrió por parte de su padrastro durante su infancia. Ella se mostró sorprendida y emocionada por el discurso y anuncio de Piñera.

“Uno inmediatamente piensa en esas personas que quisieron hablar y no pudieron, y cuando lo hicieron, ya era muy tarde. Hoy en día, para todos esos abusadores, será un gran castigo, y para las víctimas será un gran logro”, dijo.

Uno de los casos emblemáticos de prescripción es el que se encontraron las víctimas de Fernando Karadima, lo que tiene al ex párroco de El Bosque descansando en una casa de donde cumple nada más que su condena eclesiástica: rezar.

Francis Valverde, directora ejecutiva de la Asociación Chilena Pro Naciones Unidas (ACHNU), indicó previo a esta noticia que, en su opinión, la “imprescriptibilidad debiera existir”.

“Las personas para poder develar una situación tan grave como un abuso sexual les toma mucho tiempo, le toma mucha experiencia de vida, superar temores muy arraigados, y justamente una de las situaciones que sucede es que los autores de estas graves violaciones se asumen impunes. Total, si han pasado 10 años ya no hay abuso, si han pasado 15 no hay violación”, expresó.

Sin embargo, la experta reconoció que se deben adoptar medidas en otros aspectos con la infancia, como revisar los juzgados de policía local, donde no hay especialización. “No puede ser que el juez tenga que ver manutención de niños, separación de padres y abuso sexual. La especialización es fundamental. Otro tiene que ver con la reparación hacia los niños. Son muchas las líneas que hay que ir enfrentando”, detalló.

Las justificaciones de la prescripción

Jaime Winter, abogado penalista y académico de la Universidad de Chile, explicó que en Chile los únicos delitos que no cuentan con prescripción son aquellos sancionados por el derecho internacional: “como el genocidio, por ejemplo”. En ese sentido, indicó que hay varias razones que justifican este tipo de medida. Una es que “con el tiempo hay conflictos que tienden a desaparecer. Si a alguien le hurtaron algo en 1985, parece innecesario la persecución penal de eso”. De todas formas, el abogado explicitó que “hay conflictos que no tienden a menguar con el tiempo, como el abuso sexual a menores”.

Otra explicación para la prescripción, acorde al experto, tiene que ver “con la calidad de la prueba, que se haya visto perjudicada con los años, pero en esos casos dependerá del juez determinar si es fiable o no”.

Ahora, para Jaime Winter la discusión se debería situar en la tercera justificación, cuando “una persona que comete un delito y luego se ha comportado de manera correcta; si es que podemos entender que una persona que ha enmendado sola el rumbo requiere de castigo”.

“Yo diría que cuando son delitos tan graves, sí se podría aceptar que por el paso del tiempo pueda haber algún tipo de reducción en la pena, lo que se llama como medida de media prescripción, y que podría operar aquí como una institución análoga, a menos que la razón por la que no fue investigado el individuo haya sido por ejercer algún tipo de presión o abuso respecto de la víctima”, dijo.

La indicación ingresada por Sebastián Piñera tiene suma urgencia, por lo que será apurada en el ámbito legislativo.