Diario y Radio U Chile

Año X, 15 de diciembre de 2018

Escritorio

Trabajadores a honorarios critican postergación de cotización en salud

Dirigentes de la UNTTHE, economistas y parlamentarios se refirieron al proyecto que estudia presentar el Ejecutivo dentro de las próximas semanas. La mayoría de los entrevistados rechazó la nueva iniciativa que separaría el ítem obligatorio del aporte a pensiones.

Rodrigo Fuentes

  Jueves 3 de mayo 2018 17:39 hrs. 
honorario

Como una burla y una falta de respeto calificó la Unión Nacional de Trabajadoras y Trabajadores a Honorarios del Estado (UNTTHE) la nueva propuesta del Ejecutivo que afectaría directamente a este sector no contratado.

Para el presidente Federación Trabajadores a Honorarios Públicos de La Araucanía y vocero nacional, Pablo Tapia, esto se aleja totalmente de lo acordado con el gobierno en la materia.

Según el dirigente de la UNTTHE, esta es una trampa del Ejecutivo, al hacer creer a los trabajadores que la prenormativa representa un avance en la situación que afecta a más de un millón de personas que se encuentran en dicha condición laboral.

“Están pensando que el trabajador es tonto, es una falta de respeto hacia los funcionarios, más aún, cuando esto no se condice con lo conversado con el ministro en recientes reuniones. Al optar por una prórroga en temas de salud y seguro, el gobierno está tomando la peor decisión y deja, por ejemplo, sin protección a las trabajadoras embarazadas o a las personas que sufren un accidente laboral. Aquí el gobierno está actuado con demasiada astucia, ya que sabe que toda persona se pagará incluso por el mínimo su Fonasa para poder tener salud. Nosotros no exigimos una prórroga, sino que estamos por impulsar una mesa de trabajo la cual acabe con el contrato a honorarios, pero imponer obligaciones sin dar ningún derecho, derivando recursos frescos a las AFP”, afirmó.

Tapia agregó que se debe hacer un cambio legal y rápido que corrija los errores de la normativa vigente, que obliga a cotizar en AFP. Incluso no descartó iniciar movilizaciones y tomas de servicios si no se aborda estructuralmente el problema.

Para el economista de la Fundación Sol, Marco Kremerman, existe una gran inconsistencia en la ley que fuerza a los trabajadores independientes y honorarios a cotizar en un sistema de seguridad social, ya que, para el experto, el sistema de AFP es ilegítimo, “no entrega ni entregará buenas pensiones”.

“Que se postergue la cotización en salud y accidentes de trabajo no es coherente, no se deben separar del aporte a pensiones, debería postergarse todo, deberíamos tener una discusión a nivel nacional donde se decida, como no se ha decidido en los últimos 40 años, cuál es el sistema de seguridad social que Chile necesita, y no se puede someter a los trabajadores independientes y a honorarios que ya están siendo violentados con su relación laboral, no pueden nuevamente ser golpeados con obligatoriedad, en un sistema que no da el ancho y no permite asegurar pensiones que permitan vivir en Chile”, argumentó.

La idea de cotización obligatoria se incluyó en la reforma previsional de 2008. A pesar de que estos años ha sido una decisión voluntaria, la obligatoriedad debía entrar en vigencia el 2015. Finalmente se aprobó la postergación para este año y aunque en la administración anterior también se presentó el debate sobre un nuevo retraso, esa propuesta legislativa no se concretó.

En este nuevo contexto, el parlamentario de la Democracia Cristiana, Mario Venegas, se mostró partidario de la iniciativa gubernamental que posterga la obligatoriedad de cotizar en salud y accidentes laborales.

“Comparto la idea del gobierno sobre que hay que enfrentar el tema, aunque sea impopular, y que la gente tenga la obligación de cotizar, pero hagámoslo con la gradualidad necesaria para que sea un proceso menos doloroso, eliminando la figura del honorario a lo estrictamente indispensable y que no se transforme en una suerte de norma en la relación del Estado con sus trabajadores”, subrayó.

Otro de los temas que estaría revisando el gobierno es que se mantendría la excepción de cotizar en pensiones para los trabajadores independientes que tengan 55 años o más, en caso de los hombres, o 50 años o más, en el caso de las mujeres.