Diario y Radio U Chile

Año X, 17 de agosto de 2018

Escritorio

Ejecutivo califica solo de “error administrativo” salida de Chadwick Costa

La salida de Josefa Solar se suma a la de su esposo Andrés Chadwick Costa, quien pese a que justificó su paso al costado por críticas de nepotismo, se reveló que Contraloría tuvo reparos con su contrato.

Sofía Navarro

  Lunes 7 de mayo 2018 11:18 hrs. 
chadwick-hijo

El lunes 30 de abril el Gobierno finalizó el contrato de Josefa Solar Larraín, esposa de Andrés Chadwick Costa -hijo del ministro del Interior- quien renunció durante el fin de semanaluego de las críticas al gobierno por prácticas de nepotismo, que incluso llevaron a que l propio Presidente  desistiera de la designación de su hermano Pablo como embajador en Argentina.

La nuera del secretario de Estado, mantenía un contrato a honorarios con el Ejecutivo como asesora digital de Presidencia. Su salida se da junto a la de su esposo, quien en su renuncia manifestó que no quería perjudicar la administración de Sebastián Piñera, dejando así su cargo de productor general.

Pese a que justificó su renuncia por acusaciones de nepotismo, La Tercera informó que 24 horas antes la Contraloría emitió reparos al contrato de Chadwick Costa, lo que habría obligado al Gobierno a impugnar su contrato ya que obtuvo su título profesional en comunicación audiovisual en la Universidad de Palermo y el documento no fue homologado en el país. En términos prácticos, significa que el hijo del ministro, para todos los efectos legales, solo tiene aprobado cuarto medio.

El hijo del secretario de Estado estaba percibiendo un monto de $3.843.333 de pesos bruto mientras su cónyuge, Josefa Solar, finalizó el pasado lunes 30 de abril el contrato a honorarios que mantenía con el Ejecutivo como asesora digital de Presidencia, con un honorario bruto de $4 millones de pesos.

Chadwick Costa renunció a través de una carta que envió el sábado cinco de mayo al jefe de Estado en que señaló que su alejamiento se haría efectivo desde el día anterior, coincidente con los reparos de Contraloría.

En ella aseveró que “hoy existe la intención de prejuzgar la participación de familiares en el gobierno, sin valorar los méritos, ni las capacidades, y yo no quiero perjudicarlo a usted, al gobierno y mucho menos, alimentar a los malintencionados que buscan atacar a mi familia”.

El error administrativo del que habla el Ejecutivo tiene que ver con que el cargo designado a Andrés Chadwick hijo cumplía rol de directivo, y en ese caso, no era posible que tales funciones fueran ejercidas por un servidor contratado a honorarios, por lo tanto, Contraloría representó la necesidad que su vínculo laboral con el Gobierno fuera “a contrata”.

Desde La Moneda, entonces, se decidió ingresar nuevamente el contrato para regular la situación del tiempo el cual trabajó. Consultada por ello, la ministra vocera de gobierno, Cecilia Pérez, alzó la voz y explicó que “hubo un reparo que decía relación a la función de honorarios, que no decía relación al título profesional, esa situación fue observada por Contraloría y subsanada por Presidencia y el día de hoy reingresó el contrato para la toma de razón”.