Diario y Radio U Chile

Año X, 25 de septiembre de 2018

Escritorio

Delincuencia

Eduardo Yáñez Cartas al Director |

  Jueves 10 de mayo 2018 10:07 hrs. 

Señor Director:

No es extraño todo el acontecer de delincuencia de cada día.
En vez de disminuir va cada día en aumento, pese a todo el aparataje antidelincuencia que se provee.
El tema va mas allá de solo combatirlo.
Primero, cada delincuente que realiza acciones en contra de la ciudadanía en general, tiene progenitores, alguien lo trajo a este mundo y no cumplió adecuadamente su rol formador. Un padre o una madre o ambos.
Segundo, bajo el prisma del punto primero.
También debiera ser responsable del ciudadano entregado a la sociedad y como tal el castigo para el imputado también debiera extenderse a los padres de este por ser generadores de no buenas personas.
Tercero, desde ese angulo de visión el castigo a este tipo de progenitores podría ser en la aplicación de multas en dinero en beneficio para centro de rehabilitación  o entidades que buscar modificar este tipo de conductas negativa.
Cuarto, la reiteración del imputado debe incrementar fuertemente también el arancel de pago de estos padres.
Quinto, el hacer esta ligazón permitirá que los padres y o cuidadores tengan una verdadera responsabilidad de crianza y no dejar a los hijos a la suerte de la calle, es decir, hacer una tenencia responsable de los hijos.
Sexto, en este nuevo esquema de seguro que bajará la delincuencia pero se necesita mejorar la ley civil y penal y transformarla en una mas drástica y  sin  facilidades y atenuantes para no castigar a quien se entrega a este tipo de estilo de vida.
Séptimo, lo mismo en el tema de tenencia, tráfico, distribución de drogas que también tiene muchas facilidades y atenuantes para no dañar drásticamente a este tipo de personas.
Octavo, ya basta de ser misericordiosos con la delincuencia. Se necesitan penas mas fuertes.
Para un Chile Querido que como hermosura de país, también lo sea en el diario vivir de estar en esta tierra chilena. Una pena mínima de 10 años.
¿Quién va a querer perder 10 años de su vida por el error de escoger un camino alternativo de vida no apropiado?