Diario y Radio U Chile

Año X, 18 de octubre de 2018

Escritorio

Miedo en la calle

Isidora Fuenzalida Jorquera Cartas al Director |

  Martes 15 de mayo 2018 9:14 hrs. 

Señor Director:

En esta carta no quiero hablarle sino desde mi perspectiva y experiencia siendo mujer. En lo poco que llevamos de año han ocurrido diversas tragedias de gran magnitud, como es el ataque sufrido por una joven de no más de 25 años realizado por cinco hombres en las cercanías del Estadio Nacional o el caso de Ámbar Lezcano, bebé de un año y siete meses brutalmente violada y asesinada por su tío el cual tenía la custodia total. Con esto en mente es debido admitir que cualquier mujer que transite sola en la calle es realmente valiente y debe vivir a diario con la ilusión de la seguridad ciudadana, por lo que me queda solo preguntar al señor presidente ¿Dónde quedaron las promesas de erradicar la delincuencia?

Actualmente las sanciones ofrecidas por el código penal no son ni cercanas a lo suficiente, según el artículo 159 la pena a una persona que viole a otra menor de quince años o que sea incapaz de resistirse será de entre cinco a veinte años de prisión, mientras que según el artículo 165 si la víctima es una persona mayor de 18 años la pena del agresor será de tres a cinco años de prisión, como estudiante de 16 años que frecuenta las calles durante las horas “punta” la mayoría de las veces en la oscuridad de la noche o madrugada  ¿quién me asegura que cuando me despido de mi madre por las mañanas no será la última vez que lo haga? y más importante, si hipotéticamente llegase a ser una víctima más ¿quién me asegura que se hará justicia con mi caso?

En fin, es una pena que existan más probabilidades de que mi nombre sea conocido por asociarse a una ley que regule el acoso sexual tras haber sido víctima de éste que por mis capacidades o habilidades que pueda ofrecer al mundo. Cómico como me parece haber escuchado que venían tiempos mejores.