Diario y Radio U Chile

Año X, 23 de octubre de 2018

Escritorio

Día de la crueldad

Luis Cárdenas G. Cartas al Director |

  Jueves 17 de mayo 2018 9:23 hrs. 

Señor Director:

En 1976, Pinochet decretó varios días nacionales: los del maestro, niño, abuelo, padre, de la mujer y de la madre. Sobre este último, el senador Iván Moreira (UDI), desaforado por financiamiento ilegal de campañas políticas y partícipe de un televisado debate sobre ética, celebró por Twitter (14 de mayo) tal buena acción del “Tata” (sic), advirtiendo que no nos sorprendamos si la oposición, que también celebra tal día, lo reclamase ante Contraloría y el Tribunal Constitucional; a propósito del rechazo al “protocolo” ejecutivo que conculcó el ejercicio al derecho de las mujeres al aborto por tres causales.
Lo irónico es que, durante el mismo período y bajo la responsabilidad del mismo artífice a quien el Senador venera junto a sus acciones, tanto niños, abuelos, maestros, padres, mujeres y madres eran sistemáticamente secuestrados, desaparecidos, torturados, asesinados, desmembrados y, en el caso de estas últimas, violadas por quien se le antojara y con lo que se les ocurriera, incluyendo ratas, perros y otras bestias todavía más salvajes; también provocando abortos a golpes a quienes estuvieran embarazadas —quienes tampoco se libraron de lo otro— y traumas pre-natales que agobiaron de terror a bebés hasta meses después de haber nacido. Hubo madres que perdieron a sus hijos e hijos que perdieron a sus madres; todos, también, a abuelos, padres… y maestros, por cierto.
Chile se ha destacado mundialmente en literatura, música, deporte, ciencia, cine.

Iluminados por la ética de exportación de Moreira, podríamos decretar el 14 de mayo como el Día Nacional de la Crueldad.