Diario y Radio U Chile

Escritorio

Portavoz: “Uno mismo es terrible de machista”

El rapero estuvo en la última Sesión Mestiza de Sala Master, donde hizo una presentación en vivo y habló de sus inicios y de la relación entre música y contingencia: “La idea siempre es que el arte cuente lo que pasa en la sociedad”, dijo.

Diario Uchile

  Martes 5 de junio 2018 12:27 hrs. 
portavoz

Portavoz, uno de los nombres más llamativos en el circuito de rap chileno, participó en la última edición de Sesión Mestiza, el evento que realiza en la Sala Master el programa Mestiza Cultura de Radio Universidad de Chile.

En la oportunidad, Andi Ferrer -su nombre real- se presentó en vivo junto a Cidtronyck, el DJ que habitualmente lo acompaña en vivo, y además conversó sobre diversos temas.

“La idea siempre es que el arte vaya contando, a través de sus distintas expresiones, lo que pasa en la sociedad”, dijo cuando fue consultado sobre su vínculo con la cultura mapuche, uno de los temas recurrentes en su trabajo. “En este caso es el conflicto mapuche, como se llama, aunque también se puede llamar resistencia mapuche o ejercicio de autodeterminación, depende de dónde lo veas. El rap, o la música en general, tiene que tratar de contar esas cosas. Vacilar está bien, a todos nos gusta detonarnos, pero aparte de pasarlo bien hay que contar  lo que está pasando. Si no, es un ejercicio vacío”, explicó.

“El arte ha sido una manifestación espontánea de todos los pueblos y este caso no es la excepción. El rap siempre ha denunciado y en este caso es la forma de demostrar que el Estado ha querido aniquilar y reducir al pueblo mapuche. Tiene que tener ese rol y denunciar todas esas injusticias”, añadió Cidtronyck.

Cuando se le preguntó sobre las recientes protestas feministas ocurridas en Chile, dijo que “un análisis más acabado del movimiento lo tienen que hacer las cabras, pero igual hay que tomar posición y obviamente uno adhiere a esas luchas por igualdad en el género, incluso a cuestionarnos el mismo género”.

“Tengo que ser hombre o mujer, masculino o femenino, incluso ese binarismo fue impuesto y está bueno que el movimiento feminista u otros movimientos pongan en el tapete ese tipo de demandas. Son cosas necesarias de cambiar”, agregó.

En esa línea, sostuvo que “el machismo es evidente, uno mismo es terrible de machista. Todos tenemos que despatriarcalizarnos, como se dice”.

“En Chile hay distintos tipos de opresiones: está la de clase, con el gran empresariado versus los trabajadores y trabajadoras; y hay opresiones étnicas o raciales, como lo vemos con el pueblo mapuche, los aimaras o afrodescendientes incluso. El Estado de Chile es racista y en la sociedad entera tenemos harto de eso. Hay que ir avanzando”, continuó.

“Chile a veces como que da asco. Yo digo: esta hueá no va a cambiar nunca, este país…”, bromeó, sacando algunas risas entre el público. “Quizás otro sí puede, pero éste ya es ultraneoliberal, los Chicago Boys dejaron incubado el ADN neoliberal. Ojalá cambie y los movimientos que se van formando ayuden a ir avanzando y a recuperar derechos sociales, laborales, de género”.

Foto: Mestiza Cultura.

Foto: Mestiza Cultura.

Portavoz irrumpió en el año 2012 con la publicación de su primer disco, Escribo rap con R de revolución, un trabajo en sintonía con las manifestaciones sociales que habían agitado a Chile en los meses anteriores.

Sin mayor promoción y ajeno a los grandes medios, como ocurre con buena parte del rap chileno, las canciones se esparcieron a través de plataformas digitales y lo llevaron a hacer innumerables conciertos y en los más diversos escenarios: desde tomas estudiantiles y pequeños locales, hasta festivales masivos.

Antes de iniciarse como solista, sin embargo, Portavoz fue parte de Salvaje Decibel, un colectivo rapero curtido sobre todo en vivo, aun cuando también ha editado los discos Poblacional (2007) y Radical (2013).

“Son mi escuela los cabros”, admitió Portavoz cuando habló del grupo. “Yo siempre fui el más chico en el crew. Aprendí caleta como compañeros, como artistas, de todos. Ellos me fueron curtiendo en rapear, porque yo siempre coleccioné música, pero ellos me enseñaron a empezar a escribir, a freestylear. Antes yo me dedicaba a juntar cassettes y CD y a hacer mixtapes de rap, pero escuchándolos a ellos empecé a creer que también se podía hacer rap bueno en castellano”.

“Me gustaban mucho y no porque fueran mis amigos, sino porque realmente en el barrio ellos rimaban bien. También empecé a buscar música, rap chileno que se hacía en otros barrios. Natural Banda, la ZNC, FDA, Makiza, Tiro de Gracia, lo que se escuchaba en esa época. Son parte de la escuela”, añadió.

Sobre sus primeros acercamientos al género, recordó que “fue la primera alternativa para expresarnos bien. Siempre decimos que el rap es accesible, democrático, está ahí en la pobla, en la esquina, en la plaza, entre tus amigos, en la escuela. Estaba ahí para todos. Fue lo que vimos de pronto y nos enamoró. ¡Además que es muy estiloso! Al principio no vas por algo consciente, sino porque te gusta mucho”.

“Cuando estai chico, escuchando esa música en el colegio, es algo que independiente de que haya nacido en Nueva York, es del barrio, de la gente latina, negra. Representa una identidad callejera. Para nosotros fue lo mismo acá: enamorarnos de esa cultura que al final es pura liberación y arte popular”, agregó Cidtronyck.

La presentación completa y la entrevista a Portavoz y Cidtronyck puede verse a continuación.

Foto principal: Facebook Portavoz.