Diario y Radio U Chile

Año X, 25 de junio de 2018

Escritorio

CAE: Entre demandas colectivas y anuncios del Gobierno

Cinco de seis demandas fueron declaradas admisibles, mientras que en esta jornada, el presidente Sebastián Piñera promulgó los cambios del sistema financiero que quita responsabilidad a la banca y otorga tareas a las universidades.

Sofía Navarro M.

  Jueves 7 de junio 2018 19:49 hrs. 
226641_2_5b19551143668

1.200 personas realizaron una demanda colectiva contra el Crédito con Aval del Estado, con la idea de anular ciertas cláusulas que, para quienes se vieron beneficiados, resultan abusivas.

En total, fueron seis las demandas colectivas contra los bancos Scotiabank, Falabella, Banco Estado, BCI y Santander. De estas, cinco fueron declaradas admisibles.

Según informó La Tercera, el coordinador nacional de Deuda Educativa, Juan Pablo Rojas, explicó que se demandaron las cláusulas abusivas de acuerdo a lo que señala la ley de Sernac financiero y protección de derechos del consumidor.

De manera paralela, este jueves el presidente Sebastián Piñera promulgó cambios en el Crédito con Aval del Estado, anunciando que un nuevo sistema de financiamiento solidario reemplazará al antiguo CAE y al Fondo Solidario. En ese contexto, el sistema de financiamiento, que beneficiará a más de 300 mil estudiantes, pone fin a muchas y discriminatorias diferencias. Así, -y según el gobierno- este nuevo proyecto trata a los estudiantes de igual forma cuando tienen el mismo grado de vulnerabilidad y crédito.

El presidente Piñera explicó que la iniciativa se basa en los proyectos de gratuidad y el fin al lucro en educación superior, puntos que ya se encuentran aprobados.

Respecto de las diferencias de este nuevo sistema de financiamiento y el que rige actualmente, en el presentado este jueves, el sistema bancario no participará y será el Estado quien deba administrar. A su vez, el nuevo plan financiará el arancel regulado pero permitirá, según condiciones, poder expandir ese financiamiento hasta 1,5 veces el arancel regulado. Otra de las consideraciones, es que los alumnos del 60 por ciento más vulnerable no pagarán mientras estudien, siendo las instituciones de educación superior las que deban cubrir estas diferencias.

Además, el mandatario explicó que el pago máximo de cada estudiante una vez egresado será el 10 por ciento de su ingreso. En caso que no cuente con los medios, no pagará, mientras que si es inferior al ingreso mínimo tampoco deberá pagar. A su vez, al cabo de 15 años, cualquier deuda que se mantenga en este periodo se extinguirá, cualquiera sea su monto.

Sobre el escenario que deberán enfrentar quienes registran deudas, Sebastián Piñera aseguró que “todos los deudores actuales del CAE o del Fondo Solidario podrán voluntariamente acogerse al nuevo sistema en los casos que esto les sea conveniente”. Agregando a ello que “los morosos del actual sistema de créditos también podrán acogerse y la mora se incorporará al final de las cuotas de pago del nuevo sistema”.

“Volvemos al problema inicial”

En conversación con el programa Semáforo de nuestra emisora, el sociólogo de la Universidad de Chile, Víctor Orellana, sostuvo que a lo largo de la implementación del CAE, hubo una masificación en la educación superior con una sangría de recursos fiscales.

Por ello, en el análisis del docente, el Estado ayudó al mercado y como tal, se terminó en un monstruo como lo fue el CAE. Pero ahora, suponiendo que se salió del Crédito con Aval del Estado, no se hace más que volver al problema inicial, que es cómo se logrará el financiamiento de un sistema de educación masivo, tendiente a ser universal y que a la vez logre alinearse a las necesidades del país, siendo este punto una incógnita.

En ese sentido, Orellana aclaró que es un avance apartar a los bancos del sistema de financiamiento, aún así, Piñera está sacando a la banca de la educación que no los trajo la dictadura, sino el mandato de Ricardo Lagos.