Diario y Radio U Chile

Año X, 19 de junio de 2018

Escritorio

Balotaje y abstención, las sombras antes de las elecciones del PPD

Tres candidatos se enfrentan en las elecciones internas del partido. ¿Cuánto daño podrá hacerle al girardismo los votos de los senadores Harboe y Lagos Weber?, el peso de las fuerzas internas está por verse.

Paula Campos

  Sábado 9 de junio 2018 9:52 hrs. 
ppd

A un día de las elecciones para escoger mesa directiva, el Partido por la Democracia (PPD) mantiene la incertidumbre ante una eventual posible segunda vuelta.

Son tres las listas que compiten. Una, liderada por el ex canciller de Michelle Bachelet, Heraldo Muñoz. Marco Antonio Núñez, ex diputado, y Andrea González también buscan ganar los comicios.

En la antesala, un debate fracasado. Se esperaba que este jueves los tres candidatos expusieran sus ideas ante los militantes de base. Citados en la sede central de la colectividad, ubicada en la comuna de Santiago, ni bases ni competidores se asomaron en Santo Domingo. Ante la presencia de una decena de pepedés, la única que llegó fue Andrea, la candidata a la presidencia que representa al lote denominado “Nuevo PPD”, juventud del partido apoyada por los senadores Ricardo Lagos Weber y Felipe Harboe.

Además del posible escenario de balotaje, estas elecciones tienen otra particularidad: después de seis años, es la primera vez que los PPD van a la urna, antes, todas las directivas surgieron como resultado de mesas de consenso. El mal resultado en las parlamentarias y los problemas surgidos durante el gobierno de Michelle Bachelet, alejaron ese escenario de las posibilidades.

¿Qué rumbo tomarán?

Son tres los sectores que se enfrentan. Por un lado, el Nuevo PPD en busca de un recambio de la primera línea de los actores y un giro al centro del espectro político, a la socialdemocracia. “Renovemos PPD” que es el sector que lidera Heraldo Muñoz y, “Somos renovación”, de Marco Antonio Núñez, en tanto, son apoyados por el senador Guido Girardi, pese a ello, no lograron unificar nombres en una única propuesta.

La radiografía a la que se someterá el partido, es mayor. No solo se conocerá cuál de las fuerzas es la predominante en medio de la crisis política que vive la ex Concertación y ex Nueva Mayoría. Además, es el momento preciso para saber qué nivel de participación existe. La abstención es otro de los factores que ronda en la casona del centro de la capital.

El mal tiempo tampoco ayuda a los pronósticos del partido. En la interna se barajó incluso el retrasar la elección una semana, para evitar exponerse a las bajas temperaturas y posibles nevazones anunciadas para este domingo. Sin embargo, la semana próxima se celebra el Día del Padre, razón que podría dificultar aún más la participación de las bases, así lo reconoció a un diario, el presidente vigente, Gonzalo Navarrete.

Según reconocieron, los más optimistas hablan de seis a ocho mil votantes. Otros, apuntan más bien a los cinco mil dentro de un padrón de 35 mil inscritos.

Las encuestas indican que es Heraldo Muñoz quien tiene la primera opción de convertirse en presidente. El otrora secretario de Estado deberá alcanzar más del 50 por ciento de los votos o superar por más de diez puntos a sus contrincantes. El ex diputado llegaría en segundo lugar con cerca del 45 por ciento d ellas preferencias. La gran incógnita es cuántos votos alcanzará Andrea González, el arrastre de Harboe en Concepción y de Lagos Weber en la V región serán claves para determinar el impacto.

Con todo, los concejales y alcaldes, encargados del despliegue político territorial, están mayoritariamente con el sector de Muñoz, votos que le dan tranquilidad al Girardismo.