Diario y Radio U Chile

Año X, 19 de diciembre de 2018

Escritorio

Claudia Leal y salida de obispos: “El papa quiere una Iglesia horizontal”

En conversación con Radio Universidad de Chile, la teóloga y académica de la Universidad Católica comentó la confirmación de la salida de los obispos Barros, Duarte y Caro, y lo que esto significa para la renovación de la Iglesia Católica.

Andrea Bustos

  Lunes 11 de junio 2018 11:51 hrs. 
Gale58b47348f1573_27022017_343pm

 

Durante la jornada de este lunes, la Conferencia Episcopal de Chile informó que el Papa Francisco aceptó la renuncia de los obispos Juan Barros (Osorno), Cristián Caro (Puerto Montt) y Gonzalo Duarte (Valparaíso), dándose inicio así al tan esperado cambio en la Iglesia Católica chilena.

Para la teóloga Claudia Leal, la decisión del Pontífice de sacar a Juan Barros, quien ha sido ampliamente cuestionado por encubrir a Fernando Karadima cuando cometía sus abusos, indica que se han tomado las señales entregadas y se ha actuado en consecuencia a ellas.

En reemplazo a estas salidas el Papa nombró tres administradores apostólicos, figura que para Leal es muy positiva para iniciar el cambio. “Me encanta que la gente que se nombra ahora sea en calidad administrador apostólico, que es alguien que actúa como obispo pero que puede ser reemplazado por el papa de un puro plomazo”, comentó.

Además, afirmó que quienes han sido nombrados en reemplazo a los obispos están muy bien capacitados para asumir sus cargos y para, en un futuro, poder asumir como obispos.

La teóloga dijo que este es solo el inicio del proceso, por lo que no descartó que se sigan aceptando renuncias, y que incluso vengan bajas de obispos que no han estado en el conflicto y que no son obvias, hecho que calificó como “muy bueno”.

“Esta transformación va a tomar mucho tiempo, porque las prácticas de abuso que se han dado en la iglesia chilena se han dado gracias a que hay un terreno fértil en la cultura, en el modo de ser chileno, y cambiar eso requiere que todos cambiemos un poco”, afirmó Leal.

La académica indicó que la comunidad católica debe aprender a enfrentar estas situaciones, y que se deben afrontar “todas, no solo las graves, no las de menores de edad solamente” para de esta forma poder aprender nuevos mecanismos para tratar estos hechos.

Por otro lado, señaló que es necesario que los miembros de la Iglesia Católica se unan y trabajen en conjunto por superar la crisis, comprendiendo que están “todos en el mismo barco, y salimos todos juntos de la tempestad o no salimos”. Para este cambio, indicó que es importante que los sacerdotes compartan sus experiencias con la comunidad y se abran a generar lazos con ellos para trabajar en conjunto.

La académica de la Universidad Católica señaló que el Papa anhela una iglesia que no sea para gente elegida, y que está trabajando para cumplir con esto. “El papa no quiere una iglesia que represente la elite de un país, quiere una iglesia horizontal (…) tampoco de pequeñas comunidades, escondidas y marginales, el anuncio debe ser para todos. Una iglesia que este a la altura de los tiempos, muy horizontal y concentrada en atender las necesidades de los más pobres y vulnerables” explicó.