Diario y Radio U Chile

Escritorio

Italia y Malta cierran sus puertos a barco con centenares de migrantes

El "Aquarius", el barco de las oénégés SOS Méditerranée y Médicos Sin Fronteras, que rescató a los migrantes, iba camino a las costas de Sicilia cuando el domingo a medio día el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, anunció que le cerraría todos los puertos italianos y pidió a Malta acoger al navío.

RFI

  Lunes 11 de junio 2018 8:22 hrs. 
migrantes

Cerca de 629 migrantes que fueron rescatados por la oenegé SOS Méditerranée el sábado siguen esperando en la embarcación, que está actualmente entre Malta y Sicilia buscando un puerto para atracar.

De los 629 migrantes, 123 son menores de edad aislados, 11 son niños pequeños y 7 son mujeres embarazadas.

Fueron rescatados en el mar Mediterráneo en seis operaciones en la noche del sábado, al ser detectados cerca de las costas libias por aviones de la misión europea de lucha contra el tráfico de migrantes.

El “Aquarius”, el barco de las oénégés SOS Méditerranée y Médicos Sin Fronteras, que rescató a los migrantes, iba camino a las costas de Sicilia cuando el domingo a medio día el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, anunció que le cerraría todos los puertos italianos y pidió a Malta acoger al navío.

El gobierno de Malta respondió de manera negativa, diciendo que el primer ministro Joseph Muscat había hablado con su homólogo italiano, Giuseppe Conte, y destacó que “al no recibir el barco en sus puertos Malta está actuando en total conformidad con sus obligaciones internacionales”.

Sophie Rahal, portavoz de la ONG, dijo a RFi que está “no es la primera vez que Malta rechaza esta demanda de recibir a barcos humanitarios con migrantes a bordo”, pero que es la primera vez que les ocurre a ellos. “El Aquarius era el único barco humanitario presente este fin de semana en el Mediterráneo central. Las personas rescatadas son oriundas en su mayoría de Sudán, Nigeria y África del Oeste también. La gente estaba muy cansada y deshidratada. Los barcos en los que estaban derivando estaban a punto de romperse. Tenemos comida y agua para uno o dos días, pero no vamos a poder esperar más tiempo”.

El entredicho entre Italia y Malta comenzó después de que supuestamente esta última se negara a ayudar al barco de rescate de migrantes Seefuchs, que estaba a la merced de violentos embates del mar con 126 migrantes a bordo hasta que finalmente se le permitió entrar en el puerto de Pozzallo, en Sicilia.

En el verano boreal de 2016 se registró un aumento de las muertes en el Mediterráneo en medio de la peor crisis migratoria que ha enfrentado Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

En diciembre los líderes europeos marcaron como fecha límite finales de junio para revisar las normas con el objetivo de crear un mecanismo permanente para gestionar el destino de los migrantes en caso de que se produzca una nueva emergencia.