Diario y Radio U Chile

Año X, 12 de diciembre de 2018

Escritorio

Kim y Trump: Norcorea se sienta en la misma mesa que Estados Unidos

La junta entre los presidentes se prestó para diversas interpretaciones, además de las jugadas políticas que están haciendo desde los dos sectores. En entrevista con Fernando Estenssoro, el académico de la Universidad de Santiago afirmó que acá hay un actor que está interesado por sobre los otros: China, que anhela una tranquilidad en la región para fortalecer su posición económica.

Nicolás Massai D.

  Martes 12 de junio 2018 18:04 hrs. 
trump_kim

En Singapur se vivió este 12 de junio, probablemente, una de las citas más contingentes en la política internacional de la actualidad, luego de que los presidentes de Estados Unidos y Corea del Norte suscribieran compromisos.

“El presidente Trump se comprometió a ofrecer garantías de seguridad a la República Democrática del Pueblo de Corea, y el presidente Kim Jong-un reafirmó su compromiso firme y decidido para completar la desnuclearización de la península coreana”, se pudo leer en el documento firmado por los dos mandatarios.

Precisamente el tema de la potencia nuclear de Corea del Norte, como principal preocupación de los Estados Unidos, fue el que abordó el director del Instituto de Estudios Avanzados de la Universidad de Santiago, Fernando Estenssoro, en conversación con Radio Universidad de Chile.

El académico afirmó que la conversación entre estas dos naciones fue convocada por el inmenso poderío de armamento que tiene el país dirigido por Kim. De hecho, Estenssoro explicó que la razón de Corea del Norte para desarrollar este tipo de armas se acrecentó al término de la Guerra Fría, con el final de la Unión Soviética y donde el problema era “cómo evitaban ser invadidos”.

En ese sentido, comentó que el desarrollo nuclear que ha tenido la nación oriental es el detalle principal que desestabiliza el escenario geopolítico. “Eso cambia automáticamente el problema estratégico a nivel regional e incluso global, porque fíjate quiénes son los que más presionaron para avanzar en este proceso de negociaciones, de ponerle cordura a las relaciones entre estos dos enemigos históricos: Corea del Sur, Japón, China y Estados Unidos, que no son precisamente aliados, tienen una relación de potencias rivales”, dijo.

Para el analista, la posesión de armas nucleares implica un menor control de los países hegemónicos por sobre los estados que no controlan el poder a nivel internacional, y en el caso de Kim, la tenencia de estos elementos “los puso en la primera división, y eso obligó a que tuviera al presidente más poderoso del planeta sentado junto a él”.

“Estamos viviendo una época histórica que se caracteriza, entre otras cosas, por el declive de la hegemonía de Estados Unidos, que fue la gran potencia que emerge luego de la Segunda Guerra Mundial. Era más del 50 por ciento del PIB mundial, era más que el 60 por ciento de la producción industrial mundial; o sea, por algo las Naciones Unidas se construyen en Nueva York. Es el mundo, y 60 o 70 años después, esta situación ha cambiado, está declinando su poder”, añadió.

Por lo demás, Fernando Estenssoro aportó su punto de vista sobre la figura de Kim Jong-un, a quien se le ha caracterizado como un político sin experiencia; sin embargo, “sus asesores son gente mayor, hay una cúpula de poder altamente profesional, centralizada; no es ningún sujeto irracional como el presidente del Filipinas, por ejemplo”.

El factor China

Las negociaciones y los buenos términos entre Estados Unidos y Corea del Norte también serían de especial importancia para el gigante de Asia, China, cuya economía exponencialmente con el paso de los años y que amenaza al país de Norteamérica a la hora de convertirse en la principal potencia del mundo.

“¿Quién hoy día es el que ha movido todos los hilos para que se produzca este encuentro?: China. Si la que quiere mantener la zona tranquila es China, porque necesita a su región lo más apaciguada posible, para poder seguir desarrollando todos los proyectos económicos y el propio proceso de fortalecimiento en el cual está”, expresó.

Por último, Fernando Estenssoro destacó este antecedente como fundamental en la negociación entre Donald Trump y Kim Jong-un, donde un buen resultado para China otro paso para perseguir la “supremacía económica” en todo el mundo, lo que podría suceder de aquí a 2020.