Diario y Radio U Chile

Año X, 20 de septiembre de 2018

Escritorio

OVO Chile reporta faltas de respeto y dignidad en atención de partos

Junto con ello, el estudio reveló cifras de la diferencia entre clínicas y hospitales. Por ello, se busca impulsar la ley de Parto Humanizado.

Diario Uchile

  Miércoles 27 de junio 2018 16:08 hrs. 
654435

La directora del Observatorio de Violencia Obstétrica (OVO Chile), Michelle Sadler, presentó los resultados de la primera encuesta sobre el nacimiento en Chile.

Este estudio tuvo como objetivo describir las experiencias de parto de mujeres en Chile entre 1970 y 2017, en base a 11.357 encuestas, de ellas, un 39,7 por ciento recurrieron a hospitales públicos, un 57,6 por ciento en clínicas privadas y un 2,7 por ciento a otras dependencias.

Respecto de otros puntos, la posición litotómica fue reportada en aproximadamente un 80 por ciento de los partos, y el contacto piel con piel fue inferior a 30 minutos, en una proporción similar tanto en hospitales como clínicas en el periodo 2014-2017, lo que muestra que las recomendaciones de que el parto suceda en posición libre y que el contacto piel con piel sea igual o mayor a 30 minutos no se han logrado instalar.

La mayor brecha entre hospitales y clínicas se da en cuanto al acompañamiento: en hospitales, tres de cada cinco experiencias de parto, las mujeres no contaron con un acompañante significativo en algún/ningún momento, mientras que en clínicas, esto ocurrió en una de cada 5 experiencias.

De esta manera, se concluyó que si bien la percepción de calidad del trato ha mejorado a través de los años, en una proporción importante de experiencias de parto (en especial en hospitales), se reportan faltas de respeto y de dignidad en la atención.

Por ello, se llamó a  la discusión en torno a lo que se considera calidad de la atención durante el nacimiento, y a poner urgencia a esta temática, apuntando que se necesita un abordaje que considere tanto las dimensiones de cuidado interpersonal, la calidad del trato entre profesionales de atención de salud y población usuaria, como aquellas estructurales que permiten que se perpetúe un modelo excesivamente intervencionista de atención del nacimiento.

En ese sentido, la diputada del Frente Amplio, Claudia Mix, planteó que hay dos proyectos anteriores que quedaron durmiendo en distintas instancias del parlamento, por ello, al reconocer estos números, se vio la necesidad de retomar y poner en la mesa este tema.

Además, se plantea la construcción de una normativa para no criminalizar a los trabajadores a la salud, ni a las matronas ni asistentes, y que busca  asegurar un derecho a la mujer tan importante en la vida.

Con esto, agregó la diputada, se muestra la necesidad de construir un parto para que sea acordado con la paciente en un ambiente saludable y amigable, tanto para la mujer, como a la familia.

El proyecto busca hacer un cambio estructural en la atención de salud en el ámbito de los partos que permita a pacientes y familiares un ambiente digno y respetuoso.

Sobre lo que nominaron la ley de Parto Humanizado, se pretende que esté lista en un mes.