Diario y Radio U Chile

Año X, 21 de noviembre de 2018

Escritorio

Gobierno busca regular nepotismo y conflictos de interés

La iniciativa legal considera también las situaciones en las que funcionarios que ostentaron cargos públicos pasen a formar parte de empresas privadas que, mientras ejercían la función pública, debieron fiscalizar o regular.

Claudia Carvajal G.

  Jueves 5 de julio 2018 15:59 hrs. 
A_UNO_962474-900x600

El presidente de la República, Sebastián Piñera, presentó un proyecto de ley que busca terminar con la corrupción y las malas prácticas en el sistema público, iniciativa que se enmarca en la denominada Agenda de Probidad.

En el salón Montt Varas de La Moneda, el Mandatario presentó la iniciativa en un acto que contó con la participación de varios ministros como el de Interior, Andrés Chadwick, Segpres, Gonzalo Blumel,y Hernán Larraín, titular de Justicia.

El punto principal del proyecto es la regulación del ingreso a la administración del Estado de parientes de autoridades, ya sea por relación sanguínea o legal. El jefe de Estado explicó que la agenda tendrá tres ejes fundamentales que además buscan prevenir los conflictos de interés: Una ley de Transparencia 2.0, una agenda antiabuso y anticorrupción, y una política de datos abiertos.

En su intervención, Sebastián Piñera afirmó que es necesaria una regulación respecto de los funcionarios públicos debido al rol que cumplen en el país. “Se debe trabajar por la calidad de las instituciones y políticas públicas, pero lamentablemente, el abuso y la incompetencia de algunos funcionarios públicos producen daños gigantescos en los países”.

En ese mismo sentido, Sebastián Piñera detalló el objetivo principal de la iniciativa de ley.

“Este proyecto va a enfrentar todos los problemas que hemos detectado en materia de probidad de imparcialidad y de competencia en la administración del Estado. Queremos desterrar la cultura  del amiguismo, del pituto, del operador político y restablecer en plenitud la cultura del funcionario público de verdad, honesto, comprometido, competente y dedicado al servicio de los demás y no al de sí mismo”.

El Presidente manifestó que esta ley de integridad pública busca principalmente la honestidad de los funcionarios públicos. ““La integridad pública es fundamental, por eso lo que queremos es funcionarios públicos que sean honestos, estén comprometidos y sean capaces, no queremos funcionarios públicos que lleguen a servirse a sí mismos en base a pitutos y que puedan ser operadores políticos dentro de la administración del Estado”.

Finalmente, manifestó que este es sólo el primer paso de la agenda, la que tendrá un grupo técnico conformado por la Secretaría General de la Presidencia, Ministerio de Justicia, Contraloría General de la República, Consejo de Defensa del Estado y Consejo para la Transparencia.