Diario y Radio U Chile

Año X, 22 de septiembre de 2018

Escritorio

Tomás Vial: Las demandas sociales también son derechos humanos

En conversación con Radio y Diario de la Universidad de Chile, el investigador del Centro de Derechos Humanos de la Universidad Diego Portales admitió que existe un sesgo por parte del Estado y un sector político que impide una real modernización del poder central, lo que también dificulta avanzar en soluciones para las personas.

Rodrigo Fuentes

  Martes 10 de julio 2018 19:05 hrs. 
IMG_9533

Recientemente fue presentado por el Presidente de la República, Sebastián Piñera, el Consejo Asesor para la Modernización del Estado. Iniciativa que se centrará, principalmente, en la simplificación de trámites junto con otras medidas adicionales.

Puesto el tema en agenda, es buena la oportunidad de discutir, poner los énfasis en materia de Derechos Humanos de las personas. Cuestión en que el Estado se ha comprometido frente a organismos internacionales, sin embargo, no siempre ha cumplido.

Para el abogado y profesor del Centro de Derechos Humanos de la Universidad Diego Portales, Tomás Vial, los mayores problemas en el país son las omisiones en materia de estándares de derechos de las personas, como un eficiente acceso a la salud, educación, vivienda, transporte, entre otras.

En entrevista con Radio y Diario de la Universidad de Chile, Vial indicó que los diferentes actores e instituciones ministeriales involucradas no tienen contemplado un enfoque en la materia.

El académico aseveró que es la oportunidad para que la administración pública adecue parámetros para que el sector público se relacione de una mejor manera con la ciudadanía.

Una modernización del Estado, precisó, requiere una revisión de nuestra institucionalidad para hacerla más eficiente, lo que implica -sostuvo- trabajar en un cambio cultural de la función pública.

El profesor del Centro de Derechos Humanos de la Universidad Diego Portales, aseveró que esto implica contar con funcionarios al servicio de las personas y promover y resguardar una participación realmente efectiva con la ciudadanía en sus distintos servicios.

“Tú no puedes desarrollar políticas públicas precisas si no sabes bien a quien estás afectando con tú acción u omisión. Debemos contar con información mucho más desagregada desde los distintos servicios, muchos de ellos no cuentan con eso. Debemos contar con un Estado que sea mucho más sensible a la participación ciudadana de verdad, eso implica voluntad política y revisar los mecanismos que existen. Capacitación fuerte en este tema, porque sin eso, simplemente los funcionarios no saben cuáles son los nuevos estándares que se deben aplicar. Finalmente, debe haber una planificación”, afirmó.

El profesor del Centro de Derechos Humanos de la Universidad Diego Portales, Tomás Vial, agregó que la transformación del Estado debe también ser parte del sector privado.

Precisó que las empresas deben modernizarse en temas como el medioambiente, no discriminación, igualdad en materia de género, entre otros aspectos, como lo hacen -indicó- muchas transnacionales que siguen estándares “inimaginables” en países desarrollados, pero que en el país solo se dedican a pagar las multas correspondientes.

“Es un problema de cultura y desarrollo, ya que uno podría decirles a las empresas, oiga usted, ¿tiene una política de inclusión, de igualdad en paridad de género? La mayoría diría, usted me está hablando en chino. Bueno, un Estado moderno, una sociedad mejor organizada debe tomar esos parámetros. Esto lo hacen las empresas canadienses, suecas, que están obligadas a seguir estándares inimaginables para Chile. La inclusión, los derechos a la no discriminación son, en cambio, inconcebibles para la cultura empresarial chilena”, subrayó.

El jurista Tomás Vial admitió que existe un cierto sesgo del Estado, de un sector político y de algunos medios de comunicación, donde el tema de Derechos Humanos sigue encasillado en el pasado, lo que ha provocado la dificultad de avanzar en reivindicaciones sociales.

Precisó que asumir estándares y criterios generalizados en la materia, permitiría que el Estado fuese mucho más eficiente para la gente.

“Tenemos una separación en Derechos Humanos que tiene que ver con el pasado, y lo que hoy día hablamos tiene que ver con reivindicaciones sociales, demandas, y eso es, desde el punto de vista jurídico conceptual, un error grave. Desde el punto de vista de tratados internacionales, Derechos Humanos significa derecho de los niños, derechos de las personas con discapacidad, de los adultos mayores, esto no es un invento, son normas que tenemos incorporadas en el país, por lo que ahí tenemos criterios, estándares que permitirían que nuestro Estado funcionara de forma mucho más adecuada para las personas”, argumentó.

El profesor del Centro de Derechos Humanos de la Universidad Diego Portales, Tomás Vial, se refirió finalmente a los informes anuales que realizan distintas instituciones sobre la situación de los Derechos Humanos en Chile.

Precisó que los estudios se vuelven incómodos para las autoridades políticas y cierto sector de la élite, quienes prefieren silenciarse y no reaccionar.