Diario y Radio U Chile

Año X, 19 de diciembre de 2018

Escritorio

Agradecimiento 69

Adriana Fernández Cartas al Director |

  Miércoles 11 de julio 2018 18:30 hrs. 

Señor Director:

Gracias a Ud., Juan Pablo Cárdenas, por esa solidaria, valiente, formidable obra periodística comprometida con la verdad y la justicia, a la que ha dedicado su gran talento, su tiempo y su energía, la mayor parte de su vida.  Con la que nos acompañó a tantos en los aciagos años de la Dictadura, dentro y fuera del país.

Su trabajo de los últimos 19 años en la Extensión de la Universidad de Chile por su visión, su capacidad de implementarla, sus medios y redes, y sus contenidos ha sido de un valor incalculable para un país de inmensos desafíos e inequidades culturales.  Inequidades, con especial mención a la ausencia de pensamiento crítico en la educación, en la informacion de los medios, y en el desarrollo de las artes.  En la Radio, El Diario, la Sala Master, Radio TV y Ediciones, Ud. deja una estructura organizada y una trayectoria donde los periodistas de las nuevas generaciones y todos los otros trabajadores y diversos participantes de lo colectivo, como son los artistas, académicos, escritores, pueden poner los pies firmemente y desarrollar su propia obra, según la visión del presente y el futuro que construyan en esa casa común.  Ud. se jubila, precisamente, en un momento de transición cultural muy significativo en el país.  Donde Ud. mismo ha sido un gestor de esos cambios, con su consciente, fuerte, apoyo a los movimientos sociales, como lo fue el fulgurante movimiento estudiantil del 2011.

Valoro su agradecimiento a todos quienes han trabajado y colaborado en “la radio de la Universidad de Chile,” incluyendo a sus audiencias.  Porque si hay una forma de mirar lo que Ud. ha hecho es siempre en referencia a lo colectivo, al gran colectivo del país.  A su conciencia de país.  Y esto se da en el espacio comunitario de los trabajadores de La Radio en su conexión con los cientos de miles de personas que anónimamente, por años, hemos estado escuchando y/o  leyendo y viendo sus producciones.

Le deseo la buenaventura en su nueva etapa. ¡Que goce mucho de lo que quiere seguir escribiendo y leyendo.  Del contacto con la tierra, con las plantas y con la música, y especialmente, de su familia.