Diario y Radio U Chile

Año X, 22 de julio de 2018

Escritorio

Máximo histórico de matriculas en educación superior

Así lo dio a conocer a través de un informe, el presidente del Consejo Nacional de Acreditación, Pedro Montt, quien indicó que, a los recién matriculados, se sumaron los que trabajan y quieren volver a estudiar, además de los extranjeros que se inscribieron en las entidades del país.

Rodrigo Fuentes

  Miércoles 11 de julio 2018 19:30 hrs. 
f140944-1-h

 

Este miércoles, el Consejo Nacional de Educación (CNE) dio a conocer las principales tendencias de la matrícula de pregrado en educación superior del 2018.

Entre los puntos más relevantes se encuentra el máximo histórico en el número de estudiantes matriculados en las 132 instituciones adscritas: 1.176.9151  alumnos, 1,1 por ciento más que en 2017, revirtiendo, de esta forma, la disminución observada en el período anterior.

Según los datos dados a conocer por el CNE, el incremento de la matrícula total se debió al aumento de 2,1 por ciento en universidades y en una menor medida a Centros de Formación Técnica (CFT) e Institutos Profesionales (IP) que presentó una disminución de 0,4 por ciento.

Para el presidente del Consejo Nacional de Educación (CNE), Pedro Montt, se llegó a un punto donde la educación superior se masificó. Para esto -precisó- aportaron los extranjeros matriculados y, en mayor medida, las personas que sobre los 25 años ingresaron a estudiar alguna carrera. Montt indicó que este último punto aportó en más de un tercio del total de inscritos.

“Tenemos una gran cobertura, se masificó la educación superior en Chile, además esto contrasta con la caída en la tasa de natalidad según el INE. Lo que aportó a este número fue la llamada matrícula no tradicional, gente mayor que busca certificar estudios o aquella persona que se puso a trabajar y quiso volver a estudiar, lo que representa un tercio del total, aparte de los extranjeros inscritos que incidieron, pero en un menor número”, afirmó.

El informe también dio cuenta del aumento de universidades, Institutos Profesionales y Centros de Formación Técnica que en todo el país están en proceso de cierre. Mientras que en 2017 fueron dos las instituciones que clausuraron, este 2018 son cinco las entidades que “bajarán la cortina”.

Aunque el presidente del CNE, Pedro Montt, minimizó la cifra, indicó que el Consejo está realizando una pauta de análisis con indicadores de riesgo, con el fin de anticiparse a posibles cierres y no actuar cuando ya la universidad, CFT o IP haya anunciado su fin.

“Las que están en proceso de cierre, las que no tienen ingreso de matrícula de primer año son 9, que se vienen acumulando de años anteriores. Este número está dentro de lo histórico normal. La institución aspiró a la autonomía, estaba en proceso de licenciamiento a cargo del Consejo, no se le aceptó, y eso significó la pérdida del reconocimiento oficial. Se incluyen también en esto los CFT e IP, donde muchos cierres son voluntarios y ordenados, como La Araucana, también existen otros ejemplos, debido a los problemas que son conocidos, como la Universidad Arcis o la Iberoamericana”, argumentó.

El informe del CNE da cuenta también de la brecha por sexo. Desde el 2009 se observó que la participación de mujeres en educación superior es mayor a la de los hombres. En este 2018 corresponden a un 53 por ciento de la matricula total, casi 70 mil a favor de las mujeres, siendo Educación Parvularia, Educación Diferencial, Obstetricia y Psicopedagogía las más demandadas por el género.

El aumento de las preferencias en estas carreras se relaciona también con el incremento en las profesiones relacionadas al área pedagogía. Mientras que entre los años 2011 a 2017 se constató una baja en las inscripciones, el año 2018 se volvió a observar un crecimiento de casi 78 mil estudiantes.

Al respecto, el presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, indicó que los indicadores se condicen con el aumento de las exigencias de calidad para las instituciones de educación superior, además de la ampliación de requisitos para aquellas personas que quieran ingresar a los programas de pedagogía.

“Pasamos de no tener exigencia de puntaje alguno en 2011, programas totalmente descontrolados donde significó el aumento de la cesantía por ciertas carreras saturadas, a esta situación donde se exige un puntaje mayor para el ingreso y exigencias a las instituciones. Por tanto, yo creo que esta cifra no debiera variar mucho a futuro, no volver a números como en 2011, donde la situación estaba completamente desregulada”, subrayó.

Para el presidente del CNE, Pedro Montt, el aumento en las cifras de matrículas este 2018 significan un relativo tope, que no es bueno ni malo, ya que según la autoridad, se abre un nuevo proceso de análisis respecto a los desafíos de la masificada educación superior versus su adecuación al sistema productivo del país.