Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 15 de junio de 2024


Escritorio

Fiscalía pide dos cadenas perpetuas y 83 años para María del Pilar Pérez

Editora Diario Electrónico

  Miércoles 16 de septiembre 2009 10:19 hrs. 
Radio-Uchile

Compartir en

Un total de 83 años de cárcel, en los que se incluyen dos penas perpetuas, arriesga María del Pilar Pérez, sindicada como la autora mediata de los crímenes del joven Diego Schmidt-Hebbel, de su ex esposo, Francisco Zamorano, y la pareja de este, Héctor Arévalo, en Providencia.

El titular de la Fiscalía Metropolitana Oriente, Carlos Gajardo, presentó este martes la acusación judicial a diez meses de iniciada la investigación, luego de la muerte del primero en manos de José Ruz, considerado el “sicario” de la mujer apodada por sus vecinos como "La Quintrala".

El Ministerio Público pidió la misma pena de dos presidios perpetuos para este último, formalizado como el autor material de los asesinatos en ambos casos y contra el que pesa como agravantes el actuar bajo promesa y la alevosía.

Carlos Gajardo detalló que los procesamientos son “los delitos de parricidio y homicidio calificado ocurrido el día 23 de abril del año 2008 y robo con homicidio consumado en la persona de Diego Schmidt Hebbel y frustrado en contra de otro grupo de personas ocurrido el día 4 de noviembre del año 2008”.

En el caso de la mujer, se consideran 83 años de cárcel porque, además de las dos penas de perpetuas por 40 años cada una, se piden 3 años y un día de presidio por el intento de asesinato de su nuera Monserrat Hernando, en otro incidente cuando la empujó por una escalera.

María Pilar Pérez fue formalizada como autora mediata del crimen del economista Diego Schmidt-Hebbel, pololo de su sobrina Belén Molina, registrado en el acceso de la casa de su cuñado Agustín Molina en la calle Seminario, a pasos de avenida Rancagua.

En este caso, contra José Ruz pesan las pericias médico-legistas que habrían logrado establecer que el joven economista presentaba una herida cortopunzante, la cual pudo habérsela propinado el llamado "sicario" al momento del forcejeo donde recibió un disparo que terminó con su vida.

Además la Fiscalía imputó a "la Quintrala", el mismo ilícito en el caso de su ex esposo Francisco Zamorano, y su pareja Héctor Arévalo en la casa que estos habitaban en la calle José Manuel Infante.

Síguenos en