Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 14 de junio de 2024


Escritorio

En respuesta a Lula da Silva

Micheletti condiciona respeto por embajada brasileña a cumplimiento de peticiones

Luego de que el Presidente brasileño declarara que espera respeto de parte de las autoridades hondureñas hacia la sede diplomática de su país, el mandatario de facto de Honduras, Roberto Micheletti,  prometió que esto sería así siempre y cuando Brasil le diera asilo a Zelaya o lo entregara.

Daniela Ruiz

  Miércoles 23 de septiembre 2009 0:29 hrs. 
Radio-Uchile

Compartir en

Luego de que el Presidente brasileño declarara que espera respeto de parte de las autoridades hondureñas hacia la sede diplomática de su país, el mandatario de facto de Honduras, Roberto Micheletti,  prometió que esto sería así siempre y cuando Brasil le diera asilo a Zelaya o lo entregara.

Las palabras del Presidente Luiz Inácio da Silva en Nueva York, donde se encuentra para asistir a la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), fueron claras y duras: “espero que los golpistas no entren a la embajada”. La respuesta del Presidente Roberto Micheletti no se hizo esperar: "Le digo públicamente al Presidente Lula da Silva: nosotros vamos a respetar su sede, porque esa es tierra del Brasil y la vamos a respetar, siempre y cuando ellos contesten a nuestras peticiones".

Las peticiones fueron expresas en relación a la condición del depuesto mandatario hondureño. “Ese señor Zelaya tiene procesos incoados aquí en Honduras y lo conveniente sería: o le dan asilo ellos en su país o lo entregan a las autoridades", declaró Micheletti en la Casa Presidencial.

El Presidente de facto también destacó el hecho de que Lula le haya pedido a Zelaya no dar razones para que la sede diplomática carioca fuera invadida por las fuerzas de seguridad hondureña para detenerlo, luego del violento desalojo de sus adherentes ocurrido hoy en las inmediaciones de la embajada. "Es lo correcto, que (Lula) haya hecho el llamado" a Zelaya, porque "está asilado en una de sus embajadas y es lo correcto que no siga provocando más a la población ni siga incitando a la violencia desde una casa de un país hermano", manifestó.

El viceministro hondureño de Seguridad, Mario Perdomo, ha reiterado a la prensa que siguen vigentes las órdenes de captura contra Zelaya bajo acusaciones de varios delitos políticos y comunes.

En tanto, además de sus declaraciones sobre la seguridad de su sede de representación, el Presidente Lula informó que se había comunicado telefónicamente esta mañana con Zelaya para asegurarle protección dentro de la embajada de su país, donde ayer el derrocado mandatario se refugió por sorpresa.

Zelaya regresó el lunes a Honduras, en una imprevista jugada secreta, luego que un golpe de Estado lo expulsara del país el 28 de junio pasado.

Síguenos en