Diario y Radio U Chile

Año XII, 23 de enero de 2020

Escritorio MENÚ

Foro de Competitividad de las Américas

Bachelet insiste en “mejor Estado y mejor mercado”

La mandataria enfatizó que sólo bajo liderazgos fuertes y logros concretos se puede aumentar la competitividad en la región. En tanto, empresarios nacionales señalaron la necesidad de terminar con la excesiva burocracia para acelerar la concreción de proyectos, mientras los trabajadores aseguran que las declaraciones de Bachelet  no serán más que "un saludo a la bandera".

Francisco Mardones

  Martes 29 de septiembre 2009 2:13 hrs. 

En el marco del tercer foro de Competitividad de las Américas que se realiza en nuestro país, la mandataria enfatizó que solo bajo liderazgos fuertes y logros concretos se puede aumentar la competitividad en la región. En tanto, empresarios nacionales señalaron la necesidad de terminar con la excesiva burocracia para acelerar la concreción de proyectos.

En el tercer Foro de Competitividad de las Américas, la Presidenta Michelle Bachelet reiteró los dichos expresados el fin de semana durante la segunda Cumbre América del Sur – África, celebrada en Isla Margarita.

Esta vez, desde nuestra capital la mandataria realizó un llamado a los países a trabajar para aumentar la competitividad de la región, pues señaló que nuestra principal necesidad es tener liderazgos políticos fuertes y conseguir logros concretos en materia de desarme, medioambiente e inequidad entre otros temas.

En relación a la economía, Bachelet indicó que la libre competencia debe ser sin abusos y con reglas claras, a la vez que destacó que la crisis económica ya comienza a dar las primeras luces de quedar atrás, pero reiteró que si no tuvo peores consecuencias para los países fue por el buen manejo de los Estados.

“Ha habido crisis de liderazgo, crisis de la política y por eso es que hemos estado insistiendo tan fuertemente en la necesidad de contar con liderazgos fuertes, de que la política vuelva a tener un elemento central de ‘lo político’ en argumento central y, como he dicho siempre,  y es lo que la crisis nos enseña, es que necesitamos mejor Estado y mejor mercado. Y para que la libre competencia sea posible y sea real, hay que poner coto a los abusos, implica normas claras y reglas legales claras, la falta de regulación se paga muy caro y lo hemos vivido”, enfatizó.

La Jefa de Estado además, indicó que “no hay espacios para supersticiones, pues no existe ninguna mano invisible que esté poniendo orden a la actividad económica” y manifestó que es tiempo de que se recupere el ritmo de crecimiento de antes de la crisis, con la generación de más puestos de empleo.

Alfredo Ovalle, presidente de la Sociedad Nacional de Minería, señaló que si bien Chile saldrá de la crisis antes que otros países, es importante terminar con las dificultades que actualmente traban algunas grandes inversiones.

“Disipando, tratando de eliminar todas las dificultades que hay para poder hacer las inversiones, sobre todo las grandes inversiones. Si bien el gobierno ha tratado, por el momento no hemos conseguido la ‘ventanilla única’ para que todas las autorizaciones, los permisos ambientales, los permisos sanitarios, etc. se den con la mayor velocidad posible. Terminando con la burocracia se es más competitivo”, subrayó.

El ministro de Economía, Hugo Lavados, respondió a los emplazamientos y concordó que para el desarrollo de la competitividad es importante tener un sector público más eficientes, pero también subrayó que se trata de desafíos que deben afrontar junto con el sector privado.

“La instrucción que hemos recibido es que proyectos de distinto tamaño, y hemos andado en regiones por eso, deben ser rápidamente corregidas situaciones, cuando hay un exceso de problemas de burocracia o hay demora más allá de lo razonable en el sector público, por eso enfaticé también hoy en la mañana como un tema de competitividad la eficacia y eficiencia del sector público”, concluyó.

En cuanto al futuro de los proyectos mineros, manifestó que el panorama se esclarecerá una vez que se estabilicen los precios de los metales y se reactivarán solos.

Reacciones

Las palabras de la Presidenta Michelle Bachelet en la II Cumbre América del Sur – África sobre el rol del Estado y la experiencia sacada de la crisis económica internacional, siguen generando reacciones en el ambiente económico.

Según señaló la Mandataria, esta crisis marca el fin del paradigma neoliberal, el fin de los que creen que el mundo es un mercado que se autorregula y que el Estado es un mal necesario que debe ser minimizado e ignorado al máximo.

La Jefa de Estado  apuntó además que "la crisis ha sido detenida y la recuperación que hasta ahora empezamos a ver, ha sido no gracias al mercado supuestamente autorregulado, sino gracias al estímulo fiscal de los gobiernos”.

Una opinión muy distinta tiene el analista de BanChile Inversiones, Rodrigo Aravena, quien señaló que pese al desplome financiero y al alza de la desocupación, el modelo de economía de libre mercado no sufrirá mayores transformaciones.

“No vemos un cambio de modelo económico, en términos del rol del Estado, del comercio internacional ni mucho menos, pero sí  un aspecto regulatorio  mucho más fuerte en los países desarrollados, que fue donde ocurrió el gran problema de la crisis. Es muy probable que veamos una forma más eficiente de regular el mercado, veamos autoridades que sean más duras  en términos de regulación, pero no cambios grandes en cuanto al rol de comercio internacional, del FMI (Fondo Monetario Internacional), que ahí sí estaríamos hablando de palabras mayores”, aclaró.

Para los trabajadores, las propuestas de la mandataria son sólo buenas intenciones, pues los hechos apuntan a un apoyo al empresariado, como ya pasó en el comienzo de la crisis económica mundial, como lo dijo la vicepresidenta de la CUT, Silvia Aguilar.

"Este es un saludo a la bandera, porque los empresarios aún no cumplen el tema del pro empleo, donde la gente vaya a capacitarse y no pierda su trabajo, hasta el minuto eso no ha dado ningún resultado positivo para los trabajadores. Menos podemos esperar a que la Presidenta hago algo, porque es simplemente un llamado para que la gente escuche. No creo que los empresaros le hagan caso, lo mismo que hace un  tiempo atrás cuando dijo les dijo que no despieran y no terminó ni la última palabra y empzaron los despidos masivos, por lo tanto, para nosotrosno es creíble", enfatizó.