Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 28 de mayo de 2024


Escritorio

El futuro de Marco Enríquez Ominami

Rápidamente el ex candidato presidencial dio vuelta la página y comenzó a estructurar los planteamientos de un nuevo movimiento político, que tendrá como base las propuestas expresadas durante su candidatura y que liderará con miras a los próximos años.

Francisco Mardones

  Martes 15 de diciembre 2009 1:58 hrs. 
Radio-Uchile

Compartir en

Lejos de sentir que el veinte por ciento obtenido en las elecciones fue una derrota, en el comando de Marco Enríquez Ominami coincidieron en que los esfuerzos electorales se concentraron en potenciar la imagen del presidenciable como líder de un nuevo movimiento político.

Y como el tiempo es oro, el ex candidato presidencial ya dio vuelta la página y anunció una gira por el país, que comenzará mañana y cuyo primer destino será la zona norte. La idea es socializar entre la ciudadanía la necesidad de ejecutar las reformas que planteó durante su candidatura.

En ese sentido, Enríquez Ominami insistió en algunas de sus propuestas que no fueron recogidas por los otros abanderados, destacando su diferencia con la perspectiva económica que él tiene sobre el país.

“Hay una economía concentrada, a lo cual no se ha referido ni Piñera ni Frei con la profundidad que se ha requerido”, señaló.

Pero ningún líder se puede erigir sin una base que lo sustente. Por lo mismo, sus asesores no desconocieron sus malos resultados parlamentarios, donde no obtuvieron ningún escaño, y las principales autocríticas apuntaron a que no supieron competir en las circunscripciones y distritos clave.

El senador Carlos Ominami, quien perdió  en la Quinta Región Cordillera, lamentó su derrota y manifestó su confianza en que el futuro es positivo, pese a que reiteró que no buscarán acuerdos políticos con ningún sector, reafirmando así, las palabras del mismo ex candidato.

“Creo que se está haciendo algo grande en este país, que significa construir historia y me siento orgulloso de ello. No hay que ofrecer puesto ni prebendas, sino escuchar nuestras demandas”, insistió.

Opinión que fue compartida por la dirigenta del partido ecologista, Sara Larraín, quien manifestó que si bien los resultados parlamentarios fueron malos, la idea es potenciar el crecimiento de este nuevo movimiento, a través de un conjunto de organizaciones que construyan un nuevo proyecto político.

“Si no tenemos un Chile más justo, una educación pública como corresponde, no hay nada que negociar. Este voto no es endosable porque los dos programas de gobierno de los candidatos que pasaron a segunda vuelta no nos identifican”, sentenció la ambientalista.

Respecto del numeroso grupo de socialistas que apoyaron activamente la campaña presidencial de Enríquez Ominami, su futuro se definirá en las próximas semanas.

Osvaldo Torres, miembro de la Coordinación Nacional de Socialistas por Marco Enríquez, señaló que la idea es convencer al resto de sus correligionarios que están desencantados con la actual administración de Camilo Escalona a unirse al nuevo proyecto.

“Los resultados electorales de nuestro partido demuestran la equívoca conducción que se asumió y que la gestión de los acuerdos que hicieron se vieron derrotados por el propio electorado. Esperamos que los militantes que aún quedan en el Partido Socialista se den cuenta del mal manejo que tuvo la colectividad y de la responsabilidad que les cabe si la derecha ocupa el gobierno”, afirmó Torres.

Junto a ellos, un grupo importante de Radicales y PPD están en la misma situación, evaluando una eventual salida de la Concertación para unirse al proyecto político que recién está empezando a tomar forma.

Síguenos en