Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 27 de mayo de 2024


Escritorio

Candidatos se abren ahora a reforma tributaria de MEO

Si bien la semana pasada fue la cacería de figuras ligadas a Marco Enríquez- Ominami, ahora fueron sus ideas las que dominaron los esfuerzos de los abanderados presidenciales para seducir a sus votantes.  Eduardo Frei accedió a implementar una reforma tributaria, idea base del programa del ex candidato independiente, mientras que Sebastián Piñera indicó que lo evaluaría de no cumplirse sus metas de crecimiento económico.

Sebastián Silva

  Martes 22 de diciembre 2009 21:36 hrs. 
Radio-Uchile

Compartir en

Si bien la semana pasada fue la cacería de figuras ligadas a Marco Enríquez- Ominami, ahora fueron sus ideas las que dominaron los esfuerzos de los abanderados presidenciales para seducir a sus votantes.

El candidato independiente impulsaba como una de sus ideas más importantes una reforma tributaria, que sería la base de financiamiento de varias iniciativas de su programa de gobierno.

La idea fue rechazada y cuestionada durante la campaña por la primera vuelta.  Sin embargo, ahora, se transformó en el centro de la nueva etapa de la carrera a La Moneda.

El candidato presidencial de la Concertación, Eduardo Frei  dijo en la etapa electoral anterior que no “era oportuno” hacer tal modificación. Sin embargo, ayer anunció que una de sus primeras medidas será llamar a un consejo para la reforma tributaria, afirmando que su cambio de postura obedece, entre otras cosas, a la votación del pasado 13 de diciembre.

“Inmediatamente asumido el gobierno vamos a convocar a una comisión presidencial para una reforma tributaria, que permita aumentar los niveles de recaudación para ampliar la protección social, lograr mayores niveles de equidad, en especial, para la clase media y eficiencia tributaria para incentivar el emprendimiento. En nuestras propuestas teníamos un programa de desarrollo para los cuatro años de administración, dada la votación del 13 de enero, hay que adelantarlo y para ello necesitamos los recursos necesarios”, aseveró el presidenciable oficialista.

Entre otras medidas están además la modificación del royalty a la minería para duplicar su recaudación a las arcas fiscales.

Pieza clave de este giro en las propuestas de Eduardo Frei fue el economista Luis Eduardo Escobar, quien colaboró en la campaña de Marco Enríquez-Ominami.

El experto, que fue presentado como un nuevo nombre en el equipo concertacionista, afirmó que la apertura a la reforma tributaria es el mejor gesto para explicar la nueva etapa de campaña.

“Mi incorporación a este esfuerzo es el reflejo evidente de lo que expresó Eduardo Frei en el sentido de que está dispuesto a escuchar lo que dice la gente y la necesidad de acelerar las propuestas que ellos habían hecho y que eran muy coincidentes en muchos aspectos con nosotros. Había un problema de desfase en el tiempo que se decidió abordar ahora”, precisó Escobar.

Esta decisión programática del oficialismo fue criticada por la presidenta de la comisión de Hacienda del Senado, la UDI Evelyn Matthei, advirtiendo que “el problema de la campaña de contendora son sus “zigzag”, y agregó que el aumento de impuestos ya no es una medida progresista.

“Hay que definir bien al progresismo. Es preocuparse por la gente de escasos recursos y de clase media. Es esforzarse para que haya mayor equidad social. No sé si aumentar el IVA o los impuestos a la pequeña y mediana empresa se pueda graficar como tal”, inquirió la parlamentaria.

Pero a pesar de los cuestionamientos de la senadora UDI, el comando de Sebastián Piñera también se abrió a estudiar una modificación al sistema tributario.  Eso sí, sólo de ser necesario si no se cumplieran sus metas de crecimiento económico.

“El objetivo es lograr las tareas que nos propusimos como gobierno: derrotar la delincuencia, la pobreza, el desempleo, mejorar la salud y la educación y poner de pie la agricultura. Ese programa tiene un costo aproximado de 20 mil millones de dólares a lo largo de los cuatro años y para financiarlo tenemos cuatro mecanismos, que incluyen el crecimiento económico, el control de la evasión, el mejor uso de los recursos públicos evitando corrupción, despilfarro e incompetencia y si fuera necesario recurrir a una reforma tributaria lo vamos a hacer, sin aumentar impuestos a las PYMES ni a las personas”, aseguró el empresario.

En otras materias, Piñera se comprometió también a impulsar el voto de los chilenos en el exterior, aunque con la salvedad de que se trate de personas que tengan un vínculo con el país, es decir, no es abierto para todos los residentes en el extranjero estableciendo así una diferencia entre emigrantes.

Síguenos en