Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 18 de abril de 2024


Escritorio

Encuesta Laboral devela enorme flexibilización del trabajo

Durante la crisis el desempleo fue menor en relación con el anterior. Según la Dirección del Trabajo,  esto se explicaría por creciente  precarización de las condiciones laborales en el país.
 

Juan Pablo Palacios

  Viernes 8 de enero 2010 18:54 hrs. 
Radio-Uchile

Compartir en

Durante la crisis el desempleo fue menor en relación con el anterior. Según la Dirección del Trabajo,  esto se explicaría por creciente  precarización de las condiciones laborales en el país.
 

Un preocupante panorama reveló la última Encuesta Laboral de la Dirección del Trabajo sobre las condiciones contractuales que tienen los empleados a nivel nacional.
 
Si bien, en la reciente coyuntura económica la tasa de despido fue menor a la observada durante la crisis asiática,  el muestreo correspondiente al año 2008 puso la alerta sobre el alto nivel de flexibilidad que tiene el sistema de relaciones laborales, señalando que para enfrentar la última debacle financiera se privilegió el ajuste de las condiciones de empleo.
 
El estudio indica que durante los meses de inicio a la crisis global sólo el siete por ciento de las terminaciones de contrato laboral dieron derecho a recibir indemnización. Asimismo, este período reflejó uno de los más bajos niveles de remuneraciones, en el que un 54,8 por ciento de los trabajadores tuvo una renta liquida que no superó los 260 mil pesos.
 
Por otra parte, sólo el cinco por ciento de las empresas que operan en Chile posee un sindicato activo y el 54,1 por ciento de estas organizaciones se concentra en las grandes compañías.
 
En este sentido la ministra del Trabajo, Claudia Serrano, dijo que estos datos confirman que las empresas chilenas ya operan con elevados niveles de flexibilización en contrato, salario y jornada laboral.
 
“La flexibilidad de este mercado no tiene que ver con la decisión de los trabajadores sino con las de los empleadores. Esto no es interpretación, aquí están los datos duros que así lo indican. En el 70 por ciento de los casos, el término de un contrato viene de parte de la compañía”, afirmó la autoridad.
 
En el 2008 el porcentaje de despidos llegó a 20,4 por ciento, mientras que en la anterior crisis económica las empresas optaron por finiquitar a más del treinta por ciento de la fuerza de trabajo. Según el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, Arturo Martínez, este menor ajuste se debió a la precarización del empleo y la disminución de las demandas laborales.
 
“La crisis fue enfrentada con menos desempleo porque las empresas ajustaron los derechos de los trabajadores para enfrentar esta coyuntura. La tasa del desempleo no creció en relación con el periodo de la crisis asiática, periodo en el que se aprovechó de mantener a raya a los trabajadores con sus peticiones”, sentenció el dirigente.
 
La Encuesta Laboral develó también que la mitad de los contratos de duración indefinida no dura más de tres años y uno de cada cinco termina durante el primer año de vigencia.
 
En este escenario, el presidente de la Sociedad de Fomento Fabril, Andrés Concha, aseguró que para lograr un mercado laboral adecuado, es primordial reemplazar la indemnización por años de servicio por un cuantioso seguro de desempleo.
 
“Ya sea con trabajadores a plazo fijo, contratados por obra o faena o por renuncias voluntarias, las indemnizaciones no van a parar a los bolsillos de la gente que está perdiendo el empleo. Eso nos obliga a concentrarnos en buscar mecanismos para que efectivamente eso ocurra”, afirmó el empresario. 
 
El sondeo concluye que la desigualdad salarial se ve con más fuerza en las grandes empresas, donde un 30,8 por ciento de los trabajadores gana menos de 238 mil pesos brutos. Mientras un 4,2 por ciento e los empleados gana más de un millón 900 mil pesos. 

Síguenos en