Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 25 de junio de 2024


Escritorio
A pesar que  la ley que permite la distribución gratuita del anticonceptivo de emergencia se promulgó el 28 de enero, Radio  Universidad de Chile pudo constar que, en al menos tres establecimientos de salud, además de no contar con el medicamento, los funcionarios desconocen la normativa legal.

" /> A pesar que  la ley que permite la distribución gratuita del anticonceptivo de emergencia se promulgó el 28 de enero, Radio  Universidad de Chile pudo constar que, en al menos tres establecimientos de salud, además de no contar con el medicamento, los funcionarios desconocen la normativa legal.

" />

Servicios públicos de salud no cuentan con la “píldora del día después”

A pesar que  la ley que permite la distribución gratuita del anticonceptivo de emergencia se promulgó el 28 de enero, Radio  Universidad de Chile pudo constar que, en al menos tres establecimientos de salud, además de no contar con el medicamento, los funcionarios desconocen la normativa legal.

Ninoska Leiva

  Viernes 5 de febrero 2010 18:51 hrs. 
Radio-Uchile

Compartir en

A pesar que  la ley que permite la distribución gratuita del anticonceptivo de emergencia se promulgó el 28 de enero, Radio  Universidad de Chile pudo constar que, en al menos tres establecimientos de salud, además de no contar con el medicamento, los funcionarios desconocen la normativa legal.

A más de una semana de la promulgación de la ley que permite la entrega gratuita de “la píldora del día después” en los centros de salud, son justamente los servicios públicos como consultorios y urgencias los que, generalmente, no la tienen..

Así se puede comprobar al menos en tres centros hospitalarios de la Región Metropolitana como la Posta Central de la comuna de Santiago, el consultorio Rosita Renard de Ñuñoa y el consultorio Los Nogales de Estación Central.

La ley 20.418, que entró en vigencia el pasado 28 de enero, es explícita y  fija normas sobre información, orientación y prestaciones en materia de regulación de fertilidad, incluyendo la entrega del anticonceptivo de emergencia en  todos los consultorios y centros de salud del país de manera gratuita.

Sin embargo, al requerir una dosis de “la píldora del día después” una funcionaria de la Posta Central aseguró  que “no ha llegado porque esta agotada”, informando que el reciento, además, no cuenta con un ginecólogo permanente, por lo que aconseja asistir a otro recinto hospitalario o ir directamente al Servicio Médico Legal .

En tanto, en los restantes consultorios citados, Rosita Renard y Los Nogales,  la respuesta fue aún más alarmante, pues los funcionarios desconocían la promulgación de la normativa y aseguraron que su distribución iba en contra de la ley: “ “no se puede entregar la píldora porque es ilegal. Si fuera ley nosotros al tendríamos…pero eso no es así.

Ante este escenario, el doctor y miembro del Centro de Medicina Reproductiva del Adolescente de la Universidad de Chile, Ramiro Molina, aseguró la falta del anticonceptivo de emergencia es responsabilidad de una grave deficiencia en el sector público, pues el medicamento se encuentra disponible en la Central Nacional de Abastecimiento (Cenabast).
 
“Es una deficiencia fundamentalmente de la gestión y del sistema. Yo sé que existen suficiente cantidad de píldoras en el sistema público en la Central de Abastecimientos. Creo que es importante hacerlo notar, porque no se han preocupado de tenerla en su poder, porque prácticamente está en todas las farmacias. Todas las farmacias tienen la obligación de tenerlo, no es cuestión de que quieran o no quieran. Es una cuestión de deficiencia interna, una deficiencia del sistema, porque las píldoras existen”, denunció Molina.

Efectivamente, Cenabast reactivó la compra de la píldora del día después, adquiriendo 16 mil dosis adicionales, con la idea de actualizar este stock. No obstante, se constató que en tres importantes centros de salud capitalinos el fármaco no se encuentra, por lo que no es difícil imaginar lo que ocurre en las demás regiones del país.

Aunque faltan pocos días  para que asuma el gobierno una coalición que históricamente ha estado en contra de la entrega de métodos anticonceptivos a la población más vulnerable, según el doctor Molina la administración deberá cumplir igualmente la  disposición legal.

“Creo que desde un punto de vista legal, de lo que es ético, de lo que es correcto y lo que se debe cumplir. Esto es una ley hoy y da lo mismo el gobierno que exista, esta es una obligación de Estado, no un capricho  del gobierno de turno”, aseguró Molina.

Por otra parte, tal como lo señaló el doctor Ramiro Molina, es importante destacar que la píldora del día después sí está disponible en todas las farmacias del país, las que la distribuyen sólo con receta retenida y a un costo de entre los seis mil y 15 mil pesos, lo que deja en evidencia, una vez más,  las marcadas diferencias entre quienes pueden pagar por una consulta médica y comprar el fármaco y entre quienes sólo dependen de la buena gestión pública.

Síguenos en